¿Sabías que la luz UV desactiva al Covid?, conoce cómo usarla

Te explicamos qué es y cómo utilizar de manera segura esta radiación que es capaz de eliminar el virus SARS-CoV-2 con un 99.9999% de efectividad

Covid-luz-UV
El director en México de la empresa de iluminación danesa Signify explica las aplicaciones de la luz UV -Fotos: Archivo El Universal
Techbit 07/04/2021 00:05 Isaías Pérez Actualizada 12:31
Guardando favorito...

Los científicos y empresas de tecnología han retomado recientemente a la luz ultravioleta (UV) tipo C como una de las herramientas para combatir el coronavirus que causa la Covid-19. Esta luz, según estudios, elimina en segundos diversos virus, bacteriasgérmenes.

Sin embargo, Signify, firma holandesa especializada en iluminación, destaca que este conocimiento sobre las capacidades de desinfección que tiene la luz ultravioleta tipo C no es nuevo: su radiación se ha utilizado durante décadas para desinfectar el agua potable, aire y diversas superficies. Con todo, su uso, aunque es seguro, debe hacerse tomando precauciones.

“La mayoría de las personas no piensa en la luz como un método de purificación o desinfección. Sin embargo, existen lámparas especiales germicidas que emiten una luz ultravioleta de alta intensidad (UV-C) que permite purificar el aire, el agua y las superficies sin usar productos químicos”, dijo Pedro Martin, CEO de Signify México. 

Leer también: Conoce al robot presentador de noticias

El experto señaló que al inicio de la pandemia había escepticismo, sobre la eficacia de eliminar el virus, por lo que la firma de iluminación se dio a la tarea de realizar una investigación con los Laboratorios Nacionales de Enfermedades Infecciosas Emergentes (NEIDL) de la Universidad de Boston, para su comprobación científica. 

Así, en junio de 2020, la Universidad de Boston público el resultado que muestra que para desactivar el virus de  SARS-CoV-2 es necesario aplicar una dosis de 5 mJ (megajoules) / cm2 de luz UV tipo C. Concretamente, el resultado fue una reducción del virus SARS-CoV-2 del 99% en 6 segundos. Con base en estos datos, se determinó que una dosis de 22 mJ / cm2 minimizará, en consecuencia, un 99.9999% del virus en 25 segundos. 

covid-luz-uv-02.jpg

En general, existen tres variantes de esta luz: la radiación ultravioleta A, que es la que menos potente pero, es capaz causar arrugas o manchas en la piel de las personas. La UV-B que, cuando proviene de fuentes como el sol, provoca quemaduras. Y, la UV-C, que es la más potente, lo que le da sus capacidades de desinfección de superficies, agua, aire y objetos.

“La luz ultravioleta es invisible para el ojo humano (...)  La UV-C, que es de alta densidad, se encuentra dentro del rango de 100-280 nm. Esta tecnología, en nuestro país, es ya una herramienta importante para diversos sectores públicos y privados para la reapertura segura de lugares de alta concurrencia de público”, señaló Martin. 

Tecnología útil pero debe usarse con precaución

“Si la luz ultravioleta es capaz de descomponer el ADN de un virus, hay que asumir que también te puede afectar en la piel y los ojos. No es algo que prendes y vas pasando y lo dejas ahí. Representa un riesgo. Ese peligro se minimiza cuando se utiliza por profesionales que saben usarlo o cuando el equipo tiene las salvaguardas para evitar que un consumidor final se vea expuesto a la luz ultravioleta”, señaló Pedro Martin. 

Y es que esta radiación, cuando las personas son expuestas por periodos prolongados a ella, es capaz de generar padecimientos que, en casos extremos, pueden ser incluso relacionados con el cáncer de piel.

Con todo, la radiación UV-C es empleada de manera segura en muchos ámbitos. Por ejemplo, el sistema de transporte público de Nueva York trabajó con la Universidad de Columbia para instalar luz ultravioleta en vehículos y ubicaciones fijas, como salas de descanso y centros de operaciones, esto como método de esterilización para protección de usuarios y empleados.

Leer También: Así puedes saber si se filtraron los datos de tu cuenta de Facebook

Las luminarias UV-C también están ganando popularidad y por lo general son instaladas dentro de sistemas de aire acondicionado, para purificar el aire de virus, bacterias y esporas  (lo que se conoce como el “síndrome del edificio enfermo”).

En estos casos, se recomienda que las personas busquen equipos certificados y fabricados por empresas responsables y de prestigio. Esto es una medida que ayuda a tener la seguridad de que la tecnología ha sido probada y que no representa riesgos para los consumidores, quienes, incluso, pueden contratar a profesionales para usar este tipo de soluciones en sus casas.

“En un principio el producto arrancó lento, la gente tenía sus dudas. Ahora, el consumidor se siente convencido (...) En el caso del crecimiento de luz ultravioleta ha sido muy satisfactorio, su venta se expandió durante la pandemia”, afirmó Martin.  

Un caso de éxito de este tipo de luz ultravioleta muy reconocido ocurrió en Asia, ahí más de dos mil hospitales chinos fueron beneficiados con robots con esta tecnología. De este modo, estas máquinas automatizadas desinfectan las instalaciones sin necesidad de exponer al personal de la limpieza al riesgo de infección.

Cabe destacar que la mayoría de las innovaciones que tienen que ver con UV-C incluyen diversos elementos de seguridad, como sensores de movimiento, para detener su funcionamiento cuando detectan el desplazamiento o presencia de personas o animales, con lo que se previenen posibles exposiciones accidentales a este tipo de luz.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios