Estados: destapes en puerta

Roberto Rock L.

Consultas con la directiva morenista que encabeza Mario Delgado confirman que es irreversible la definición en Tamaulipas por Américo Villarreal

La secuencia de postulaciones en los seis estados que cambiarán de gubernaturas el próximo año arrancará con Tamaulipas, donde Morena posee ya la marca más fuerte y cuyo candidato será Américo Villarreal

Consultas con la directiva morenista que encabeza Mario Delgado confirman que es irreversible la definición por Villarreal —actual senador e hijo del ex gobernador de mismo nombre. Los sondeos colocan en segundos sitios en preferencias ciudadanas a Maki Ortiz y a Rodolfo González, ambos de Morena. El PAN, actualmente en el poder, se perfila débil, incluso bajo una alianza con PRI y PRD. 

Aguascalientes ofrece la mayor incertidumbre. La injerencia de Marko Cortés, presidente del PAN, afecta incluso la credibilidad de su aliada, la exalcaldesa María Teresa Jiménez, que disputa la postulación con el senador Antonio Martín del Campo. Una encuesta “definitiva” este fin de semana parece la última llamada para evitar una fractura que sacaría al panismo del poder. 

Oaxaca será también para Morena. El PRI es gobierno hoy, pero se ha diluido bajo el acercamiento del gobernador Alejandro Murat con el presidente López Obrador. La imagen de una reciente comida en un restaurante informal en la colonia Condesa de la ciudad de México entre Murat y Andrés López Beltrán, el influyente hijo del Presidente, confirmó este proceso que se agudiza ante la ruptura del veterano político José Murat, exgobernador y padre de aquél, con los dos principales dirigentes del PRI, Alejandro “Alito” Moreno y Rubén Moreira

Las encuestas de Morena destacan las preferencias por dos finalistas: Susana Harp, un fenómeno impulsado por López Obrador desde que la proyectó como senadora. Acaso es la más cercana a los afectos presidenciales y su candidatura reflejaría el imaginario de la Oaxaca profunda enaltecido desde Palacio. El otro aspirante fuerte, el también senador Salomón Jara, exhibe sus décadas de experiencia en un estado con gobernabilidad compleja. 

Hidalgo quedará atrapado entre el PRI de bolsillo y en virtual extinción que exhibió la presunta asamblea nacional armada por “Alito” Moreno. Enfrente tendrá al PRI local que ha gobernado siempre la entidad y que hoy encabeza Omar Fayad, distanciado de Moreno, de Moreira y de la carta abierta de éstos para la contienda, la diputada federal Carolina Viggiano. El resultado probable será que Morena recoja una nueva gubernatura de la mano de unos sus principales aspirantes, el senador Julio Menchaca o incluso, el cantante Francisco Berganza

Quintana Roo tendrá gobernadora morenista por la vía de la alcaldesa de Benito Juárez-Cancún, Mara Lezama, cuya tarea inmediata debe ser resistir pactos de impunidad con el gobernador saliente Carlos Joaquín González o que la obliguen a tolerar los negocios de sus aliados del Partido Verde, la mafia político-familiar que encabeza Jorge Emilio González.
En Durango parece perfilarse un hasta ahora difícil acuerdo al interior de la alianza opositora PAN-PRI que, de fructificar, podría quizá frenar a Morena. La decisión parece estar en manos del gobernador panista José Rosas Aispuro. 

Apuntes: Miguel Ángel Navarro, nuevo gobernador de Nayarit postulado por Morena; médico de profesión y hasta hace algunos meses presidente de la Comisión de Salud en el Senado, presentó al presidente López Obrador una propuesta sustentada para convertir a su entidad no en una prueba piloto, sino en un modelo de sistema universal de salud bajo la rectoría del Instituto Mexicano del Seguro Social (y su extensión, IMSS-Bienestar, en las zonas marginadas), lo que cuenta con el acuerdo inicial del director de la institución, Zoé Robledo. Se trata del esquema considerado lógico —y urgente— para el país, pero que en la presente administración ha seguido atorado por los mismos intereses acumulados por décadas.

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios