Las búsquedas inmobiliarias están cambiando

Roberto Esses

La pandemia lo ha cambiado todo. ¿Por qué no habría de cambiar nuestros hábitos de consumo, formas de búsqueda y compra, y preferencias?

Sencillamente, no podemos seguir haciendo nuestra vida como si nada hubiera pasado. Es inevitable reflejar en nuestros hábitos y anhelos los resultados de lo que estamos viviendo.

Y eso lo vemos lo mismo en la lista del supermercado, que al buscar una vivienda, porque 10 meses de pandemia han puesto de cabeza nuestra forma de vida y, con ello, también las preferencias al momento de rentar o comprar una casa o departamento, o cualquier otro bien raíz.

Es evidente que cualquiera que esté buscando un lugar para vivir dará ahora mucho mayor importancia a la disponibilidad de espacios adecuados para trabajar o estudiar a distancia.

Buscará la ubicación, que nunca dejará de ser uno de los factores más importantes al elegir un inmueble, pero ya bajo la premisa de que no necesariamente debe ser cerca del lugar de trabajo, y de que ahora esta ubicación debiera ser para dar mejor calidad de vida urbana.

Buscará, definitivamente, la mejor conectividad al hoy imprescindible internet, y espacios que garanticen ese contacto con el mundo que, en muchos casos, el encierro nos hizo perder.

Habrá quien incluso tome la emergencia como la oportunidad de buscar una vivienda en otra ciudad, sabiendo que la cercanía ya no es indispensable y que, al hacerlo, puede encontrar más metros cuadrados o mejor ubicación.

Estudios realizados por Vivanuncios reflejan este cambio de preferencias y la forma en que esto se traduce en lo que la gente busca en su plataforma inmobiliaria.

Hay que decir que el avance de la tecnología reflejado en portales especializados facilita las búsquedas, detallando al consumidor todo lo que quiere saber, a fin de que pueda rentar o comprar lo que le sea más adecuado.

Por supuesto, las preferencias cambian en función de la plaza, tipo de producto y segmento del mercado del que se trate, pero en todos los casos hacen evidente una búsqueda de espacios abiertos y que proporcionen contacto con la naturaleza y, en cierta medida, con la ciudad.

Los cambios de preferencias que ha traído la pandemia al sector inmobiliario ya son muy evidentes en las búsquedas que realizan quienes requieren un bien raíz, marcando nuevas pautas que quitan protagonismo a amenidades que hasta hace poco determinaban decisiones de compra o renta, para dejar paso a otras que el confinamiento ha hecho particularmente deseables, como pudieran ser un balcón, una terraza o un jardín.

No es casualidad que en algunas regiones de Europa ya haya nuevas regulaciones que hacen obligatorios los balcones para los nuevos desarrollos de vivienda.

Es apenas lógico, después de ver lo que ha implicado vivir en pequeños departamentos que no cuentan con ellos.

Y sí, los ajustes en las prioridades de las personas se han traducido en consecuentes cambios en sus preferencias y han movido las tendencias en cuanto al tipo de amenidades que prefiere la gente al momento de buscar una vivienda.

El hecho es que al comparar el complejo 2020 con el año anterior, ya era evidente un incipiente ajuste en las tendencias, en que al momento de rentar o comprar una vivienda, la gente se olvidaba de amenidades como gimnasios, lavanderías o salones de usos múltiples, para dar preferencia a balcones, terrazas, jardines o albercas. Ese ajuste que se agudizó durante el año.

Estudios realizados por Vivanuncios a nivel nacional señalan que, mientras en enero de 2019, entre quienes buscaban una vivienda en renta casi nadie manifestaba el interés de que tuviera un balcón, un año después 5% lo mencionaba entre sus criterios de búsqueda, y ya para noviembre la cifra se elevaba a 10%.

Es una tendencia similar a la que se registra entre quienes buscaban comprar una vivienda, pues en enero de 2019 apenas 1% buscaba que tuviera balcón, cifra que se elevó a 6% en enero de 2020 y llegó a 11% en noviembre pasado.

Entre quienes querían rentar una vivienda, 8% quería alberca en enero de 2019, 2% jardín y 6% terraza, cifras que cambiaron respectivamente a 13%, 13% y 11% para enero de 2020 y se fueron a 25%, 28% y 26% en noviembre.

Para quienes querían comprar una vivienda, querían alberca 17% en enero de 2019, 6% jardín y 12% terraza, cifras que para enero del año pasado cambiaron respectivamente a 20%, 22% y 16%, y se fueron a 31%, 37% y 33% en noviembre.

La pandemia cambió la forma de vivir los espacios y ello ha provocado que la gente busque nuevas características al comprar o rentar una vivienda, una oficina o un local comercial.

En esta nueva realidad cambiaron las preferencias, cambiaron las búsquedas y seguramente estamos ante un cambio en las tendencias del mercado, en donde la búsqueda de espacios abiertos es la constante.

 
Director general de Vivanuncios, portal inmobiliario de eBay
Twitter: @BobEsses

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios