Los diablitos de la Reforma Eléctrica

Ulrich Richter

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha enviado al Poder Legislativo la iniciativa de Reforma Energética que ha causado muchos efectos. Por ello, en las próximas semanas se abre el debate parlamentario; pues existen, como hemos visto, posiciones encontradas y enfrentadas.

La iniciativa presentada el pasado 30 de septiembre propone reformar los artículos 17, 25 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Los objetos de la reforma podemos sintetizarlos en: que la población pague tarifas menores, es decir un suministro de electricidad a bajo costo, que la electricidad se considere como un área estratégica del estado, y que el suministro o abastecimiento de energía eléctrica sea prestada por la CFE.

Esta iniciativa además del tema materia de la misma tendrá múltiples efectos, es decir, el efecto carambola en virtud de que uno de los adversarios políticos del Gobierno, a raíz de esta iniciativa, como el PRI, será el partido bisagra y sus integrantes ya empezaron a opinar, así como también que si algunos miembros de la Legislatura del PRI votan a favor pondrían en una crisis a la alianza entre el PAN, PRD y PRI.

Por tanto, esta iniciativa se ha convertido en una granada que podría explotar en el edificio de la sede del PRI, en Insurgentes Norte, donde ya se jalonea la propia continuidad de Alito Moreno.

En el lenguaje popular en torno a la luz y a la CFE existen los llamados “diablitos”, término que identifica una maniobra de algunas personas para colgarse de las instalaciones o infraestructuras como los postes de la CFE para no pagar el servicio de la luz.

Pues resulta que a pocos días del envío de la iniciativa dentro de la estrategia del gobierno de la 4T, han salido a la luz pública algunos “diablitos”, como por ejemplo algunas empresas las cuales pagan menos luz, otros podrán ser aquellos funcionarios que en sexenios anteriores firmaron contratos con gran desventaja para la CFE o con cláusulas totalmente leoninas para las arcas públicas.

Ahora bien, ¿quiénes serán los siguientes diablitos?, ¿Los diputados de la oposición que la aprueben y que voten en contra de su bancada? ¿O lo serán aquellos que hicieron negocios sucios con energías limpias?

En su trayecto la Reforma Energética se convertirá en una batalla parlamentaria, pero en su camino ya han salido a la luz pública algunos “diablitos”.

Abogado y activista. Maestro en Ciencias Penales. @UlrichRichterM

 

Comentarios