Se encuentra usted aquí

El futuro de la movilidad

Ricardo Blanco
29/11/2019
10:30
-A +A

#LaVozDeLosExpertos

"With no advertising & no paid endorsement." — Elon Musk

Muchos seguimos de cerca lo que hacen, piensan y nos ofrecen figuras que brindan una representación del futuro que nos gustaría vivir. Una de ellas es Elon Musk. El interés del inventor y empresario se divide entre habitar Marte y movernos sin quemar combustibles fósiles.

Desde hace varios años, Musk nos ha fascinado con bellos trajes espaciales y vehículos que nos muestran un futuro de cuento mágico, con carrozas cuyas puertas se abren como alas con la gracia de una bailarina.

El presente es parte del diseño del futuro, y nuestro presente está cambiando. No es lo mismo usar prensas para moldear puertas de aluminio que de acero ultra fuerte. Desde que Model S vio la luz, nunca habíamos tenido una explicación tan atenta sobre los materiales y las capacidades mecánicas de un vehículo de Tesla. Habíamos quedado fascinados por sus cualidades tecnológicas: conducción semi autónoma; puertas de halcón con varios motores coordinados; sus capacidades del motor eléctrico; y su maravilloso rango por carga. Pero, con la Cybertruck, en esta ocasión el foco estuvo centrado en la interacción entre un martillo de construcción y una bola de metal con el vehículo.

Tesla se concentró en cualidades que pueden ser de interés para el segmento al que quieren llegar: dueños de pickups. De cualquier manera, es importante entender que, aunque podríamos tener carreteras con convoyes de estos Cybertrucks, hay que estar conscientes de que no estamos viviendo los mejores momentos como sociedad. En meses recientes, el sistema centinela de los vehículos Tesla ha grabado gente que los raya, videos disponibles en internet.

Me parece que tampoco hay que hacer demasiado #ruidoblanco sobre este nuevo capricho de Elon. El mercado de las pickups es enorme en Estados Unidos y es importante comprender que es un negocio que quiere traer la electromovilidad a sectores que son más renuentes de adoptar dicha tecnología. Es más una idea filosófica y de orden de presentación de las capacidades técnicas de los vehículos.

A mi parecer, Elon debió presentar los videos primero. En especial ese en el que empuja la F150 como si fuera una bolsa de papas, el que además le trae más promoción sin pagar publicidad con la pelea de tuits con ejecutivos de Ford.

Después de los videos, hubiera sido buen momento para mostrar la resistencia de los materiales, empezando por el cristal y finalizando con el golpe a las puertas.

Lo triste es que hoy tenemos que ver la resistencia de los vehículos que podrán sortear las manifestaciones sociales que, aunque muchas busquen ser pacíficas, terminan en demostraciones violentas en su búsqueda de encaminar sus inquietudes con menos publicidad que un tuit de alguien que imagina un futuro de colonización de Marte.

Nota: La opinión de Ricardo Blanco es personal y no refleja la del medio ni la de la empresa para la que trabaja.

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN