Suscríbete

Retos y bondades de la casa inteligente

Ricardo Blanco

“They say that nobody is perfect. Then they tell you practice makes perfect. I wish they'd make up their minds.” –Winston Churchill 

Hay gente muy afortunada que ha podido implementar un teletrabajo desde casa durante esta pandemia. Este tipo de trabajo vino con retos técnicos y hay una importante discusión en Europa alrededor de quién debe de cubrir los gastos básicos de este tipo de prestación de servicio. Pero el tener casas que incrementan su interconexión también abre la puerta a irlas automatizando aún más.  

Durante los primeros meses de la pandemia, muchos ajustaron su ancho de banda contratado y empezaron a invertir en nuevos dispositivos. Aspiradoras robotizadas, asistentes inteligentes -Google, Siri, Alexa, Cortana-, dispositivos para mejorar la conectividad en el hogar -con sus dificultades-, automatizar las luces. Siendo estos los primeros pasos que llevan a ir midiendo y automatizando el hogar de acuerdo a presupuestos y a necesidades.

Hay grandes beneficios, pero hay que afrontar dos retos clave para estar tranquilos con empezar a conectar y luego automatizar una casa: la adopción y la seguridad. Es maravilloso poder obtener respuestas a preguntas que tiras al aire, pero lo primero es la red de internet dentro de tu casa. Para esto no faltan dispositivos, lo que falta es estandarización. Incluyendo los nombres: a partir de 1985 hubo un incremento de nombres Alexa en niñas de Estados Unidos, este obviamente se redujo a partir de 2015 tras conocer el nombre del asistente de Amazon; “Alexa trae la leche” puede terminar en un “claro, agregué leche a tu lista de compras”. 

El proveedor de servicio te instala un módem en tu casa y suele venir con la prestación de poder crear una red inalámbrica, WiFi. Obvio el tamaño, la arquitectura y la cantidad de dispositivos afectan esta red, además de la velocidad contratada al proveedor. Esto nos lleva muchas veces a buscar antenas que amplíen esa red, pero eso no quiere decir que estén listas para administrar la creciente cantidad de dispositivos conectados, más cuando tienes visitas.  

Al ir conectando televisiones, asistentes, celulares, tabletas, computadoras e incluso relojes vuelve la distribución de la red más compleja y para tener estabilidad es importante entender a qué se conectan los dispositivos. Para manejar con mejor eficiencia esto mi recomendación es crear un “mesh” un tejido más estable en el que incluso puedas definir dispositivos con prioridad, pero esa opción sigue siendo muy cara. Una de las mejores opciones para consumidor, de lo más fácil de administrar, incluso que permite apoyar a adultos mayores a administrar su red de forma remota es Google Nest desde la aplicación Home app de Google.  

Ahora si vamos conectando refrigeradores, lavadoras, medidores de agua, cámaras de seguridad se incrementa la complejidad. ¿Qué pasa cuando puedes medir la cantidad de agua que consume cada familiar? ¿Qué tan de acuerdo estás con que el que te renta ponga cámaras de seguridad, incluso en la puerta de entrada únicamente? ¿Qué pasa cuando tu casa se vuelve un promotor de ventas para Amazon cuando, por ejemplo, te estás por quedar sin detergente?  

Los beneficios para administrar mejor tu casa son maravillosas pero el eslabón más débil sigue siendo el módem del proveedor de Internet. Ese punto en donde compruebas que te quedaste sin internet sin importar que tan estable sea la red de tu casa. Otro punto importante son las credenciales de seguridad de la aplicación, en realidad, la gran cantidad de aplicaciones con las que controlas tus dispositivos inteligentes, porque ofrecen beneficios pero también saben cuándo estás fuera del hogar.  

Para evitar el #ruidoblanco alrededor de la interconexión es importante saber cómo está instalada tu red y cuidar esa información. Así como tienes un mapa de los breaks de electricidad también, aunque suene difícil, trata de tener contraseñas seguras soportadas por autenticación en dos pasos (multi factor authentication) para las aplicaciones y servicios ligados a los dispositivos que conectas.

white-noise

Nota: La opinión de Ricardo Blanco es personal y no refleja la del medio ni la de la empresa para la que trabaja. 
ricardo [at] mrwhite.world

Comentarios