Suscríbete

Niveles, tasas y la expectativa de la vacuna

Valeria Moy

Hubo una recuperación, evidentemente, pero todavía estamos lejos de donde estábamos no únicamente prepandemia, sino desde el tercer trimestre de 2018

La semana pasada el INEGI publicó el crecimiento del PIB del tercer trimestre del año y empezaron las confusiones habituales. La diferencia entre la tasa trimestral, la anual, la anualizada, la del año, la promedio, hacen parecer al PIB algo incomprensible. No lo es. El PIB es un indicador de producción, mide el valor de la producción de bienes y servicios de uso final –para evitar contar doble– generada en un territorio delimitado. Hay muchas cosas que el PIB no mide, como desarrollo, bienestar, progreso o felicidad; simplemente no está diseñado para eso.

El objetivo del PIB es medir la producción y sus cambios en el tiempo, así que hay que quitarle el efecto que los precios podrían tener. Usualmente hacemos referencia al PIB real, que elimina el efecto distorsionador de los incrementos o las disminuciones de precios. El dato presentado es el oportuno, o preliminar, del cambio en la producción durante el 3T del año. Frente al 2T del año el PIB creció 12%, ese es el crecimiento trimestral. Sin embargo, el PIB del 3T20 fue 8.6% menor que el del tercer trimestre del año pasado, esa es la tasa anual. Esas son las dos grandes comparaciones que hacemos en México, la trimestral y la anual. Estados Unidos presenta sus datos de crecimiento económico usando la tasa anualizada, es decir, cómo crecería el PIB si todo el año se comportara de la misma forma en la que se comportó el trimestre. De esta forma, si el PIB de México creciera los cuatro trimestres del año como creció este trimestre, el crecimiento sería de 57.4.

Para propósitos comparativos únicamente, supongamos que el nivel del PIB del primer trimestre de este año fuera 100. En el segundo trimestre, el PIB disminuyó 17.1%, es decir, el nivel habría disminuido a 82.9. A partir de ahí, se da el crecimiento de 12% del tercer trimestre, así que a septiembre estaría en un nivel de 92.85. En realidad, el nivel de PIB hacia finales de junio era de alrededor 15 billones de pesos (en precios de 2013), después de haber caído del nivel de 18.15 billones que tenía a finales de marzo. Al cierre del tercer trimestre fue de 16.86 billones de pesos, parecido al nivel que tenía en septiembre de 2014 de 16.78 billones.

¿Qué nos dice el dato del viernes? Hubo una recuperación, evidentemente, pero todavía estamos lejos de donde estábamos no únicamente pre-pandemia, sino desde el tercer trimestre de 2018. En ese trimestre, la producción rondaba los 18.56 billones de pesos. A partir de ese trimestre hemos tenido disminuciones consistentes frente a ese número, aunque podamos haber visto algunos crecimientos menores en términos de tasas. En términos más sencillos, todos los trimestres posteriores al tercero del 2018 han sido menores a los 18.56 billones.

¿Qué esperar? La recuperación será más lenta a partir del cuarto trimestre, es normal. La movilidad y la apertura económica están casi en los niveles anteriores a la pandemia. La apuesta para una recuperación más dinámica, como lo ha señalado el secretario de Hacienda en diversos foros, radica en la vacuna. Estiman que ésta llegará a México en diciembre y podrá ser distribuida y aplicada en etapas durante los primeros meses de 2021. El panorama luce sombrío. Ojalá que el plan A funcione, porque suena a que no hay plan B.

@ValeriaMoy
TEMAS RELACIONADOS
pib
Guardando favorito...

Comentarios