El poder por el poder

Ulrich Richter

La disputa interna por la presidencia nacional de Morena entre dos políticos, Mario Delgado Carrillo y el legendario Porfirio Muñoz Ledo, se ha salido de control llegando a cruzar insultos y descalificaciones.

Este, digamos por lo menos, triste escenario que demuestran a la ciudadanía es la clásica lucha por el poder político y, por qué no decirlo, el posicionamiento de fuerzas políticas en torno a la sucesión presidencial del 2024.

Debo reconocer que siempre he respetado a Porfirio Muñoz Ledo porque, como lo señaló en su red social Twitter, ha luchado por más de 40 años por la democracia y por las instituciones electorales. Por su parte Mario Delgado Carrillo ha sido un excelente operador en la Cámara de Diputados y también luchador por la República, ¡claro! suma de otras generaciones.

Esta confrontación no sólo ha sido entre estos contendientes, sino se ha esparcido como una onda expansiva entre los militantes de Morena que han manifestado sus filiaciones o preferencias sobre su candidato a dirigir Morena. Llegando lamentablemente ya a denuncias penales. Ahora habrá una tercera encuesta que se llevará a cabo del 16 al 22 de octubre, según lo aprobó por unanimidad el pleno del Consejo General del Instituto Nacional Electoral.

Después de años de lucha de muchos morenistas, incluyendo al propio presidente Andrés Manuel López Obrador, creo que no es correcto que este duelo de titanes tenga la narrativa y saldo mediático que hasta ahora han exhibido ambas partes, porque le están demostrando a los espectadores-ciudadanos un aspecto lamentable y negativo de la lucha por el poder político.

Ello me obliga a dar un vistazo sobre el tema apasionante del poder. La sociabilidad del ser humano, por primitivo que sea, va ineludiblemente acompañada del poder: el jefe de la familia sobre sus hijos y la esposa en un patriarcado, o el de ella sobre los demás si se trata de un matriarcado, y otro más es la que ejerce el gobernante sobre los gobernados.

En cuanto a esta última forma, ¿qué poder tenemos los ciudadanos? Nuestros gobernantes ejercen poder sobre nosotros, pero esto no quiere decir que nosotros no tengamos poder. Los ciudadanos somos los soberanos, ¡no olvidarlo!

Respecto a quienes no están de acuerdo con el poder, e incluso lo han evitado y combatido a toda costa, Heleno Saña nos recuerda:

“Solón se alejó durante diez años de Atenas para no asumir el puesto de tirano, como esperaban de él sus conciudadanos. A esta tradición irénica y antimperativa pertenecen apóstoles de la paz como Tolstoi, Gandhi o Simone Weil, que eligió el sufrimiento voluntario como norma de conducta. Éstos y otros muchos ejemplos parecen demostrar que el afán del poder es más un producto ideológico, sociológico e histórico que un rasgo innato de la naturaleza humana” (Heleno Saña, Tratado del hombre, Almuzara, Córdoba, 2010, p. 228).

Por eso uno de los temas cruciales del poder es, sin duda, su ejercicio, su manejo, las coincidencias que se desprenden de ello. Su movimiento expansivo tiene muchos efectos, es cierto. A lo largo de la historia los poderosos, para bien o mal, han llevado los destinos de los hombres, instituciones, empresas y de las naciones. Pero no podemos ignorar que, para algunos, el fin de la política es el poder, es decir, el poder por el poder. De acuerdo con Bobbio, y yo comparto su opinión, nos señala magistralmente:

“El poder por el poder es la forma degenerada del ejercicio de cualquier forma de poder, que puede tener por sujeto tanto a quien lo ejerce con mayúsculas, que es el poder político, como a quien lo hace en una microesfera, como puede ser al interior de una familia o en un ambiente laboral. Si el fin de la política (y no del hombre político maquiavélico) fuera realmente el poder por el poder, la política no serviría para nada”.

Para terminar, coincido con lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló respecto a estos acontecimientos de la pugna por Morena: “La transformación es de ciudadanos, no de un partido”.

Abogado y activista, maestro en Ciencias Penales. @UlrichRichterM
TEMAS RELACIONADOS

Comentarios