Suscríbete

Largo aliento

Sabina Berman

Salvados por científicos, quienes nos han fallado en esta pandemia son los políticos

La pandemia transparentó qué es hoy lo mejor de la especie humana –y qué es lo peor. 

A los que estamos salvos, nos ha salvado la Ciencia. Es decir, los médicos y los expertos en epidemias, que muy rápido nos dijeron cómo no contagiarnos. Guardar sana distancia, ponernos cubre bocas y viseras, y confinarnos. 

Humildes medidas, pero reales, para impedir la propagación del virus. 

Y de esta tragedia nos están salvando exactamente los mismos. Los científicos, que en menos de un año han desarrollado una docena de vacunas para inmunizarnos. Una hazaña antes nunca vista. 

Y cuando hablamos de científicos, estamos hablando de personas absortas en la Realidad: esos que buscan soluciones en lo real y no en la fantasía. 

En cambio quienes nos han fallado en esta pandemia son los políticos. 

A excepción de lo que ocurrió en el Oriente, donde los políticos implementaron a pie juntillas las órdenes de los científicos, los políticos de Occidente no afrontaron como irreductible la realidad del coronavirus

Se pusieron a formular ecuaciones complejas y absurdas donde la muerte se sumaba o restaba de los números de la economía o se quería conciliar con ideales fantásticos como son la libertad individual o el libre tránsito de personas, ideales que traducidos al contexto de una pandemia han significado conductas grotescas: el derecho de infectarse e infectar a otros o el derecho a dejar migrar contagiados de una comunidad a otra. 

Lo peor: una vez absorbida y normalizada la dimensión de la tragedia en curso, los políticos de Occidente se han dado a la tarea de aprovecharla políticamente. 

Muchos saldrán vivos de la pandemia dispuestos a olvidar esto que todos vivimos. La política se enredó en sus cálculos al afrontar la realidad y nuestra deuda con la Ciencia es infinita. Querrán rehacer sus vidas olvidando lo visto y caminarán con paso firme al mundo del pasado. 

En cambio muchos otros habremos entendido algo esencial. La Realidad es lo único sólido y real que existe –y lo mejor de lo humano sucede cuando nos atamos a la Realidad, es decir, cuando basamos nuestras vidas en la verdad y no en la fantasía de los ideales o en el contador de la economía.

Esos, los que nos volvimos hiper realistas en la pandemia, no queremos volver al mundo de antes. No queremos olvidar lo aprendido. Desde ahora buscamos los senderos para caminar con nuestra tribu íntima o en solitario hacia un nuevo comienzo. Nos preguntamos qué conceptos y qué prácticas debemos desechar y qué conceptos y prácticas nuevas debemos abrazar. ¿Cómo, nos preguntamos, dejar atrás la cultura urbana, capitalista, consumista y patriarcal y alinearnos con los ciclos de la Realidad?

La Realidad: es decir, la Naturaleza. 

Para nosotros, los que hemos empezado a caminar hacia un nuevo comienzo, he emprendido con un grupo compacto de realizadores, y bajo el auspicio y la producción de la televisión pública mexicana, una serie de 13 entrevistas con grandes pensadores y hacedores de nuestra burbuja humana, la mayoría de ellos en tránsito desde hace tiempo hacia el exterior de la burbuja. Personas como Pepe Mujica, Leonardo Boff, Dilma Rousseff, Amelia Varcárcel

Serán conversaciones de largo aliento, de una hora de largo, que empezarán a transmitirse en el Canal 14 y en el Canal Once, este próximo jueves. Los espero pues cada jueves de marzo, abril y mayo, en Largo aliento, para conversar del mundo que nos deja la pandemia y sobre todo de las claves de una nueva cultura enraizada en la Realidad.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios