Cáseres quiere ser ídolo en América

El mediocampista no se compara con su antecesor Guido Rodríguez, busca cimentar su camino para estar mucho tiempo con el América y darle títulos

Santiago Cáseres quiere ser ídolo en América
Imago7
Universal Deportes 29/04/2020 23:30 Abraham Guerrero Actualizada 23:31

Al llegar a México, a Santiago Cáseres lo pusieron en una de las posiciones más incómodas en cualquier deporte, la de compararlo con el último gran referente del equipo con el que firmó.

Aún sin jugar, vinieron los cuestionamientos de si podría llenar el hueco que dejaba Guido Rodríguez, pero este joven de 23 años de edad no tiene en la mente ser como su compatriota, sino generar su historia desde el centro de la cancha.

Cáseres llegó al América a préstamo por un año, como la mejor elección que encontró el equipo de Coapa para darle fuerza a su zona de recuperación. En el club, le dejaron claro que no venía a cubrir a quien se convirtió en el último gran referente azulcrema y que dependería exclusivamente de él, para que hagan valida la opción de compra.
 
El también argentino, que viene del Villarreal de España, entiende “del desafío y las exigencias que acepté” al firmar con las Águilas, pero “quiero hacer las cosas  bien para que, una vez que termine mi préstamo, el club quiera invertir en mí y me compre, sería un éxito en lo personal, porque  vine para quedarme en el club más grande [de México], sabiendo que hay mucha exigencia y porque son muy pocos los ídolos que juegan muchos años en este club”.

 

 

Antes del parón, Cáseres comenzaba a tener mayor regularidad y a mostrar su capacidad, incluso, al no fallar un solo pase en sus últimas dos apariciones contra el Atlanta United, en la Concachampions,  y ante el Cruz Azul. Eso es lo que busca el América en él. No querían un nuevo Guido, sino a quien pueda ser el mejor mediocentro de la Liga MX. 

Y así lo ha asimilado el propio Santiago, quien no le huye al reto:  “Antes de llegar, incluso en el momento que decidí firmar, ya sabía lo que demanda este club, que es ganar siempre, no importa la circunstancia ni el campo, y salir campeón. Desde que tomé el avión a México sabía que era un desafío muy grande por lo que es el club, por el último jugador que estuvo en mi puesto [Guido], que se hizo un ídolo para esta institución. Llevo una responsabilidad enorme para ganar los títulos que demanda el equipo”.

A final de cuentas, dice, tiene que responder para estar a la altura de uno de los “tres equipos más grandes del continente”.

LEER MÁS: Por cuarta vez, Paulo Dybala da positivo por Coronavirus

Comentarios