Cabeza de Vaca acusa a los hijos del presidente

Salvador García Soto

En la guerra entre el gobernador Cabeza de Vaca y el gobierno de López Obrador aún falta mucho por ver

En uno de sus viajes a Estados Unidos realizados en los últimos meses, en medio de la persecución judicial en su contra, el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca se reunió con sus amigos de la oficina de la DEA en Laredo, Texas, para ofrecer un trato a la justicia norteamericana. El mandatario panista dijo tener información que involucra a la familia del presidente López Obrador, particularmente a sus hijos, en actividades relacionadas al huachicoleo y contrabando de gasolinas desde Estados Unidos a México.
 
Previo a sus reuniones con la DEA, el gobierno de Tamaulipas había mandado a investigar a José Ramón López Beltrán, a través de un despacho de exagentes del FBI que contactó también en Texas y que estuvieron siguiendo por 6 meses las actividades del hijo mayor del presidente. De lo que encontraron los exagentes estadounidenses es que su esposa, Carolyn Adams cobraba en Pemex, aunque también encontraron que ese pago ya lo recibía la nuera del presidente desde antes de que empezara el actual gobierno como “consultora en temas energéticos”.
 
Se metieron a todas las páginas de Facebook y redes sociales del matrimonio López Adams y de ahí salieron la mayor parte de las fotos de ellos viajando y disfrutando por varios destinos del mundo que han sido publicadas en las mismas redes sociales y en varios medios de comunicación para tratar de mostrar el estilo de vida de los hijos del presidente que no siempre coincide con la austeridad republicana que tanto pregona el mandatario nacional.
 
Luego el equipo contratado por Cabeza de Vaca se puso a investigar la relación de Andy López Beltrán con los hermanos Carmona, empresarios que, según lo que rastreaban desde Tamaulipas, le entregaban fuertes cantidades de dinero al hijo mediano del presidente. Los empresarios Carmona son los mismos hermanos que le financiaron su campaña a Mario Delgado por la dirigencia de Morena y que tenían vínculos con varias Aduanas del país en la época de Ricardo Peralta.
 
Según esa información, los Carmona manejaban hasta cinco aduanas y con eso financiaban a Morena y a su presidente Mario Delgado. Este fue uno de los últimos datos que les dio Cabeza de Vaca a los agentes de la DEA en la oficina de Laredo, Texas.
 
En el contexto de esas acusaciones a la familia del presidente López Obrador, llamó la atención una noticia en la que el pasado 28 de marzo, el Grupo de Operaciones Especiales de Tamaulipas, el tristemente célebre GOPE, detuvo y decomiso un “camión de carga que transportaba 1 millón 115 mil dólares en efectivo y cuyo destino era Villahermosa, Tabasco”. Según un comunicado oficial de la Fiscalía de Justicia de Tamaulipas, que encabeza Irving Barrios, el camión fue interceptado y detenido mientras transitaba en la carretera que va de Reynosa a San Fernando, y habría ingresado por la aduana fronteriza para dirigirse, según las declaraciones del chofer que lo manejaba, a entregar el dinero en Villahermosa “a un hermano del presidente”.
 
Según fuentes federales ese camión fue parte de “un montaje orquestado por la Fiscalía de Tamaulipas” con el único objetivo de “probar” las acusaciones en contra de la familia del presidente por su supuesto involucramiento en actividades de huachicoleo y contrabando de gasolina proveniente de Estados Unidos.
 
En todo ese contexto, que tiene que ver con la guerra política y jurídica que libran el gobernador de Tamaulipas y el gobierno federal, sucedió el incidente en el que hombres armados a bordo de una camioneta, le cerraron el paso a Mario Delgado el pasado 28 de mayo cuando el líder nacional morenista viajaba en una camioneta Suburban para apoyar las campañas de su partido en Tamaulipas. El mismo Delgado denunció en sus redes sociales a través de un video.
 
Hoy se sabe que quienes se acercan a la camioneta en que viajaba Mario Delgado, en la carretera de Matamoros, eran policías del GOPE vestidos de civil y que en realidad lo que estaban checando era el registro de la camioneta del líder morenista, para saber de quién era y resultó que el vehículo en el que se movía Mario estaba a nombre de los hermanos Carmona, justo los que Cabeza de Vaca sostiene que financian a Morena y a su dirigente.
 
Así que en la guerra entre el gobernador Cabeza de Vaca y el gobierno de López Obrador aún falta mucho por ver; mientras el asunto siga sin resolverse en el Poder Judicial y en la Suprema Corte, el duelo no sólo es jurídico y constitucional sino también político y en el juego de vencidas entre Ciudad Victoria y Palacio Nacional, se vale todo.
 
NOTAS INDISCRETAS…Detrás del polémico y grandilocuente discurso del presidente López Obrador el sábado, en el aniversario del natalicio del Libertador Simón Bolívar, está sin duda la mano de Marcelo Ebrard. Tanto en la propuesta de integracionismo latinoamericano como en la defensa del régimen cubano, al que propuso darle una “medalla a la dignidad” en medio de la histórica ola de protestas de los jóvenes de la isla que están siendo reprimidos y encarcelados, se nota que al presidente le prepararon un discurso que busca recuperar el papel perdido por México en el contexto latinoamericano y buscar nuevos esquemas de integración y unidad en la región, aunque no se esforzaron ni tantito por ocultar el sesgo izquierdista y bolivariano que revindica la 4T. Marcelo ha impulsado desde la SRE la visión de una “unidad de América Latina”, más allá de la retórica bolivariana y, en su pleito a muerte con la OEA,  a la que vuelve a criticar el presiente y propone su desaparición, el canciller ha abonado por el fortalecimiento de una organización que no tenía mucha importancia, la CELAC. Desde ahí y en la reunión de cancilleres, en la que un acierto fue sin duda la presencia de la escritora chilena Isabel Allende, México se propone hacer un contrapeso a la Organización de Estados Americanos y avanzar sobre proyectos concretos en materia de operación de recursos naturales, combate a la pandemia, cooperación en materia de vacunas y promover que todos los países de la región articulen posicionamientos conjuntos puedan ser llevados por al G 20 o al Consejo de Seguridad…Por cierto que en esa reunión de la CELAC otro invitado de Marcelo Ebrard fue el senador Ricardo Monreal, quien fue orador único en el almuerzo, en el que había 25 cancilleres o ministros de la región de América Latina además de la vicepresidenta de Colombia. Monreal se lució con su discurso en el que elogió a Marcelo por “su mano inteligente y eficacia” y lo calificó como “uno de los mejores colaboradores del presidente y mi amigo”. Así que el foro latinoamericanista de la CELAC también sirvió de escaparate para la adelantada sucesión presidencial que vive México y el canciller aprovechó para fortalecer su imagen en la región, mientras Monreal confirmaba que, al menos en esta parte de la sucesión, casi tres años antes de las definiciones, se mantiene la alianza entre los M&M, Marcelo y Monreal… Al ministro Zaldívar lo agarraron este fin de semana de shopping en las tiendas de Manhattan. El presidente de la Corte andaba relajado, con su actual esposa, disfrutando del verano neoyorquino. No había nada de malo en su viaje, más allá de las críticas en redes sociales que por cierto hicieron que Fernando Belaunzarán, quien subió las fotografías en su cuenta de Twitter, porque dijo que se las mandó “una amiga” que identificó a Zaldívar cerca del edificio del Radio City Music Hall, eliminara la publicación luego de las burlas y ataques al ministro presidente y a su esposa. En fin, que mientras pague de su bolsa el ministro puede viajar a donde le plazca…Se baten los dados. Serpiente doble. Mal inicia la semana.

Comentarios