Un sexto año que parecerá séptimo en Tamaulipas

Salvador García Soto

Ni el presidente ni un representante participarán en el informe, lo que provocará una ausencia casi histórica en la tradición política de Tamaulipas y del país

El lunes es el quinto informe del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca. Será el penúltimo informe del mandatario panista y el comienzo de su último año de administración. Si ya de por sí era notorio que a Cabeza de Vaca tendría al final de su gobierno un sexto año de pesadilla, que se sentiría como el tradicional séptimo año de un gobernador, el próximo lunes en el momento en que el gobernante tamaulipeco salga al podio a leer su mensaje, se encontrará una silla vacía al frente de él: la silla que corresponde al representante del presidente López Obrador que nunca llegará al evento del informe y provocará una ausencia que se sentirá, casi histórica en la tradición política de Tamaulipas y del país.

Porque hasta este fin de semana, según fuentes del gobierno tamaulipeco, nadie del gobierno federal ni de Palacio Nacional habían confirmado el nombre y las fechas de llegada de quién iría a Ciudad Victoria en representación del Presidente. Y es que parece que el quinto informe de Cabeza de Vaca será el primero en la historia reciente en el que el gobernador habla sin la presencia de un enviado directamente de la Presidencia de la República. No es para nada común que a un informe de un gobernador de un estado, sin importar del partido que sea, acuda siempre, en contadas y notorias excepciones, el Presidente de la República en persona y en la mayoría de las veces de un enviado personal y representante del Presidente. Eso es parte de la tradición y de los rituales de la política democrática y republicana en México.

Y la ausencia de un enviado de López Obrador a Ciudad Victoria, el próximo lunes, ocurriría además en el contexto de las acusaciones por delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal equiparada que enfrenta el gobernador Cabeza de Vaca por parte de la Fiscalía General de la República, en un asunto que está pendiente de una votación en la Cámara de Diputados para saber si al mandatario panista se le elimina el fuero constitucional que lo convertiría en sujeto de la acción penal del Ministerio Público federal.

Por eso, si no hay respuesta el lunes en el recinto donde el gobernador lea su quinto informe, entonces el mensaje desde el Zócalo hasta Victoria será más que claro y contundente: el Presidente no enviará representante al informe de un mandatario que está siendo investigado y tiene acusaciones de delitos graves. Lo dicho: el sexto y último año de Cabeza de Vaca parecerá el séptimo.

Los mensajes a Manlio

En las acusaciones que le revivieron a Manlio Fabio Beltrones, a su hija la senadora Silvana Beltrones, a su esposa y al empresario sonorense Alejandro Capdevill, parece haber una mano negra que viene desde la misma tierra de don Plutarco Elías Calles. Porque el expediente que maneja el diario El País en una investigación que documenta la existencia de inversiones por 10.9 mdd a nombre de la senadora Beltrones en la Banca Privada de Andorra o BPA, data de por lo menos 12 años en que ya había sido presentada una investigación en contra del exdirigente nacional del PRI por esos mismos recursos.

El expediente judicial que fue analizado e integrado en la extinta Procuraduría General de la República concluyó en sus primeras indagatorias que no había irregularidades en el patrimonio del entonces senador del PRI, Manlio Fabio Beltrones. El mismo político sonorense dice tener los documentos que indican que el asunto que hoy se revive con los millones de dólares atribuidos a Silvana Beltrones fue en su momento investigado y procesado sin que se encontraran evidencias de delitos por parte de la PGR. Bajo esa lógica, el mismo expediente, por los mismos hechos y presuntos delitos, no puede ser investigado dos veces bajo el principio legal y constitucional de que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito.

¿Y entonces? Si no hay mas que material para un escándalo mediático y periodístico en contra de Beltrones y su familia, ¿cuál es el sentido de revivir un expediente ya procesado? Le preguntamos a un funcionario cercano al Palacio Nacional si realmente había materia penal, judicial o financiera para proceder contra el priista Manlio Fabio Beltrones y nos dijo, textual, lo siguiente: “Un expediente judicial no se mide por las veces que puede ser procesado y enjuiciado, sino por el tamaño del escándalo que puede generar y de las veces que pueda sacarse una y otra vez para golpear a un adversario”.

Queda claro pues que, si no hay en los próximos días una consignación, presentación ante un juez o inicio formal de un proceso judicial contra Manlio Fabio, su hija senadora y demás mencionados en las notas periodísticas, todo habrá sido un maniobra mediática y política con la que le quisieron mandar un mensaje al exsenador Beltrones: que ni se meta en Sonora, ni se le ocurra mandar a su hija política, la gobernadora Claudia Pavlovich, a ayudar al candidato de la alianza opositora, Ernesto Gándara, porque entonces los expediente muertos revivirán cuantas veces sea necesario. Y queda claro así cuáles son las iniciales de donde viene el mensaje: ADM y sus muy cercanos amigos en los despachos de Palacio Nacional.

Serrano no quiere fuero, le urge

Detrás de la postulación del inefable exsecretario de Gobierno de la CDMX, Héctor Serrano, como diputado plurinominal al Congreso de San Luis Potosí, está por un lado el PT y su líder nacional Alberto Anaya, y por otro lado, la urgencia del exfuncionario mancerista de conseguir, a como dé lugar, un fuero legislativo que lo proteja de las investigaciones que tiene en su contra la administración de Claudia Sheinbaum por presuntos actos de corrupción.

Serrano pretendía lograr la reelección como diputado federal, apoyado por el PT, porque esa fue la promesa que le hicieron cuando, junto con otros diputados perredistas como Mauricio Toledo, José Angel Pérez y Manuel López Castillo, abandonaron a la bancada del Sol Azteca para apoyar la fallida intentona de Gerardo Fernández Noroña por convertirse en presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro. En aquella ocasión tanto Noroña como Alberto Anaya les prometieron a los tránsfugas del PRD que les garantizarían la continuidad en sus curules y con ello la protección del fuero que tanto Serrano como Toledo necesitan al ser dos objetivos directos de las investigaciones de Sheinbaum.

Pero ocurrió que a Anaya se le complicaron las listas pluris por su alianza con Morena y ya no pudo cumplir la promesa de darle la reelección a Serrano, mientras que a Toledo lo acusó formalmente el gobierno capitalino de enriquecimiento ilícito el pasado 25 de enero y pidieron retirarle la inmunidad, con lo que ya no podía volver a ser diputado. Pero Serrano no se quedó tranquilo con la negativa y exigió a Noroña y a Alberto Anaya que le cumplieran el trato, por lo que la directiva nacional del PT dio la orden de que el exsecretario de Gobierno capitalino fuera como primero en la lista pluri del Congreso de San Luis Potosí.

Esa es la historia detrás de la extraña postulación que no gustó nada en las oficinas de la Jefa de Gobierno que expresó su molestia porque, justo el partido aliado de la 4T, esté pretendiendo proteger a uno de los “delincuentes”, como llamó públicamente Claudia Sheinbaum a los colaboradores más cercanos de su antecesor Miguel Ángel Mancera. Ahora sí que Héctor Serrano actuó como aquella viejita del chiste que llegó a la cárcel a solicitar una visita conyugal y cuando le preguntaron con quién, respondió urgida “con el que sea”. Así de urgido, pero de fuero, está el oscuro exfuncionario.

NOTAS INDISCRETAS…

Esta semana será clave para saber si Rosario Robles se convierte en testiga colaboradora o se le otorga el criterio de oportunidad por parte de la Fiscalía General de la República. Entre el miércoles y el jueves próximos la exsecretaria de Desarrollo Social recibirá en el penal de Santa Martha la visita de funcionarios de la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones de Delincuencia Organizada (SEIDO) para escuchar qué tipo de información y pruebas tiene en su poder Rosario en contra de funcionarios del gobierno peñista que tuvieron una participación y una responsabilidad directa en los desvíos millonarios de 5 mmdp que fueron saqueados de Sedesol y Sedatu a través de mecanismos de simulación y fraude conocidos como la "Estafa Maestra". Todo apunta a que Robles dará información en contra del extitular de Hacienda, Luis Videgaray, y dependiendo del tamaño de las pruebas y el calibre de las revelaciones de la ex Jefa de Gobierno, la SEIDO y la FGR decidirán si le dan a Rosario los beneficios que busca, entre los que se incluye una petición directa de la exfuncionaria peñista para que la dejen dar sus testimonios y su colaboración en prisión domiciliaria, desde la comodidad de su hogar, como les ha autorizado la FGR a otros testigos hombres como Emilio Lozoya Austin o Emilio Zebadúa. Si no le conceden a Rosario lo mismo que a otros testigos varones, si no le dan el mismo trato, entonces se confirmaría lo que tanto ha denunciado la señora Robles: que la Fiscalía actúa con misoginia y desigualdad ante acusados hombres y acusados mujeres…Semana intensa. Los dados mandan Escalera Doble para los amables lectores. Que disfruten su fin de semana.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios