Suscríbete

Se desborda la participación ciudadana en E.U.

Ulrich Richter

Dentro de todos los acontecimientos que se han originado o suscitado por las elecciones en los Estados Unidos, sobresale uno de vital importancia para cualquier régimen democrático, siendo éste la participación ciudadana. En efecto, millones de ciudadanos salieron a las casillas para decidir el futuro de uno de los países mas poderosos del globo terráqueo. Aproximadamente 100 millones de estadounidenses emitieron su voto anticipado o por correo.

Conviene aclarar que, a diferencia de muchas democracias, en Estados Unidos el presidente y el vicepresidente no son elegidos directamente por el voto de los ciudadanos.

Hay que tomar en cuenta que en Estados Unidos eligen a su presidente y vicepresidente mediante el voto indirecto, es decir, no importa el número de votos que tenga cada candidato, ya que puede ganar el que menos votos tenga, así como ocurrió hace cuatro años, cuando Donald Trump ganó pese a tener menos votos de la candidata demócrata Hillary Clinton.

Para la elección de Estados Unidos se vota por los integrantes del Colegio Electoral y no directamente por los candidatos. Este se integra por un total de 538 electores, por ello se necesitan 270 de los citados, para ganar la presidencia.

A mayor abundamiento en el sistema electoral de Estados Unidos cada uno de los estados (más el Distrito de Columbia), cuentan con un número de lugares que conformarán este citado Colegio Electoral y este número está determinado acorde a la población que tienen, según el último censo.

Por ejemplo, los estados de Florida integran 29 votos electorales, California 55, Texas 38, Nueva York 29, a diferencia de otros que no representan una cantidad importante como lo son Alaska 3, Hawai 4 o Kansas 6. Esta es una razón por la que los candidatos concentran sus baterías en convencer al electorado de estos estados que integran más votos.

Todas estas características o peculiaridades hacen un proceso electoral complejo, más ahora los conteos y acusaciones hacen más difícil los resultados.

Este sistema electoral puede tener sus críticas, porque cuando los estadounidenses votan en realidad lo hacen por un grupo de funcionarios que forman el citado “Colegio Electoral”. Ello tiene su antecedente en la Constitución elaborada en 1787.

Lo que sí es claro es que esta jornada electoral de los americanos ha tenido dos triunfadores: la participación ciudadana, y un segundo ganador: Joe Biden.
 

Abogado y activista, maestro en Ciencias Penales.
@UlrichRichterM

Comentarios