Se encuentra usted aquí

Van a traer a Lozoya ¿y su fortuna?

13/02/2020
01:47
-A +A

Si la captura de Emilio Lozoya Austin en España revitaliza y reposiciona a Alejandro Gertz Manero con el que es sin duda el primer gran logro de la Fiscalía General de la República, al presidente Andrés Manuel López Obrador la futura extradición del exdirector de Pemex y su encarcelamiento y enjuiciamiento en México le cae como oro molido, en momentos en que su gobierno enfrenta varias crisis delicadas en temas como la salud, la seguridad y la ausencia de inversiones y crecimiento económico.

Lozoya se convertirá en una mina inagotable para alimentar el discurso de combate a la corrupción en el gobierno de la 4T y en una fuente preciada de información del más alto nivel; pero también pondrá a prueba la capacidad de la Fiscalía General de la República y de la Unidad de Inteligencia Financiera para documentar, más allá del discurso y con expedientes judiciales y financieros sólidos, la corrupción del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, ya sea a partir de lo que pueda declarar Emilio Lozoya (“él no actuó solo y las órdenes fueron de Peña Nieto y de Luis Videgaray”, según su abogado Javier Coello Trejo) o de la información que pudiera entregar al gobierno si es que busca algún tipo de negociación.

Porque la detención del exdirector de la petrolera nacional puede significar para México, el quitarse el estigma de ser, junto con Venezuela, los únicos países que no castigaron el caso mundial de corrupción de Odebrecht, sino también será la punta del iceberg para llegar a otros personajes de primer nivel en el gobierno pasado y, sobre todo, a dos de las cabezas principales en la estrategia de saqueo y negocios millonarios desde el poder: los expresidentes Enrique Peña Nieto y Carlos Salinas de Gortari.

Qué tan fuerte será el golpe de traer a Emilio Lozoya que hay estimaciones en las áreas de inteligencia financiera que calculan que el exfuncionario llegó a acumular una fortuna de hasta 750 millones de dólares, producto no sólo de los sobornos de Odebrecht, que serían la parte menor, sino de la corrupción sistematizada que practicaron en Pemex, lo mismo en compras absurdas de plantas chatarra de fertilizantes y en astilleros en Galicia, que en el acoso, asalto y desmantelamiento de grandes empresas contratistas de Pemex como Oceanografía de Amado Yáñez y Oro Negro, de Gonzalo Gil y Martín Díaz, ambas orilladas a la quiebra cuando sus dueños y socios se negaron a pagar sobornos a Pemex y a entregarle activos millonarios de sus empresas.

Esa enorme fortuna, según las fuentes, la tendría Emilio Lozoya Austin escondida en Rusia, donde se ocultó por varios meses, y a nombre de su pareja sentimental de nacionalidad rusa. De hecho, hay una versión que ayer manejaban allegados al exdirector de Pemex, que señala que Lozoya habría dejado Rusia para ir a España a reunirse con el expresidente Enrique Peña Nieto y trazar “un plan” para su defensa, aunque la Policía Española ayer informaba en el comunicado sobre su detención en una residencia de lujo en la exclusiva Costa del Sol de Málaga, que el seguimiento al exdirector de Pemex llevaba al menos 9 meses en los que se tenían registrados movimientos en distintas ciudades de España.

Incluso, la reciente presencia del canciller ruso en México, Serguéi Labrov, quien vino en una visita relámpago de 24 horas, coincidió con los supuestos movimientos de Lozoya Austin, aunque oficialmente la Secretaría de Relaciones Exteriores, vía el subsecretario para Europa, Julián Ventura, negó que el tema del exfuncionario petrolero haya sido abordado de manera oficial en el encuentro de los dos cancilleres en donde si se habló, dijeron, del apoyo de Rusia a la integración de México en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Fuentes del gobierno español confirman que desde hace nueve meses había un seguimiento para detectar la presencia de Lozoya en el país ibérico, luego de que se detectaran entradas y salidas intermitentes; pero ese seguimiento no era sólo a él en particular, sino también al expresidente Enrique Peña Nieto, a quien tenían vigilado porque creían que en cualquier momento Lozoya entraría en contacto con él, como al parecer ocurrió en días recientes. Su padre, Emilio Lozoya Thalman, fue varias veces a España en los últimos meses a entrevistarse con Peña y también se reunió con Salinas y hacía las veces de correo entre su hijo y los dos expresidentes.

Así que al gran logro de haber conseguido, con la innegable ayuda de la Policía Nacional de España, la captura de Emilio Lozoya Austin, deberá seguir ahora una estrategia jurídica y diplomática impecable del gobierno de México, primero para que los delitos por los que lo extraditen sean los que realmente tengan bien documentados y con posibilidades reales de probar ante un juez, para que no se vaya a repetir el fallido caso de Javier Duarte, al que nunca pudieron probarle las operaciones con recursos de procedencia ilícita; y segundo, para que una vez en México, en la cárcel, el proceso contra Lozoya vaya a fondo y se le logren acreditar fehacientemente las acusaciones y que su caso, claramente emblemático, sea realmente el inicio de una cascada de investigaciones, acusaciones y detenciones que hagan que la feroz lucha contra la corrupción del presidente López Obrador y de la FGR pasen ya del discurso diario y repetido, al castigo y la sanción a los integrantes del grupo político que saqueó el país en el pasado sexenio.

NOTAS INDISCRETAS…

 ¿Con cuántos millones le entrarán los empresarios que anoche fueron a cenar a Palacio Nacional? La supuesta “carta compromiso” que anoche circuló en redes sociales y que el Presidente les habría pasado a los hombres de negocios para que participaran “de manera voluntaria en la compra de billetes de la Lotería Nacional, con motivo del sorteo conmemorativo que la misma llevará a cabo en relación con el avión presidencial”. Tan rebuscada la redacción como el sorteo, pero lo que sí era bastante claro eran las cantidades con las que cada empresario podía decidir participar. La cuota mínima empezaba en 20 millones de pesos, equivalente a 40 mil cachitos de la Lotería; le seguían las de 50 millones, 100 millones y 200 millones de pesos. Veremos cuántos decidieron entrarle y con cuánto a la millonaria “aportación voluntaria”. Cuando llegaban personajes como Carlos Slim, Antonio del Valle, Miguel Rincón, Emilio Azcárraga, Miguel Alemán, Asunción Aramburuzabala, Carlos Bremen y Bosco de la Vega, entre otros; el empresario atunero Antonio Suárez decía en tono patriotero: “Hay que ayudar cada quien desde su trinchera, peleando por México; hay que colaborar”. De no ser por la cena tabasqueña y los tamalitos de chipilín con chocolate que se sirvieron, la cena y la escena de anoche en el Palacio, parecía un deja vú que recordaba las cenas y reuniones que, allá por octubre de 2002, Martita Sahagún organizaba con algunos de esos mismos empresarios que anoche estaban en Palacio Nacional; la única diferencia es que anoche, los que quisieron, donaron “voluntariamente” para un sorteo cuyos fondos irán supuestamente a hospitales y medicinas, y hace 17 años, le donaban a Martita para su fundación  “Vamos México” para supuestas obras filantrópicas que después terminaron en investigaciones por irregularidades. Los tiempos cambian, las “donaciones” de los empresarios al poder, no…Sobre el caso de Telra Realty y el millonario pago de “indemnización” que recibió del Infonavit y de donde salieron los 2 mil millones de pesos que el fiscal Alejandro Gertz le entregó el lunes al presidente López Obrador, desde el gobierno de Oaxaca aclaran que dicho pago irregular de 5 mil millones de pesos no fue hecho por el entonces director del Infonavit, Alejandro Murat, sino por su antecesor David Penchyna. “Durante la gestión de Alejandro Murat Hinojosa como director del Infonavit, éste no pagó ni un peso a la empresa Telra Realty. El pago de 5 mil 88 millones fue realizado por la administración de David Penchyna Grub, sin una orden judicial que lo mandatara, sino por acuerdo entre éste y la empresa como “indemnización”, que no se encontraba pactada en los contratos respectivos, es decir no había pena convencional establecida”, dicen en una carta voceros del gobernador de Oaxaca y refieren que los contratos que sí signó Murat Hinojosa están disponibles para su consulta en el sitio www.infonavit.org.mx ….Los dados mandan Serpiente Doble. Caída libre.
 

Salvador García Soto
Autor de la columna “Serpientes y Escaleras”, Salvador García Soto es uno de los periodistas críticos con amplia presencia en los medios impresos y electrónicos de México.