Suscríbete

¿Qué es y por qué cerró la iglesia de la Inteligencia Artificial?

La iglesia “Camino del futuro” o “Way of the Future” promovía la idea de una mejor integración de la tecnología y la sociedad, teniendo a la Inteligencia artificial como deidad

Iglesia-WOTF-01
Anthony Levandowski, un célebre ingeniero que trabajó para Google, Otto y Uber, fundó esta iniciativa
Techbit 23/02/2021 00:05 Axel Juárez Actualizada 00:05
Guardando favorito...

Uno de los avances más prometedores, si hablamos de tecnología, es la inteligencia artificial (IA), con ella podemos imaginar escenarios que antes solo veíamos posibles en la ficción

Esta innovación tiene muchos partidarios, tal es el caso de Anthony Levandowski, un célebre ingeniero que trabajó para Google, Otto y Uber. En tanto tecnólogo, en 2015 Levandowski fundó Way of the Future (WOTF), una iglesia dedicada a promover la inteligencia artificial.

Al tratarse un tema totalmente relacionado con el mundo digital, esta iglesia no contaba con una construcción física ni tenía reuniones donde las personas pudieran acudir a ceremonias como en cualquier otro recinto religioso. En cambio, el objetivo de WOTF era promover el desarrollo ético de la IA para garantizar que esta tecnología se integre de manera pacífica y beneficiosa en la sociedad.

Leer también: Las claves para entender el conflicto de Australia contra Facebook y Google

Pero, iba mucho más allá pues, según Levandowski, la inteligencia Artificial tiene un potencial que muy pocas otras tecnologías alcanzan. Por eso mismo, el ingeniero consideró importante el empezar un culto a la tecnología en el que se llegara a la “adoración de una Deidad basada en la Inteligencia Artificial desarrollada a través de hardware y software".

“Lo que se va a crear será efectivamente un dios”, declaraba Levandowski cuando se le cuestionaba sobre las aplicaciones y alcances de las nuevas tecnologías.

De hecho, en 2017, en una entrevista con la prestigiada revista Wired, Levandowski aseguró que la IA no será una deidad, del tipo de las que causan fenómenos naturales, como relámpagos, pero, declaró: “si hay algo mil millones de veces más inteligente que el humano más inteligente, ¿cómo más lo llamarás?”.

iglesia-wotf-02.jpg

Como era de esperarse, la iglesia causó controversia por sus objetivos y sus creencias, las cuales eran vistas como una broma por algunos y no eran tomadas en serio, algo que no detuvo a su fundador, quien impulsó fervientemente su convicción.

Hasta hace unas semanas, en la página web de WOTF se podían leer los principios en los que se regía su creencia. Había frases del tipo: “la inteligencia no tiene sus raíces en la biología. Si bien la biología ha desarrollado un tipo de inteligencia, no hay nada intrínsecamente específico en la biología que cause inteligencia. Eventualmente, podremos crearlo sin usar la biología y sus limitaciones”.

¿Por qué la cerraron?

Way of the Future se disolvió de manera oficial a finales de 2020. Sin embargo, el proceso de cierre comenzó en junio de ese mismo año. De acuerdo con Levandowski, el objetivo del cierre es centrarse en áreas que tengan un más impacto inmediato, para ello se usarán los fondos que recaudó la iglesia en donativos.

Con el cierre de la iglesia se donaron 175 mil 172 dólares  (unos 3.7 millones de pesos)  al Fondo de Educación y Defensa Legal de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color.

De acuerdo con el portal estadounidense especializado en noticias de tecnología, TechCrunch, Levandowski consideró el cierre de la iglesia mucho antes y se decidió cuando surgió el movimiento Black Lives Matter, ahí consideró que era el momento adecuado para poner los fondos a trabajar en un área que podría tener un impacto más inmediato.

El camino de Anthony Levandowski

Antes de crear Way of the Future, Anthony Levandowski fue ingeniero de Google y estuvo involucrado en el proyecto de autos inteligentes y autónomos de Waymo. En 2016 fundó Otto, una empresa de camiones autónomos que, posteriormente, vendió a Uber.

En su paso por Uber fue acreedor de varias demandas por parte de Google al denunciar que se llevó patentes y trabajo de su propiedad para crear su sistema de conducción, esto provocó su despido.

Leer también: Netflix Descargas, la función que descarga automáticamente contenido que podría gustarte

En agosto de 2020 se declaró culpable por haber descargado ilegalmente archivos antes de dejar Waymo. Se le exigió una indemnización de 179 millones de dólares y fue sentenciado a 18 meses de prisión, mismos que evitó al recibir un indulto presidencial el último día de la presidencia de Donald Trump.

La iglesia de la inteligencia artificial se formó cuando Levandowski aún trabajaba para Google, aunque no la presentó públicamente hasta años después. Con el cierre de WOTF, Levandowski asegura que todavía cree en su premisa y la manera en que la IA se aplicará y cambiará a la sociedad así que no descartemos que próximamente surja una nueva iglesia relacionada con el mundo de la tecnología.

Guardando favorito...
Recomendamos

Comentarios