Crianza en familia, la nueva oportunidad

Salvador Guerrero Chiprés

La pandemia nos puso en la necesidad de replantear esquemas de convivencia desde lo familiar hasta lo educativo. Violencias, inequidades y riesgos de ser víctimas de delitos fueron visibilizados y hacen necesario ajustar los modelos de prevención y educación en niñas, niños y adolescentes que se ajusten a la nueva normalidad.

La convivencia no puede ser la misma, principalmente en los espacios donde se tiene identificado su agotamiento en su esquema tradicional. El retorno a clases presenciales abre una ventana de oportunidades.

Una vez que la discusión sobre la necesidad del regreso a la escuela parece superada y que hay consenso en el fortalecimiento del aprendizaje y el cuidado de la salud mental de estudiantes, es tiempo de plantear modelos de acompañamiento que les permitan gozar de una vida libre de riesgos.

El esquema de crianza exige mayor sensibilidad en la equidad de género, erradicar discriminación e individualismo, y construir un marco común familiar en el uso de la tecnología.

Menores de edad y jóvenes son, en algunos casos, más aptos frente a madres y padres en el manejo de dispositivos digitales, redes sociales o internet, una asimetría que hace compleja la interacción socio digital.

Reducido su espacio de socialización al universo virtual, las niñas, niños y adolescentes han estado en riesgo de acoso, pornografía infantil o trata de personas. Los datos del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México señalan que, por ejemplo, los reportes por ciberacoso crecieron 34% al primer semestre de este año en comparación con el mismo periodo del 2020.

El regreso a clases va a replantear la rutina en casa y al mismo tiempo es oportunidad de que los encargados de la crianza conozcan los hábitos digitales e intervengan para prevenir ciberdelitos.

Es momento de familiarizarnos con un lenguaje diferente y más cercano a las necesidades digitales de los menores de edad, de conformar redes de apoyo desde el hogar basadas en la comprensión y atención.

El trabajo debe ser colectivo, desde la familia hasta organizaciones sociales e institucionales. La preocupación ya es atendida. Save The Children, una organización que defiende los derechos de la niñez, encabezada en México por María Josefina Menéndez, promueve los cambios culturales necesarios para evitar la violencia en todas sus expresiones y fomentar el cuidado integral.

La Guardia Nacional, bajo el mando del General Luis Rodríguez Bucio, enfrenta con prevención e investigación la pornografía infantil.
El cuidado de la salud mental y de las necesidades prevención en el universo virtual se ha colocado en las prioridades de especialistas y organizaciones. Debemos ver hacia un modelo de crianza positiva desde el hogar.
 

@guerrerochipres

Comentarios