¿Qué pasa con el empleo todos los diciembres?

Valeria Moy

En 22 meses solo se han agregado 6 mil empleos cuando cada año se incorporan a la población económicamente activa más de un millón 200 mil personas

Durante 2021 se generaron 846 mil 416 plazas de empleo formal. Como sucede con cualquier tema en estos días, la narrativa se echó a andar rápidamente para difundir esta cifra. Se señaló que este dato representa la mayor creación de empleo formal desde que se tiene el registro. ¡Récord en creación de empleo en 2021! Como en toda historia, hay más versiones que también son parte importante de la realidad. Menos mal que se crearon esos 846 mil empleos durante 2021 después de la eliminación, también máxima histórica, que se tuvo el año previo de 647 mil 710 plazas.
En realidad, hay solo 6 mil 612 empleos formales más de los que existían en febrero de 2020, el último mes que podríamos considerar prepandemia. Es decir, en 22 meses, solo se han agregado poco más de 6 mil empleos cuando cada año se incorporan a la población económicamente activa más de un millón 200 mil personas.

En efecto, el empleo ya se recuperó al nivel que teníamos hace dos años, pero la población no ha dejado de aumentar, por lo que lo deseable sería que el número de trabajadores afiliados a los sistemas de seguridad social aumentara continuamente. El déficit de creación de empleo formal no hace más que crecer año con año, es un reto que trasciende administraciones.

En diciembre del año pasado se eliminaron 312 mil 902 empleos formales. Pasa todos los diciembres. Cada fin de año hay pérdida de plazas formales. No es la primera vez que lo hace, pero dada esta cifra el presidente López Obrador aprovechó para decir que las empresas despiden a parte de sus trabajadores “para no pagarles prestaciones” y luego los vuelven a contratar en enero.

La cifra que el IMSS reporta mes a mes de creación de empleo formal es el resultado de una resta: se toman en cuenta las contrataciones del mes y se les restan las separaciones. Afortunadamente tenemos estos datos que nos permiten verificar las afirmaciones del presidente y ver si, en efecto, los diciembres de cada año las empresas despiden más de lo usual. La respuesta breve es que no, no despiden más de lo habitual, pero sí contratan menos de lo que en promedio contratan los otros meses del año. Las empresas no despiden a trabajadores “para no pagarles prestaciones”, pero sí hacen menos contrataciones que el resto del año, probablemente postergando las contrataciones para el inicio del año siguiente.

Utilizando los datos de empleo formal del IMSS, se observa que en cada uno de los años transcurridos desde 2000 las empresas contratan en promedio más trabajadores durante los meses que van de enero a noviembre que los que contratan cada diciembre. Es decir, desde el año 2000 en todos los diciembres hay menos contrataciones que el promedio de las que se hacen los demás meses de cada ciclo.

Al comparar las separaciones se ve que, en solo cinco de los 21 años revisados, éstas son mayores en diciembre que en el promedio de los demás meses del año. Es decir, no es lo usual que se den más separaciones laborales durante diciembre que entre los meses de enero y noviembre de cada año.

El uso político de la cifra de empleo —y de cualquier otra— hace necesario verificar los datos y tener contexto. Sí fue el año con el mayor registro de empleos formales, posterior al año con la mayor eliminación de empleos de que se tenga registro. Y no, no se despide más en diciembre que en los demás meses del año. Los datos importan, pero su explicación completa también. 

 

@ValeriaMoy

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios