Se encuentra usted aquí

Una historia enterrada de la Policía Federal

Una historia enterrada de la Policía Federal
25/02/2020
02:40
-A +A

Alguien debe explicar a la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, lo que ocurrió con la administración de los fondos públicos en la Policía Federal (PF) y en el sistema de seguridad nacional en su conjunto, durante la administración Peña Nieto.

Atorada, como es costumbre, entre sus responsabilidades y sus pronunciamientos en redes sociales (ahora, para denostar la protesta feminista programada para el 9 de marzo), la secretaria se apresuró en días pasados a garantizar una investigación rigurosa ante la denuncia de la Auditoría Superior de la Federación de que en junio de 2018 fueron pagados casi 500 millones de pesos, en forma irregular, a petición de la titular de la División Científica de la PF, puesto que en ese periodo ocupó Patricia Trujillo Muriel, designada coordinadora operativa de la Guardia Nacional en abril del año pasado por el gobierno del presidente López Obrador.

Lo que la ASF decidió omitir, y que parece ignorar la titular de la SFP, es que ni en la PF ni en toda la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) se gastaba un solo peso que no fuera autorizado por un círculo de acero creado por el exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, actual coordinador del PRI en el Senado.

La emisaria para estos efectos fue la señora Frida Martínez Zamora, una abogada hidalguense que había acompañado a su jefe durante casi tres lustros, desde que en 2004 se desempeñó en el Instituto Electoral del Estado de Hidalgo, luego estuvo con él durante su gubernatura (2005-2011); en el arranque de la pasada administración fue asignada, primero, al control de los dineros en el Cisen, que dirigió Eugenio Ímaz, otro personaje cercano a Osorio. Y luego asumió el puesto de secretaria general de la PF, con un control férreo en todo tipo de adquisiciones, muchas de las cuales resultaron controvertidas desde entonces.

Renato Sales se desempeñó al frente de la CNS dese mediados de 2015 hasta el último día del gobierno Peña Nieto. Era del conocimiento general que su margen de operación financiera estaba restringida por la voluntad de Martínez Zamora, quien reportaba directamente con el oficial mayor de Gobernación, Jorge Márquez, el hombre más poderoso en el entorno de Osorio Chong.

Historia aparte merecerá en este espacio el referido gasto por casi 500 millones de pesos presumiblemente ordenado por Trujillo Muriel. Se acabará demostrando que fue una versión actualizada del programa “Pegasus” que tanto quitó el sueño al exsecretario Osorio y a la exprocuradora federal Arely Gómez. El equipo se usó para recopilar información, correlacionar y procesar datos de Facebook, Twitter, YouTube e Instagram y permitir la localización en tiempo real de un teléfono móvil, “lo que podría ser ilegal”, subraya la denuncia.

APUNTES

Sin precedente, el llamado presentado ayer en un editorial de primera plana de EL UNIVERSAL en el que pide que el ministro de la Corte Luis María Aguilar sea recusado como ponente en el juicio que desde 2018 sostiene contra esta casa editorial el excandidato presidencial panista Ricardo Anaya. Sin antecedentes, también, el señalamiento de que Aguilar, expresidente del máximo tribunal, ha falseado los hechos en los que apoya su postura, en la que ha quedado aislado dentro del pleno. Una resolución serena sobre este tema, como la que eventualmente será asumida, no podrá alejarse de la sentencia emitida en noviembre de 2011 por Arturo Zaldívar, actual ministro presidente, recién citada en un luminoso artículo de Enrique Krauze: “El debate en temas de interés público debe ser desinhibido (…) pudiendo incluir ataques vehementes (…) sobre personajes públicos (…). Estas son las demandas de una sociedad plural, tolerante y abierta, sin la cual no existe una verdadera democracia” ooo Contundente, la imagen del senador Germán Martínez, exdirector del IMSS, ayer en el foro efectuado en la cámara alta sobre subcontratación laboral: mientras hablaba de evasión fiscal, exhibió una revista en cuya portada aparece el más importante empresario del outsourcing en México, Raúl Beyruti, a la vez accionista importante de esa publicación. En ese mismo encuentro, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, refirió que existen varias denuncias en proceso sobre empresas del sector.

Roberto Rock
Es egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Diplomado por la Northwestern University en Administración de Empresas Periodísticas.