Los amigos de Andy

Andrés Manuel Jr. decidió quedarse y jugar con un bajo perfil público

SERPIENTES Y ESCALERAS
Nación 17/02/2022 03:29 Actualizada 03:29
Guardando favorito...

Para no tener “ninguna influencia en el gobierno” de su padre, como afirma insistentemente el mismo Presidente, Andrés Manuel López Beltrán, mejor conocido como “Andy”, tiene demasiados amigos cercanos trabajando en puestos clave de la administración pública federal. Ha colocado en posiciones de poder a sus cuates, lo mismo compañeros de la universidad que amigos personales y militantes de su grupo político en el partido Morena de la Ciudad de México, donde López Beltrán tiene una fuerte influencia como operador en el control de nominaciones, candidaturas y posiciones.

Andy es el hijo de en medio del presidente López Obrador y es el más metido en la política. Tiene 36 años y es politólogo egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. A diferencia de sus dos hermanos, el mayor José Ramón y el menor Gonzalo, él no aceptó irse del país, como se los pidió el presidente López Obrador a sus tres hijos mayores al inicio de su mandato. Andrés Manuel Jr. decidió quedarse y jugar a un bajo perfil público, pero no por ello renunció a gravitar en el gobierno a través del impulso a varios cercanos amigos suyos que trabajan en el gabinete de su padre.

Aunque su principal actividad pública tiene que ver con la fábrica de Chocolates “Rocío”, creada por él y por sus hermanos a partir de la producción de cacao de la finca del mismo nombre en Teapa, Tabasco, donde poseen 32.5 hectáreas, que de acuerdo con una investigación de la Plataforma Conecctas, la finca Rocío ha sido beneficiada indirectamente con apoyos del programa federal “Sembrando Vida”.

Pero Andy tiene una actividad política que trasciende al ámbito empresarial, donde por cierto tampoco le ha ido mal, pues entre los clientes que le compran el chocolate Rocío está no sólo el Palacio Nacional sino también el Grupo Hotelero Vidanta, del empresario chihuahuense Daniel Chávez, cuyos hijos le dieron empleo y visa de trabajo en su despacho de abogados Kei Partners, en Houston, Texas, a su hermano mayor José Ramón López Beltrán.

En sus pininos políticos, Andy comenzó antes de 2015 y fue uno de los principales promotores de la creación del partido Morena. Antes, en 2013 apareció en representación de su padre en los plantones que realizó el movimiento lopezobradorista afuera del Senado de la República para oponerse a la Reforma Eléctrica de Peña Nieto; entonces su papá estaba internado en Médica Sur recuperándose de su primer infarto al miocardio.

Luego, tras la creación de Morena y su primera elección federal en 2015, Andy participó en las campañas en las que el nuevo partido logró ganar 15 diputaciones federales, 12 en la CDMX, 2 en Veracruz y una en el Estado de México. Desde ahí dio forma a su grupo político formado por jóvenes que lo apoyaron en las campañas y que luego él impulsó para ser diputados en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, que dio forma a la actual Constitución capitalina, entre los que estuvieron Antonio Martínez Velázquez y Marath Baruch Bolaños.

Varios de sus amigos e integrantes de su grupo político fueron colocados en áreas estratégicas del gobierno federal, en donde en estos tres años han creado toda una red de influencia y operación. Por ejemplo, Emiliano Calderón Mercado fue nombrado por López Obrador como titular de la Coordinación de Estrategia Digital, desde donde desarrolla tecnologías de la información y comunicación para uso de la Administración Pública Federal. De ahí partieron todos los nombramientos de las áreas TI (Tecnología de la Información) de las secretarías de Estado, y es en esas áreas donde se elaboran y orientan la emisión y ejecución de políticas públicas y lineamientos en sistemas digitales del gobierno federal.

Emiliano Calderón Mercado fue uno de los tres integrantes del Comité de Encuestas de Morena en la CDMX que definieron la candidatura de Claudia Sheinbaum a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México en 2017, en un proceso que fue descalificado y cuestionado en su veracidad por el ahora líder del Senado, Ricardo Monreal.

Otros dos amigos muy cercanos de Andy que han tenido un crecimiento meteórico en el gobierno de la 4T son los hermanos gemelos Martínez Velázquez: el actual director del Infonavit, Carlos Martínez Velázquez y Antonio Martínez Velázquez, ex vocero de la Secretaría de Cultura del gobierno federal y actualmente Secretario de Cultura del Gobierno de Tlaxcala con la morenista, Lorena Cuéllar. Ambos tienen una relación personal con el hijo del Presidente desde sus épocas universitarias y forman parte de su círculo más cercano.

También compañero de estudios en Ciencias Políticas de López Beltrán y amigo de todas sus confianzas es el subsecretario del Trabajo, Marath Baruch Bolaños López. Llegó a ese cargo en octubre de 2020 cuando fue nombrado por Luis María Alcalde en la subsecretaria de Empleo y Productividad —por instrucciones directas de Palacio Nacional— en sustitución de Horacio Duarte, que dejó esa posición tras ser nombrado Administrador General de Aduanas. Antes de llegar a la Secretaría del Trabajo, Marath fue secretario particular del canciller Marcelo Ebrard desde el arranque de la administración, a donde también llegó por recomendación de su amigo.

Esos son los amigos más visibles de Andy, que ocupan posiciones importantes en la Administración Pública Federal. Además de ellos, al hijo mediano del Presidente se le relaciona con varios oficiales mayores o directores de administración de varias dependencias y secretarías.

En los últimos días, en medio de la crisis política por el presunto conflicto de interés en que se ha visto envuelto su hijo José Ramón López Beltrán, por habitar la Casa Gris de Houston, el presidente López Obrador ha defendido en varias ocasiones a sus hijos mayores y ha dicho y repetido que “se portan bien” y que “no tienen ninguna influencia en el gobierno, además de recordar que desde niños aprendieron a “resistir” porque eran espiados y acosados cuando él era dirigente opositor en Tabasco.

Pues, si en el caso de José Ramón el problema ha sido con su lujoso estilo de vida y la extraña facilidad con la que consiguió empleo y visa de trabajo como “asesor legal” en Estados Unidos, en el caso de Andy López Beltrán, está claro que, si bien no figura en ningún cargo público ni de gobierno, sí tiene una influencia real y gravita en muchas de las áreas estratégicas del gobierno a través de sus amigos más cercanos. 

NOTAS INDISCRETAS…

Luego de que el presidente López Obrador enfocara sus baterías en contra de su histórico rival político en Tabasco, el exgobernador Roberto Madrazo Pintado, a quien acusó de haberlo espiado cuando tenía el poder en Tabasco, algunos empezaron a deslindarse del tabasqueño. El empresario Carlos Cabal Peniche habló ayer con varios de sus amigos a quienes les aclaró que no tiene ningún tipo de relación ni política ni de negocios con Madrazo Pintado. “Absolutamente nada que ver con Roberto, nunca lo he frecuentado. Y de los apoyos que le di hace mucho tiempo, nunca me correspondió”, le dijo Cabal a un amigo en un intento claro de desmarcarse del político priista que hoy está en la mira presidencial por ser uno de los financiadores del sitio Latinus, que hoy tiene tan enojado al Presidente, tras la revelación de la “Casa Gris” de su hijo Ramón López Beltrán en Houston. Por lo pronto, en previsión de que Madrazo pase de acosador a acosado, Cabal Peniche dice que no tiene ninguna relación con el tabasqueño…Otra que ayer nos hizo llegar un comentario fue la senadora panista Josefina Vázquez Mota. Y es que el martes, durante la sesión del Senado, llamó la atención la ausencia de la excandidata presidencial en el momento en que se votó la propuesta de su partido, el PAN, para que los senadores investigaran el posible conflicto de interés en que incurrió el hijo del presidente López Obrador al vivir en una casa propiedad de un alto ejecutivo de la empresa Baker Hughes, petrolera texana que es contratista de Pemex. Vázquez Mota aclara que ni se abstuvo ni faltó intencionalmente a la votación y que su ausencia se debió a que se sintió mal y tuvo que ausentarse de la sesión. “Tuve un día terrible de dolor y terminé en el hospital en la tarde-noche”, dijo la senadora, quien también aclaró que no fue operada, sino que el motivo de su visita al hospital son padecimientos de salud que tiene…Los dados mandan Escalera Doble. Subimos 

 

Comentarios