La vida es juguetona

Yheraldo Martínez López

Cuando nos enfrentamos a situaciones difíciles en nuestra vida, sin duda alguna podemos sentirnos tristes, frustrados, desanimados. Cuando las cosas no salen como nosotros queremos o lo visualizamos pues sentimos todos estos sentimientos que sin duda alguna nos pega emocionalmente de una manera impredecible, y esto debido a que todos reaccionamos de diferente manera ante estos estímulos de la vida. Por supuesto que aquí es donde entra la capacidad de resiliencia de cada uno de nosotros para sabernos enfrentar de manera inteligente a los embates de la vida.

Afortunada o desafortunadamente la vida no siempre nos da lo que queremos, y digo afortunadamente por qué a veces no solemos saber lo que en realidad queremos para nosotros, en otras ocasiones desafortunadamente, que por mucho que queramos algo, por mucho que nos esforcemos, pues no siempre llega. La vida siempre he considerado que es como caprichosa, ahora me gusta pensar que es juguetona, y bien me dijo un amigo; “pero juguetona de esas que en ocasiones se lleva pesado”. Por más sentido que le busquemos a la vida, eso es lo maravilloso de ella, que simplemente no lo tiene, solo el que nosotros le queramos dar.

Aunque en el momento podamos sentir todas esas emociones ya mencionadas, en retrospectiva podremos ver que cada vez que las cosas no salieron como uno las esperaba, surgieron también otras, que no teníamos ni siquiera en nuestro radar. Aquí es cuando digo que la vida siempre nos sorprende para bien y para mal.

Lo más importante es nunca perder la fe y la esperanza de que algo mejor está por ocurrir, aunque eso no lo sabemos con certeza, es nuestro placebo para poder enfrentar la vida para que no duela tanto, siempre es incierta y no tiene garantías. El pasado nos ha mostrado un común denominador, tarde o temprano salimos de esas, así que podemos tener la completa seguridad que tarde o temprano saldremos de esta.

Entre más difíciles hayan estado las cosas, en el pasado de tu vida, y sigas aquí, de alguna u otra forma quiere decir que las has superado, eso muestra cierta fortaleza en ti, que nadie te puede contar, solo tú la logras sentir; por ello hoy, podemos reírnos de situaciones que antes nos llegaron a afectar y hoy solo reímos de ellas, así que si estás pasando por alguna situación difícil en este momento solo ten presente que todo pasa.

Me gusta pensar que si las cosas no se dan es por algo o mejor aún, para algo, por supuesto que uno debe de darse el tiempo de sentir el dolor, de lamer nuestras heridas, pero tan pronto se pueda uno tiene que levantarse, sacudirse las rodillas y seguir adelante, la vida es avanzar y fluir.

Así que cuando sientas que no se pueda más, solo ten presente que alguna vez ya lo habías sentido y saliste adelante, podrás decir que no era lo mismo, que esto es más difícil, pero eso también lo pensaste en ese momento. Nunca te dejes vencer ante las adversidades, por más difícil y complicado que parezca todo tiene solución excepto la muerte y aún para eso la solución siempre, es estar bien con las personas que amamos, siempre en paz con ellas y con nosotros mismos.

Tengamos presente que lo importante es jamás desistir y siempre luchar, levantarnos y seguir; sonreír ayuda. Una vez dijo Facundo Cabral: si la vida te muestra 1000 razones para llorar, demuestra que tienes mil y una razones para sonreír. Si la vida es juguetona, aprendamos a jugar con ella, y de paso ¡vamos a divertirnos con ella!

 

Facebook: Yheraldo Martínez
Instagram: yheraldo
Twitter: @yheraldo33
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios