Por qué continuar

Ricardo Monreal Ávila

La 4T se enfrenta a su primera gran prueba electoral sin la presencia como candidato o participante del hoy presidente López Obrador

La coyuntura actual en México nos sitúa en un contexto en el que conjeturar algo sobre los eventos políticos se torna una audacia. Estamos a sólo unos cuantos meses de que las elecciones más grandes de nuestra historia tengan lugar, comicios que, además, serán los primeros verdaderamente democráticos y cuyo resultado reflejará el rumbo que la población decidirá darle al país. Esto hace que cualquier análisis o argumentación que trate de vaticinar lo que sucederá próximamente se encuentre sustentado en la cuerda floja del siempre incierto futuro.  
 
En paralelo al riesgo de realizar análisis con pronta fecha de caducidad, se encuentran los argumentos que, a pesar de lo que suceda, siempre tendrán validez: información objetiva que busca aportar datos que sirvan como punto de apoyo en la toma de decisiones de quienes integran una sociedad. Tal es el objetivo central de 21 razones para el 21. ¿Por qué continuar?, el más reciente libro de mi autoría, en el cual he intentado esbozar tanto la importancia del momento histórico en el que México se encuentra como los motivos por los que debemos seguir en el sendero de la Cuarta Transformación del país.  
 
Esta publicación busca también hacer frente al cúmulo de críticas infundadas que pretenden demeritar los resultados de los dos primeros años del gobierno actual, las cuales son esbozadas y financiadas por quienes se beneficiaban del estado de las cosas en el antiguo régimen, y poco tienen que ver con la realidad. Por eso resulta pertinente divulgar de manera objetiva los logros que el gobierno popularmente electo por más de 30 millones de personas ha alcanzado en este corto tiempo, y con ese interés, el libro puede ser descargado de manera gratuita desde mi sitio web. De este modo, ante las calumnias prevalecerán los hechos imparciales que mostrarán cómo en nuestro país se ha iniciado la construcción de una sociedad más justa, equitativa y democrática. 
 
Las 21 razones mencionadas en esta obra bien podrían ser catalogadas como compromisos cumplidos, que he reunido en tres grandes categorías. La primera tiene que ver con la instauración de un nuevo modelo económico, para lo cual se ha llevado a cabo un combate frontal contra la corrupción; se ha iniciado la separación entre el poder político y el poder económico, y se han implementado medidas de austeridad republicana.  
 
La segunda categoría engloba las acciones emprendidas para construir un Estado de bienestar sólido que finalmente atienda las necesidades de las personas más vulnerables, que por años quedaron marginadas del modelo económico del régimen pasado. Entre las acciones que se incluyen en este esfuerzo destacan la atención a la niñez y la juventud como pilares del presente y el futuro del país; la reducción de la desigualdad de género y la brecha digital; una nueva política de derechos humanos y la protección de los derechos de las y los trabajadores, así como reformas que aseguren el acceso a servicios educativos y de salud de calidad, de manera universal y gratuita, sin simulaciones o fines electorales.  
 
La tercera categoría se relaciona con el fortalecimiento del Estado mexicano, el cual fue adelgazado mediante las políticas neoliberales del pasado, que sólo beneficiaron al mercado. Aquí se incluyen acciones como la reconstrucción del sistema de procuración e impartición de justicia; los avances para lograr la pacificación del país; la construcción de confianza en los procesos electorales; el fortalecimiento de la democracia participativa; la implementación de una política exterior ejemplar; asegurar las soberanías alimentaria y energética, y la construcción de infraestructura que beneficie a todo el país y no solamente a unas cuantas personas.  
 
Además de las anteriores, una de las razones que señalo en el libro como primordial para decidir si continuar o no con el cambio de régimen es la estrategia con que las autoridades mexicanas han enfrentado la pandemia. Aunque existen críticas severas en torno a este tema, lo cierto es que se ha actuado con transparencia y honestidad, que los ahorros provenientes del combate a la corrupción han permitido llevar a cabo acciones para subsanar nuestro resquebrajado sistema de salud, heredado de gobiernos anteriores, y además, que  no se ha adquirido deuda para rescatar grandes empresas, sino que se ha apoyado a las personas más vulnerables, contando así con un plan de recuperación económico que no sólo es congruente, sino socialmente responsable.  
 
La reflexión central del libro es reconocer que la 4T se enfrenta a su primera gran prueba electoral sin la presencia como candidato o participante del hoy presidente Andrés Manuel López Obrador, pero también resaltar los argumentos con que debemos encarar esta histórica prueba.  
  
Razones para continuar hay muchas; motivos para retroceder, ninguno. 

 

[email protected] 
Twitter y Facebook: @RicardoMonreala
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios