Lula y las dos Izquierdas

Sabina Berman

La otra Izquierda es aquella que se aferra a los primeros dogmas comunistas y rechaza la democracia, el libre mercado y la globalización

-Yo amo a los cubanos –le dije al presidente Lula, en la entrevista que recién le realicé. —Viví entre ellos un año de mi vida. Y me da una tristeza inmensa lo que pasa ahora mismo en Cuba. Algunos cubanos saliendo a las calles a reclamar sus libertades, que les han negado durante décadas, y el fin de la dictadura; otros cubanos, atendiendo el llamado que las hecho el presidente de Cuba y saliendo a enfrentar a sus hermanos en las calles. ¿Qué mensaje tiene usted para Cuba?

A diferencia de quiénes creen que ser leales al pueblo cubano implica negar sus graves angustias, incluyendo la dictadura que los agobia, Lula de inmediato reconoció: 

—Sabina, yo creo que el pueblo cubano tiene todo el derecho de salir a las calles, de pedir la libertad, tiene el derecho de pedir más comida en la mesa y más energía. 

Y fiel a su costumbre de salirse de la polarización, para buscarle soluciones donde todas las partes se beneficien, mandó un mensaje al nuevo presidente cubano y luego al nuevo presidente de Estados Unidos de América

—El gobierno cubano tiene la obligación de conversar con el pueblo. Lo que yo no logro entender es por qué el presidente Biden, después de la decisión de las Naciones Unidas que le pidió que retirara los embargos al pueblo cubano, ¿por qué Biden no anunció que revocará todos los actos del presidente Trump contra Cuba? …Biden debería convocar a Díaz Canel para encontrar una solución negociada.

La pregunta estaba inscrita en la sección que arranqué con la descripción de las dos Izquierdas que hoy existen. Una, la Izquierda que abraza la Democracia; aprovecha el libre mercado y la globalización; y ve su misión en incluir a los pobres en la abundancia creada. Precisamente la Izquierda de la cual Lula es el ícono —él que sacó de la pobreza durante sus dos periodos presidenciales previos a 28 millones de personas, mientras Brasil pasó de ser la economía número 13 del mundo a ser la número 6. “El milagro de Lula” han nombrado a ese proceso. 

La otra Izquierda siendo aquella que se aferra a los primeros dogmas comunistas del pensamiento de izquierda. Rechaza la democracia —“ese invento burgués” la llegó a nombrar Fidel Castro—; y rechaza el libre mercado y la globalización

Lula fue muy enfático en que la dictadura le parece inadmisible y deslizó lo que a él le parece la causa de que aún existan en Latinoamérica

—Todas las veces que el gobernante (de un país) empieza a pensar que es irremplazable, ahí está llegando la dictadura. Si le puedo dar un consejo a Daniel Ortega (el dictador de Nicaragua), o a cualquier otro presidente: no se olviden de la democracia; no dejen de defender la libertad de prensa, de comunicación y de expresión, porque es eso lo que refuerza la democracia.

En un traje azul marino y con corbata roja, a sus 75 años y luego de un año y medio de cárcel, Lula habló durante más de cien minutos de pie y con una voz potente de mitin, solo interrumpida para soltar una cálida risa. ¿Por qué no habría de estar feliz? Lo apoya una mayoría de los brasileños para que desplace de la presidencia al fascista Bolsonaro, según consignan las últimas encuestas. 

—¿Y qué lo distingue a usted como a un líder de Izquierda? –le pedí más adelante que precisara. 

De su extensa respuesta tomo apenas una frase: 

—Yo me decía todos los días que gobernaba para los 213 millones de brasileños, pero todos tenían que saber que yo gobernaba con un corazón de madre: los que más necesitaban eran los que recibirían un segundo vaso de leche, un segundo plato de frijol, porque había que cuidar a los que más necesitaban.

La entrevista pasará el próximo jueves por Canal 14, a las 9 de la noche, y esa misma noche por Canal Once, a las 0 horas. Su tema conductor es el dicho, Las dos Izquierdas, un asunto en el que a mi entender es importante que los mexicanos nos volvamos más avispados. 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios