Mejorará nota de México si crece arriba de 4%: Moody's

Impacto de las reformas se verá a fines de actual gobierno, afirma
El fondo petrolero contribuirá a reducir la volatilidad por los ingresos del gobierno por este rubro, aseguró la calificadora (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/07/2015
00:30
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

La calificación crediticia de México mejorará si el país empieza a registrar crecimiento económico igual o superior a 4% de forma sostenida, lo cual puede ocurrir al finalizar este sexenio, aseguró Moody’s.

“El impacto de las reformas será más evidente al final de la administración, con un aumento de la inversión interna y extranjera”, dijo la firma en su análisis anual sobre México.

Moody’s aseguró que la calificación actual de A3 con perspectiva estable, que tiene México, también puede mejorar si el gobierno amplía el ahorro, o si se presenta una tendencia a la baja en los indicadores de deuda gubernamental.

“La calificación del gobierno de México estable está fuertemente apoyada por el bajo nivel de exposición que tiene la deuda gubernamental a moneda extranjera, por riesgos de refinanciamiento y tasa de interés moderados”, aseguró.

Para 2015, la calificadora espera un crecimiento de 2.7% en México, impulsado por la recuperación de Estados Unidos, de la que se estima un crecimiento de 3.5% en 2016.

“Aun así, no está claro para nosotros si el crecimiento de más de 3% el próximo año marcará el comienzo de un crecimiento sostenido en el rango de 3% a 4%”, agregó Moody’s.

La calificadora aseguró que México es capaz de enfrentar choques adversos y tiene credibilidad en su política económica con lo cual su nota crediticia se mantiene como estable.

“El erario ha derivado beneficios de la reforma fiscal que ha contribuido a fortalecer los ingresos no petroleros”, destacó.

Moody’s destacó el papel del Banco de México al cumplir su mandato central de mantener baja la inflación.

“Desde octubre de 2014, la inflación ha mostrado una tendencia a la baja y se sitúa en menos de 3% a partir de mayo de 2015, lo cual está dentro del rango del banco central”, explicó.

Entre los retos para el país, señaló la dependencia de los ingresos petroleros y la forma en que el gobierno ha tratado de mitigar los impactos por la caída en el mercado, la contratación de coberturas y los beneficios que puede tener el desarrollo del fondo petrolero.

“En el futuro, el gobierno recibirá las transferencias del Fondo de Petróleo, las cuales serán la fuente más importante de ingresos relacionados con esta materia prima. Su operación reducirá la volatilidad de los ingresos relacionados con el petróleo”, finalizó.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal