Las gubernaturas de la discordia

Ulrich Richter

Este 2022 suenan los tambores de guerra por la competencia política en todos los partidos políticos ante los próximos relevos de las gubernaturas de Durango, Hidalgo, Oaxaca, Aguascalientes y Quintana Roo.

Este 2022 suenan los tambores de guerra por la competencia política en todos los partidos políticos ante los próximos relevos de las gubernaturas de Durango, Hidalgo, Oaxaca, Aguascalientes y Quintana Roo.

En cuanto al PAN, Patricia Flores, exjefa de la oficina de la Presidencia de la República en el sexenio de Felipe Calderón, presentó su renuncia al partido tras acusar a la dirigencia encabezada por Marko Cortés de realizar acuerdos cupulares y la falta de apoyo para la representación ciudadana, por lo que ahora se perfila como candidata al gobierno de Durango por Movimiento Ciudadano.

La diputada Alejandra Morlan también fue registrada como precandidata por Movimiento Ciudadano al gobierno de Oaxaca, no sin antes renunciar al PAN en una carta donde reclamó no sentirse representada por la dirigencia nacional.

En el PRI también se debaten no solo las candidaturas a las gubernaturas del 2022, sino a la propia existencia del partido, pues los ataques entre su dirigencia y militantes se ejemplifican en falta de candidatura a la gubernatura en Quintana Roo donde la morenista Mara Lezama Espinosa ha hecho un buen papel, y sin duda obtendrá el triunfo. Igualmente destacaron en la agenda pública los desencuentros y las conciliaciones entre la dirigencia tricolor y el gobernador Omar Fayad en torno a la candidatura por la gubernatura de Hidalgo, en donde la secretaria general Carolina Viggiano se ha postulado como parte del enroque de la alianza entre la cúpula panista y priista.

Las confrontaciones también están al rojo vivo en el oficialismo. La senadora morenista Susana Harp, aspirante a la gubernatura de Oaxaca, ha impugnado el procedimiento que eligió a Salomón Jara como candidato. La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena rechazó la impugnación, pero habrá que estar atentos a la impugnación ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

En Durango, José Ramón Enríquez Herrera, aspirante a la gubernatura, también acusa trampa, ya que fue el candidato a gobernador ganador en la encuesta ordenada por la dirigencia morenista, pero descartado para que el partido cumpliera con la paridad de género. El senador ha acusado al propio líder de Morena, Mario Delgado, de sacarse de la manga el criterio de selección de las candidaturas.

Así es que en la competencia electoral siempre vemos a algunos políticos que son como los chapulines que saltan de un partido a otro, priorizando su interés particular.

Las turbulencias políticas de estos tiempos van acompañadas de aquellas económicas derivadas de las variantes de la pandemia del Covid-19, como hoy es la de ómicron, siendo el caso de Aeroméxico el más emblemático de los últimos días.

Por ello en estos tiempos reitero la importancia de cuidarnos de tantas variantes que están en el medio ambiente, incluyendo el político.
 

Abogado y activista, maestro en Ciencias Penales.
@UlrichRichterM

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios