Suscríbete

Regresan los abogados al poder en EU

Ulrich Richter

En días pasados se llevó a cabo una de las elecciones más peleadas en los Estados Unidos, donde todavía quedan algunas impugnaciones por resolverse.

Pero al día de hoy, la historia cuenta a Joe Biden como presidente electo y a Kamala Harris como vicepresidenta. Ambos tienen varios puntos en común, uno de ellos es que son abogados; el primero por la College of Law-Syracuse University (1968) y la segunda se graduó de la Howard University y del Hastings College of the Law de la Universidad de California.

Ambos también se especializaron en ciencia política.

Podríamos advertir de la biografía de Harris que es una aguerrida abogada, ya que ha sido Fiscal de Distrito de San Francisco (2004-2011), posteriormente fue Fiscal General de California (2011-2017) y por último senadora, caracterizándose curiosamente por realizar fuertes interrogatorios en algunas de las investigaciones que realizó el Senado americano, siendo además de la primera mujer que ocupará el cargo de vicepresidenta de los Estados Unidos.

El ahora presidente electo Biden se convirtió en abogado en 1969 y pocos años después (1972), fue elegido senador por Delaware, fue presidente de la comisión del senado de 1987 a 1995, tratando temas de vital importancia como la prevención del delito y libertades civiles. Ha sido reelecto seis veces en el senado de los Estados Unidos, renunciando para ocupar la vicepresidencia junto con Barack Obama en las elecciones presidenciales de 2008.

El nombre clave del Servicio Secreto que tenía antes de ganar la presidencia era Celtic (celta), por sus raíces de origen irlandés, ¿ahora no se sabe cuál es o será?

Biden no fue fiscal como su camarada Harris, pero si lo fue su hijo Beau Biden, quien en 2006 fue elegido Fiscal General del estado de Delaware.

El último presidente abogado fue Barack Obama, graduado en la Universidad de Columbia y en la escuela de Derecho de Harvard Law School.

Pero no solo la afinidad en la abogacía une a Biden y Harris, sino también sus estudios en ciencias políticas y su paso por el senado americano.

Grandes retos se avecinan para estos juristas y politólogos cuando juren sus cargos de una de las naciones más poderosas del planeta. Preparación, conocimiento y experiencia la tienen.

Esta preparación los llevará a fomentar la aplicación del orden legal aceptado, en el que se apliquen y se cumplan las reglas.

En efecto, el Estado de derecho será una de sus tareas a seguir por su propia formación y una exigencia por parte de la ciudadanía de ese país y de cualquiera: como nuestro México.

Para terminar, el Estado de derecho no sólo es un asunto del gobierno, ni de los gobernantes, sino también de los ciudadanos en general y más de los conocedores de las leyes.

Abogado y activista, maestro en Ciencias Penales. @UlrichRichterM

Comentarios