Innovación tecnológica y desarrollo inmobiliario

Roberto Esses

El sector inmobiliario ha tenido un desempeño que ha superado con creces las expectativas pandémicas, y esto, en gran medida, se debe a que la tecnología ha ganado cada vez más espacios como vehículo para agilizar lo mismo la promoción y búsquedas de propiedades, que la formalización de operaciones de renta, venta y obtención de créditos hipotecarios.

La pandemia ha sido un bicho terrible, pero disruptivo, y en muchos casos ha provocado cambiar modelos lo mismo para trabajar, que para obtener insumos de todo tipo.

Es esa misma tecnología que nos ha permitido trabajar y comprar todo tipo de cosas sin salir de casa, la que ha marcado la definitiva consolidación de nuevos tiempos para la industria inmobiliaria.

Esos tiempos están marcados por enormes posibilidades para el consumidor final, que ya normalizó que la forma de encontrar todo tipo de activos y servicios inmobiliarios está al alcance de su mano a través de su teléfono inteligente o su computadora.

Los meses que siguieron al aviso de cierre de actividades como estrategia sanitaria provocaron incertidumbre y paralizaron muchísimas actividades productivas; sin embargo, en el caso de la industria inmobiliaria, la tecnología permitió que el mercado se siguiera moviendo, respaldado por plataformas y sistemas inteligentes que permitían ofertar productos y facilitar las búsquedas del consumidor final.

Los primeros meses de la pandemia aceleraron e incrementaron el alcance del uso de la tecnología, al mismo tiempo que hacían evidente la trascendencia de la vivienda como factor determinante de calidades de vida y resiliencia.

Fueron meses en los cuales todos pusimos enorme atención a lo que nuestra casa representaba, lo mismo para hacer frente a la emergencia sanitaria, que como ese espacio amable y eficiente que nos permite llevar a cabo nuestras diferentes actividades, más ahora que es ahí donde muchos hemos trabajado y estudiado, disfrutando o padeciendo sus espacios o su ubicación.

En este contexto, muchos tomaron la decisión de buscar una nueva vivienda que respondiera mejor a sus necesidades de pandemia. Y ya sea rentando o comprando una vivienda nueva o usada, el mayor reto estaba en ser muy eficientes en la búsqueda y, sin salir de casa, elegir y formalizar operaciones en momentos en que todo tipo de oficinas permanecían cerradas y resultaba difícil incluso visitar los desarrollos en que se ubicaban las propiedades que habíamos encontrado en línea.

Crecieron más allá de toda expectativa las búsquedas en las plataformas digitales que presentan la oferta inmobiliaria y en las de las instituciones financieras que ofrecen créditos hipotecarios. Esos mismos sistemas se fortalecieron y adaptaron creando mejores condiciones para facilitar las búsquedas, para incrementar la oferta disponible y para vincularse con los servicios en línea involucrados en los procesos inmobiliarios.

El sector inmobiliario estuvo a la altura del reto y encontró en la tecnología el vehículo ideal para mejorar la atención que brinda a la sociedad.

Crecieron las búsquedas en los portales inmobiliarios, los cuales respondieron a esa demanda mejorando la experiencia de sus usuarios. En Vivanuncios, en el primer trimestre de 2021 tuvimos un crecimiento de más de 26% de visitas únicas en comparación con el mismo periodo de 2020.

Crecieron también las búsquedas relacionadas con créditos hipotecarios, y tanto bancos como organismos públicos de vivienda (Infonavit y Fovissste) mejoraron sus plataformas para permitir que sus clientes y derechohabientes pudieran hacer en línea gran parte de sus procesos, con la pura excepción de la firma de escritura.

Hay que destacar que el potencial de todas estas plataformas se consolidó con la participación de los profesionales inmobiliarios, que confiaron en ellas y las aprovecharon al máximo en momentos en que las citas presenciales eran casi imposibles.

Fue muy rápida la migración de una industria que aún tenía una enorme dependencia de prácticas presenciales tradicionales, tomando una irreversible dirección rumbo a las ventas en línea.

Es un hecho que la pandemia pasará, pero lo es también el que este enorme avance de la tecnología ya no tendrá marcha atrás, y que vivimos nuevos tiempos de una industria inmobiliaria que ya sólo se entiende a partir del respaldo de la tecnología.

Toca a los profesionales del sector subirse a este tren de innovación y asumir que la tecnología no llega para desplazarlos, sino que, por el contrario, llega para convertirse en un valioso instrumento que multiplica tanto sus oportunidades, como las de sus clientes.

En lo que toca al consumidor final, la oportunidad está en usar la tecnología para tener mejor información de todo tipo relacionada con sus necesidades inmobiliarias.

Este consumidor tendrá las mayores facilidades para que la tecnología le ayude a evaluar mucho mejor sus opciones y para entrar en contacto con quienes ofrecen las propiedades, créditos y servicios que mejor respondan a sus necesidades y posibilidades.

La tecnología ya está en forma irreversible en nuestras vidas. Toca entenderla y aprovecharla para encontrar y atender en formas mucho más eficientes nuestras necesidades actuales y futuras.

 
Director general del portal inmobiliario Vivanuncios
Twitter: @BobEsses

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios