Testimonios de libertad editorial

Ricardo Homs

EL UNIVERSAL es una tribuna donde el ejercicio de opinión es plural y se da en completa libertad

El dos de mayo del 2019 Manuel Bartlett, recién nombrado director general de la CFE, publicaba su último artículo de “opinión” en El Universal, titulado “12 años de libertad”, para poder concentrar su atención y esfuerzo en su nueva encomienda.

En su despedida agradecía al Lic. Juan Francisco Ealy Ortiz, presidente ejecutivo y director general de este periódico los doce años de libertad editorial como articulista del área de opinión y concluía expresando: “Narramos así, el crecimiento imparable del Movimiento popular nacional encabezado por Andrés Manuel López Obrador, que establece un nuevo régimen apoyado en un triunfo sin precedentes en el México contemporáneo. Todo esto queda en los archivos de este diario, tanto físicos como virtuales, a través de su formidable portal de internet.

Además, agregó: “En este recorrido de oposición abierta a los gobiernos, a los presidentes, sus colaboradores, sus diversas acciones, nunca tuve la menor censura, ni siquiera alguna expresión de crítica, de parte de El Universal, en 12 años”.
 

Este último párrafo se refería a cómo tuvo libertad absoluta para asumir una postura crítica frente a los presidentes Calderón y Peña Nieto.

A su vez, yo he tenido la costumbre de leer la columna de opinión de Martí Batres desde el cinco de enero del 2016, cuando publicó un artículo titulado “El verdadero debate”, e incluso, hace unos días, el dieciséis de julio pasado publicó aquí mismo “La dictadura mediática”, criticando la postura de quienes como parte de la prensa interpretamos lo acontecido últimamente en Cuba como represión, tomando en cuenta que en el mismo espacio dentro de este periódico, un día después yo publiqué mi artículo titulado “Pobre Cuba, atrapada en la cápsula del tiempo”.

Lo anterior muestra que, en la misma sección, Opinión, tuvimos cabida dos visiones antagónicas de un mismo tema, por demás sensible y cada quien tuvo derecho a expresar su personal punto de vista.

A su vez, desde el 2015 leo en El Universal los artículos de Alejandro Encinas, quien el veinte de julio pasado publicó su artículo titulado "Revolución y democracia” que analiza la situación política de Nicaragua, hoy sumida en graves problemas. El análisis fue realizado por Encinas con total objetividad y una postura totalmente democrática.

A partir de estos tres ejemplos, de colaboradores muy cercanos al presidente López Obrador, quiero dejar testimonio de la apertura que El Universal ha manifestado a lo largo de los años permitiendo que en su plataforma digital y en sus páginas impresas se expresen todas las posturas ideológicas y políticas para ofrecer a sus lectores diferentes ángulos, para que cada quien forme su opinión personal respecto a los temas que hoy marcan tendencia en la agenda pública.

Yo firmé esta carta que publicamos los articulistas de la sección de “opinión” de este gran diario con mi profundo reconocimiento a la libertad que yo también he recibido en El Universal desde que me inicié publicando un blog en el año 2011. En estos diez años jamás he recibido una indicación respecto al tratamiento de mis temas y contenidos de mis publicaciones y mucho menos una sugerencia, recomendación o llamada de atención. Es más, este testimonio lo estoy compartiendo por propia iniciativa y seguramente ante la sorpresa de mi editor, del co-editor y el subdirector responsable del área de “opinión”.

Por tanto, es importante entender ¿Cuál es realmente el conflicto que molesta al presidente frente a los medios de comunicación?

Muchos de los articulistas hoy denostados por el presidente también manifestaron una actitud muy crítica frente a los presidentes Fox, Calderón y Peña Nieto. Entonces, ¿qué está sucediendo hoy?.

No nos confundamos, no es el dinero, ni el regreso de privilegios lo que hoy mueve a la prensa escrita y principalmente a los periódicos.

Los problemas financieros de los periódicos vienen de antes de la llegada de este gobierno. No es la pérdida de contratos de difusión o publicidad gubernamental lo que ha generado una grave crisis financiera generalizada, que seguramente también es global. Por tanto, debemos pensar en el origen real y este es la digitalización de la información y la cobertura noticiosa a través de redes sociales.

Antes, si no se leía el periódico no nos enterábamos de lo que sucedía en nuestra comunidad, el país y el mundo. A través de los noticieros de radio y televisión sólo podíamos obtener una síntesis. Por tanto, para estar informados había que comprar el periódico impreso o adquirir una suscripción y los anunciantes disponían gran parte de su presupuesto publicitario para invertir en periódicos y revistas.

En contraste, hoy la información nos llega apenas prendemos la computadora y aún no iniciamos actividades. Nos llegan noticias actualizadas que no hemos solicitado, tanto de portales informativos, como de amigos que las reenvían.

Los periódicos importantes, como El Universal tienen ya un portal digital que hasta hoy es gratuito y sólo algunos medios ya exigen la suscripción obligatoria. Incluso, la versión impresa hay quienes la divulgan informalmente y de modo gratuito en la red.

Si hoy la información es gratuita, -pues inunda nuestra computadora, así como nuestro dispositivo telefónico-, entonces podemos ver que los periódicos se han fortalecido en el área de opinión, cubriendo una necesidad, que es orientar a la ciudadanía para descubrir dentro de todo el torrente noticioso, cuáles son los temas relevantes por su impacto, así como ayudar a sus lectores a realizar un análisis reflexivo e interpretarlos con visión de futuro.

Por tanto, los intereses económicos en los periódicos no son determinantes como para supeditar a ellos la línea editorial. Si así fuese, muchos periódicos habrían desaparecido y sus propietarios habrían invertido sus ahorros, tiempo y atención en negocios más rentables.

Mas bien la vocación periodística y la responsabilidad social es la que hoy mantiene funcionando los periódicos. Una gran parte de los articulistas del área de opinión no cobramos por lo que publicamos, pues nuestra aportación responde a una vocación de liderazgo de opinión, así como al deseo de participar en el futuro de nuestro país. Nos preocupa el legado que dejaremos a las nuevas generaciones y por tanto, vivimos de realizar otras actividades, como son consultoría, conferencias, seminarios o actividades académicas, entre otras.

Podemos concluir que la actitud crítica de la prensa es la misma que enfrentaron todos los gobiernos en estos últimos 20 años. Sin embargo, el gran cambio ha sido que las expectativas ciudadanas generadas por el candidato López Obrador no han cristalizado en acciones de gobierno que resuelvan los graves problemas nacionales ahora que él es responsable del Poder Ejecutivo.

No es lo mismo prometer como candidato, que asumir la responsabilidad de cumplir como gobernante. Ante esto, es lógico que haya mudado el ánimo de la prensa, que está exigiendo el cumplimiento de promesas.

Por tanto, la actitud presidencial frente a la prensa incómoda no tiene sustento y ésta no debe ser considerada un adversario. La prensa en cualquier lugar del mundo, así como en México, representa la conciencia crítica de la sociedad, pues cubre una función necesaria, que es señalar las deficiencias en la administración pública, a fin de que sean subsanadas. Por tanto, más bien debiese ser considerada un aliado a favor de México.

La prensa no forma parte de ningún complot contra el presidente y El Universal es una tribuna donde el ejercicio de opinión es plural y se da en completa libertad.

Por su decisivo papel como garante de la libertad de expresión y con ello de las libertades democráticas, es que se vuelve determinante el apoyo de la sociedad a los medios de comunicación impresos.

POSDATA

En la mañanera de ayer viernes el presidente mostró su enojo en contra del INE, al cual acusó de estar en contra de la democracia por no haber hecho un esfuerzo mayor por promover la Consulta Popular.

Sin embargo, qué explicación se dará a los ciudadanos que participarán en la votación y encontrarán en la boleta oficial del INE una pregunta diferente a la que ha sido promovida mediáticamente por su partido, MORENA, que ha estado convocando a votar para enjuiciar a los expresidentes.

¿A usted qué le parece?
 

Facebook: @Ricardo.Homs1
Twitter: @homsricardo
Linkedin: Ricardo Homs
www.ricardohoms.com
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios