Suscríbete

La jaqueca para ver un partido online

Ricardo Blanco

“You are never to old to set another goal or to dream a new dream,” – CS Lewis

Conocemos las complicaciones, fricciones, que existen a la hora de querer ver un partido de fútbol. El incremento de las vicisitudes para poder disfrutar de tu equipo favorito dependen de varios factores, el país en el que estás, horarios, dueños de los derechos de la transmisión y la facilidad que exista para acercarte a ese contenido.  Los partidos y sus resultados se disfrutan en vivo y se recuerdan en las repeticiones.  

Esta jornada FIFA de eliminatorias para Catar 2022 me cayó como un balde frío en la cabeza. Uno esperaría que la adopción y adaptación que han vivido la mayoría de las empresas de todos tamaños hacia digital durante la pandemia hubiera llegado a ojos, oídos y decisiones de las federaciones y clubes de fútbol del mundo, pero no. No podía creer lo que pasaba, un cambio en los derechos de transmisión de la selección del país que quería ver jugar ya no aplicaba para la aplicación que utilizaba y pagaba acorde a la disponibilidad del contenido. 

Es una burla por parte de las selecciones nacionales y quienes tienen los derechos de transmisión digital internacional el no informar de manera clara y directa las opciones que dan. Abren la puerta a que uno busque por todos lados y abra ligas de proveedores ilegales, granjas de anuncios, seguramente con adware o malware. Esto pone en riesgo nuestra salud, nuestra información e incluso a nuestros equipos de cómputo.  

No pido que den el contenido gratis, sería un gran detalle, con gusto vería anuncios de productos del país de la selección que estoy viendo jugar y hasta buscaría esos productos en las tiendas de autoservicio (Conaprole se vende en México y es un excelente dulce de leche).  Agradecería mucho que no nos traten a todos como si viviéramos en grandes economías globales con tarifas en dólares, 30 dólares por un partido (en realidad la segunda mitad una vez que logré encontrar una opción decente que me diera seguridad respecto al manejo de mis datos y forma de pago). Pero lo peor sigue siendo el tiempo y las búsquedas que tuve que hacer para encontrar una opción, medianamente, decente.  

Estimados administradores de Asociaciones de fútbol nacionales, Confederaciones, FIFA, CONMEBOL, ¡AUF! Tengan la decencia de poner las opciones para ver a la selección de los países por streaming de forma legal. Podría estar seguro de que gastan más dinero en abogados y desarrolladores de negocio haciendo acuerdos o enjuiciando a sitios que transmiten ilegalmente los partidos que lo que tomaría agregar esto a su sitio web oficial y compartirlo en sus redes sociales y canales oficiales de comunicación.  Es hora de aceptar que digital es un canal útil, funcional y seguro que ofrece claridad a quienes no tenemos la fortuna de ver a la selección que queremos por televisión abierta. 

Si pienso en el incentivo económico de unos cuantos anuncios que tienen quienes hacen streamings ilegales de contenido, no puedo ni imaginar la oportunidad económica que representaría ofrecer algo decente a un precio razonable. No se trata siquiera de pelearse por direcciones IP del país en el que tienen los derechos, simplemente: ¡den acceso a la afición! De preferencia con precios acordes a las economías desde donde se quiere consumir el contenido. 

Tras la pésima experiencia de esta semana me queda claro que el #ruidoblanco que rodea el consumo de partidos de forma legal empieza con no pensar en facilitar el acceso a los partidos en las dimensiones de medios actuales a los que tiene acceso la afición. Me ha quedado claro que no tiene que ver con la calidad de la transmisión, empieza con la falta de información para acceder al contenido. Es más fácil acceder a información de cómo crear una red virtual privada con dirección de otro país que encontrar la manera de ver el streaming de un partido, en un mundo en el que cualquier persona puede hacer una transmisión en vivo y llegar a todo el mundo.  

Con respeto le pido a los que toman decisiones de distribución global de contenidos (en especial de CONMEBOL por interés personal, pero me parece que aplica a todos) no sean como cuando Europa se tardó tres siglos en adoptar los números hindú-arábigos, eran mejores que los números romanos, servían, solo había que ajustarlos de izquierda a derecha. Por favor cuiden a su afición en el extranjero, que vive en o visita países donde no hay interés por transmitir esos partidos. 

Reconozco el esfuerzo del equipo de fite.tv para ofrecer contenidos deportivos por streaming, aunque recomiendo que piensen en tarifas acordes al país que solicita el contenido. A las asociaciones de fútbol, tengan la amabilidad de decir con más claridad en qué canales, para qué países y cuáles son las opciones digitales oficiales para ver los partidos en vivo. Pensé que instalar Star Wars Squadrons sin una cuenta de Epic, EA y Geforce era complicado,  pero veo que dar clic en play para ver un partido de eliminatorias oficial de la FIFA en pleno 2020, sin necesidad de una tarjeta de gráficos avanzada, sigue siendo más difícil.

white-noise

Nota: La opinión de Ricardo Blanco es personal y no refleja la del medio ni la de la empresa para la que trabaja. 
ricardo [at] mrwhite.world

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios