Se encuentra usted aquí

Lozoya ¿testigo colaborador contra Peña Nieto?

Salvador García Soto
20/02/2020
00:09
-A +A

Entre las opciones jurídicas que analiza la Fiscalía General de la República y que estaría negociando con Emilio Lozoya Austin y sus abogados, hay dos figuras jurídicas que podrían aplicarse al exdirector de Pemex una vez que sea extraditado de España y traído a México. La primera sería que aceptara su culpabilidad en los delitos graves que se le imputan a cambio de una reducción de pena, conocida como el “allanamiento a cargos”, figura contemplada en la legislación española, y la segunda sería que aceptara, una vez en México, acogerse a la figura de “testigo colaborador” del Código Penal federal para que, a cambio de información relevante sobre la corrupción en Pemex, obtuviera un beneficio penal.

Y en esta última figura, la de colaboración de un acusado, antes llamada “testigo protegido”, Lozoya Austin podría convertirse en el eslabón que la FGR está buscando para poder acusar e iniciar un procedimiento judicial en contra del expresidente Enrique Peña Nieto, y contra quien fuera el llamado “hombre fuerte” de su sexenio, el influyente exsecretario de Hacienda y excanciller, Luis Videgaray Caso. Esa sería la forma en que, por primera vez en la historia del país, un caso de corrupción contra un exmandatario nacional pudiera ser judicializado y confirmaría la información que difundió ayer The Wall Street Journal: “México está investigando al expresidente Enrique Peña Nieto”, atribuida por el diario estadounidense a un “alto funcionario mexicano”.

La información que fuentes vinculadas al caso Lozoya dieron a esta columna, coincide con la presencia ayer en España del abogado Javier Coello Trejo, quien se reunió en la cárcel de Málaga con su cliente Lozoya Austin. La estrategia legal que desde hace meses ha desplegado Coello, con el envío de mensajes de amenaza o advertencia como “Emilio Lozoya no actuó solo” o “Mi cliente sólo siguió órdenes del presidente (Peña) y del secretario de Hacienda (Videgaray)” también concuerda con una negociación o al menos un diálogo en curso con la Fiscalía mexicana para que el exfuncionario preso “colabore” con las autoridades con información para llegar al expresidente.

Porque las mismas fuentes judiciales corroboran que también el padre de Lozoya, Emilio Lozoya Thalmann, aceptó colaborar con la Fiscalía y fue una pieza clave para lograr la detención de su propio hijo el pasado 12 de febrero, tal como lo informó en su columna el periodista Roberto Rock el domingo pasado. Incluso, al haber sido el vínculo de su hijo con los expresidentes Peña Nieto y Carlos Salinas, para quien trabajó como secretario de Energía en su sexenio, y durante sus meses de fuga el “correo humano” entre los tres personajes, Lozoya Thalmann habría decidido “cooperar” con el fiscal Gertz Manero, después de que sintió que su junior había sido “abandonado y dejado solo” por parte de Salinas y Peña. Hay una fuente cercana a la familia, que afirma que en su última plática con Peña en Madrid, antes de acercarse a la FGR, Lozoya padre se despidió con un mensaje: “Si Emilio se va a la cárcel, no se irá solo”.

Así que todo va cobrando sentido en el caso Lozoya con la frase que hace unos días le declaró el fiscal general Alejandro Gertz Manero al diario El País: “Estamos cerrando el cerco en torno a Peña Nieto”, y con lo que también este martes nos decía Santiago Nieto, poderoso titular de la UIF, en una entrevista que le hicimos para “Las Noticias de la Noche” de El Heraldo TV: “Hay procesos de investigación abiertos en muchos frentes. Hemos aportado a la FGR, 660 notas de investigación en 2019 y muchas involucran a gente cercana al expresidente Peña Nieto. Y es una parte fundamental de la agenda pública del presidente López Obrador de cero tolerancia a la corrupción y a la impunidad”.

NOTAS INDISCRETAS…

Dos mensajes importantes ayer mandó el Presidente en el Día del Ejército: el primero, sacar la celebración y el homenaje a las Fuerzas Armadas, que históricamente se llevaba a cabo en los campos militares, para llevarla al Zócalo capitalino, la plaza política y cívica del país. Y el segundo mensaje fue revivir, en su discurso, la amenaza “golpista” que el propio López Obrador hiciera pública en noviembre de 2019, a raíz del famoso discurso de protesta del general Gaytán en un acto con los altos mandos del Ejército mexicano. Ayer, el Presidente volvió a agradecerle a los militares por “no escuchar el canto de las sirenas y dar la espalda al golpismo”, un discurso muy ad hoc con las teorías conspiracionistas con las que el Presidente ha respondido, con bastante insensibilidad e indolencia, a su última crisis grave: la del feminicidio y las protestas de mujeres contra la violencia…Y hablado de mensajes presidenciales, también ayer el Presidente mandó uno con dedicatoria de nombre y apellido: “Yo recuerdo que cuando hicieron el fraude de 2006, en premio a quien había ayudado en el fraude, le entregaron la Subsecretaría de Educación Básica y le entregaron el ISSSTE, étcetera, étcetera, étcetera. Ya ustedes hacen la investigación, pero así era”. Y no hubo que investigar mucho para saber que esa fue la respuesta a la maestra Elba Esther Gordillo, que apenas el lunes apareció en el diario El País diciendo: “Pienso hablar, actuar y opinar en la vida de México”, ¿será que a la maestra le mandaron el clásico “cállate cha-cha-laca”?… A propósito de chachalacas, en el Politécnico quieren exorcizar a cualquiera que intente contagiar al instituto de la campaña de desestabilización que enfrenta la UNAM con los grupos violentos de “encapuchados”. Y en ese afán nos cuentan que al que han visto “muy solícito” entre la comunidad politécnica es al director general del Tecnológico Nacional de México, Enrique Fernández Fassnacht, a quien vinculan con algunos grupos porriles que se mueven en el IPN. “Don Enrique anda más ocupado en meterse de lleno a la grilla que al desarrollo tecnológico de nuestro país y le sobra tiempo para andar en otros temas diferentes, como tratar de desestabilizar e intrigar a los politécnicos”, comentan en las altas esferas educativas. ¿Sabrá de esto el secretario Esteban Moctezuma o andará más ocupado en su pretendida candidatura para San Luis Potosí?… El viernes, en La Paz, la Conago cambiará de presidente y al cambio acude como invitado el presidente López Obrador. En lugar de Francisco Domínguez, asumirá la presidencia de los gobernadores el también mandatario panista de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis. Será la primera reunión del presidente con todos los gobernadores del país después de la crisis del Insabi y las decisiones que tomaron varios estados de no adherirse al convenio federal de salud, o de hacerlo con otro modelo diferente al del Ejecutivo Federal…Se lanza el tiro. Capicúa de los dados.

 

Salvador García Soto
Autor de la columna “Serpientes y Escaleras”, Salvador García Soto es uno de los periodistas críticos con amplia presencia en los medios impresos y electrónicos de México.