Suscríbete

El senador de los sobornos

Salvador García Soto

El caso contra Jorge Luis Lavalle es la puerta para que la Fiscalía comience a acusar a otros senadores

Aunque su primera audiencia judicial fue pospuesta, el pasado 25 de enero, a petición de la Fiscalía General de la República, que argumentó supuestos riesgos de contagio de Covid para sus fiscales y para el equipo de Hacienda, aun cuando la audiencia se realizaría de manera virtual vía Zoom, el de Jorge Luis Lavalle sigue siendo hasta ahora el único expediente del caso Lozoya que ha sido judicializado a partir de los testimonios y acusaciones que realizó el exdirector de Pemex.
 
Al exsenador panista de Campeche la Fiscalía lo ubica como el encargado de cobrar y recoger los sobornos en efectivo que Emilio Lozoya dice haber entregado a los senadores del PAN, los cuales mandaba a recoger con su amigo y colaborador, el secretario técnico del Senado, Rafael Caraveo, para después repartir los pagos en efectivo entre el grupo de senadores de Acción Nacional que participó de aquellos sobornos a cambio de su voto a favor de la Reforma Energética.
 
Lavalle ha sido acusado por los delitos de asociación delictuosa, cohecho y lavado de dinero y está en espera de que se reprograme la audiencia en la que sería imputado formalmente por la FGR para poder declarar en su defensa. Aunque el exsenador ha negado las acusaciones y se ha dicho acusado por Lozoya por razones políticas, las investigaciones que realizó sobre sus cuentas y patrimonio la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda sí documentan un crecimiento exponencial del patrimonio y las transferencias del político campechano que no corresponden al nivel de ingresos que él mismo declaró al SAT en los años en que fue Senador de la República entre 2012 y 2018.
 
En esos seis años el senador panista tuvo ingresos por 14 millones de pesos, pero según la UIF en el mismo lapso realizó retiros de sus cuentas por 2 millones de dólares, es decir 40 millones de pesos, más de tres veces sus ingresos como legislador. En particular en las investigaciones brincaron tres depósitos que realizó a sus cuentas en el año 2015, cuando se aprobó la citada reforma energética peñista, y por las fechas en las que Emilio Lozoya dice haber entregado los sobornos a los legisladores del PAN. El 25 de mayo de 2015 Lavalle tiene un depósito de 13 millones de pesos; el 4 de junio del mismo año otro depósito por 1.5 mdp, el 22 de junio uno más por 1.5 mdp y el 10 de noviembre recibió otro depósito por 9 millones de pesos.
 
La UIF le encontró también 2 propiedades en la Ciudad de México, una ubicada en Las Lomas de Chapultepec en Monte Elbruz 166, y una más en Río Rhin en la Colonia Cuauhtémoc, además de 1 casa en Campeche y 2 terrenos en la misma ciudad de donde es originario, ambos reportados a precios subvaluados con valores menores a los reales. En sus declaraciones fiscales al SAT, Jorge Luis Lavalle dijo haber ganado 28 millones de pesos en ingresos entre 2014 y 2019, cifra muy por debajo de los retiros que le documentaron por 2 millones de dólares. En cuanto a empresas, el exsenador dijo ser socio de Casa Sierra, una empresa de agricultura en la que se asoció con Roberto Gil Zuarth y Luis Fernando Salazar, y que se dedicó a promover y cabildear la aprobación de la legalización de la Cannabis en la actual legislatura del Senado, mercado en el cual tenían intenciones de participar.
 
Sobre el amigo y colaborador de Lavalle, Rafael Caraveo, quien ya declaró ante la FGR y reconoció ser la persona que aparece en el video donde se le ve recibiendo dinero en efectivo por parte de funcionarios de Pemex en 2015, mismo que trasladaba en una maleta, la UIF también lo investigó y encontró que Caraveo, quien fuera secretario Técnico del Senado en la pasada legislatura tiene 5 propiedades, 3 en la Ciudad de México y 2 en Campeche. El vínculo cercano entre Lavalle y Caraveo se acredita porque éste último aparecía autorizado para realizar movimientos en una cuenta de BBVA a nombre de Jorge Luis Lavalle.
 
En dos años, entre 2014 y 2016, Caraveo declaró al SAT haber recibido ingresos por 5 millones de pesos, aunque sus gastos y retiros bancarios superaban con mucho esa cantidad y en esas mismas fechas se le documentaron 31 vuelos realizados a España y a la ciudad de Miami.
 
La importancia de que avance el primer expediente judicializado del caso Lozoya es comprobar si la información que le dio Emilio Lozoya Austin a la FGR, para pedir el criterio de oportunidad, realmente es validada por los jueces, a partir del testimonio de dos testigos ofrecidos por el exdirector de Pemex para verificar la veracidad de sus dichos y que hasta ahora se han negado a declarar ante la Fiscalía. El caso contra Lavalle, que podría reanudarse en los próximos días, es la puerta para que la Fiscalía comience a acusar a otros excompañeros senadores del campechano que también fueron señalados por Lozoya como Ernesto Cordero, Francisco García Cabeza de Vaca y Francisco Domínguez, además del entonces diputado Ricardo Anaya, y de al menos un exsenador del PRI, junto con otros exfuncionarios como Luis Videgaray.
 
Por eso es tan importante para la FGR amarrar muy bien las acusaciones y los testigos que confirmen las acusaciones contra Jorge Luis Lavalle, porque si ese caso se le cae, y si los testigos que ofreció Lozoya se niegan a ratificar los dichos del exdirector de Pemex, entonces los otros expedientes se verían comprometidos y, en una de esas, Emilio Lozoya termina pasando de acusador a acusado y se le cae su “criterio de oportunidad”.
 

NOTAS INDISCRETAS…

Al presidente López Obrador le presentaron, antes de que se contagiara de Covid, un expediente en contra de un encumbrado funcionario de la 4T que, aunque encabeza una institución autónoma, está claramente identificado con el actual gobierno. El expediente documentaba una transferencia de México a Francia por 2 millones de euros y el pago era para la compra de un departamento en la exclusiva Avenida Foch, famosa por sus jardines y por ser la rua más ancha de la París, en donde se ubican lujosos edificios del siglo XIX, embajadas, museos y tiendas de las marcas más exlusivas. Es una de las 12 avenidas que desembocan en la icónica Plaza de la Estrella y tener un departamento ahí equivale a entrar al círculo más selecto del ambiente parisino. El funcionario pagó su lujoso departamento con esa transferencia y ya en el gobierno se preguntan e investigan de dónde provino tanta abundancia. ¿Quién será ese encumbrado abogado de la 4T que se prepara para disfrutar, quizás en un futuro no muy lejano de la vie en rose en su lujoso departamento en París?... Giran los dados. Doble Escalera.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios