Se encuentra usted aquí

Las máquinas jerarquizadoras

En las jerarquizadoras se acumulaban todas las necesidades del grupo y la máquina elegía su orden de resolución de acuerdo a su urgencia y otros mil quinientos indicadores
Las máquinas jerarquizadoras
11/08/2019
00:43
-A +A

Esta especie se organizaba socialmente en una forma jerárquica. A decir: un individuo, elegido por Dios, por el tiempo de su vida, tomaba las decisiones del grupo, rodeado por otros cuantos individuos, los aristócratas.

Monarca y aristócratas eran los dueños de la tierra, eran los únicos educados, los únicos que poseían la riqueza, los únicos con derecho a ser felices y eran los dueños de los otros individuos, llamados el pueblo.

Esto empezó a ocurrir en un tiempo tan remoto que se pierde en la memoria de la especie.

Poco tiempo después, unos cuantos miles de años después, esta especie se atrevió a intentar otra forma de organización social.

A decir: un individuo, elegido por el pueblo, ya no por Dios, por un periodo de tiempo ahora limitado, unos cuantos años, tomaba las decisiones del grupo, rodeado por otras cuantas personas, los congresistas y los jueces, la elite política, que le rebatían casi todo lo que ordenaba.

Esto empezó a ocurrir a partir del año 1789 y fue lentamente evolucionando y perfeccionándose.

Era la misma idea monárquica con algunas variantes, y como antes la mayor parte de los individuos, el pueblo, estaba supeditado a las decisiones de unos cuantos, supuestamente los más sabios pero de seguro los más astutos.

Poco tiempo después, unos cuantos cientos de años después, esta especie se atrevió a intentar otra forma de organización social.

El pueblo adquirió la habilidad de tomar las decisiones del grupo mediante unas máquinas llamadas jerarquizadoras. En las jerarquizadoras se acumulaban todas las necesidades de todos los individuos del grupo y la máquina elegía su orden de resolución de acuerdo a su urgencia, la cantidad de beneficiados, la certeza del resultado y otros mil quinientos indicadores.

No habían ya ni Presidente ni elite política ni Dios ni jerarquía ni decisiones que tomar.

Habían únicamente individuos organizados por máquinas jerarquizadoras y de forma tan eficaz que poco a poco hubieron también menos necesidades que resolver y la especie descubrió que estaba en la vida para algo mejor de lo que jamás había previsto.

Eso empezó a ocurrir a partir del año 2035 y fue lentamente evolucionando y perfeccionándose.

Periodista y escritora de ficción —de drama y de prosa—.