Viene un Presupuesto con tintes electorales

Raúl Rodríguez Cortés

Se prevén 97 grandes proyectos de infraestructura para diversos estados

Hoy conoceremos un proyecto de Presupuesto que analistas consultados por esta columna anticipan que estará claramente dirigido a garantizar los programas sociales de la llamada 4T y en el que vislumbran un perfil electoral. Su entrega al Congreso se espera este mediodía.

De los indicadores macroeconómicos se puede adelantar lo siguiente:

La economía crecerá este año entre 6.5 y 7% mientras que el aumento estimado del PIB para 2022 es de entre 2.5 y 3.5%. Por efecto de la pandemia la economía registró en 2020 una fuerte caída de poco más de 8%, monto que no alcanzó a compensar el aumento del PIB en este año. Habrá que esperar entonces hasta el año próximo para regrese a los niveles previos a la pandemia. Esto quiere decir se acabó el rebote y que regresamos a una realidad en la que el pronóstico de crecer en 2022 entre 2.5 y 3.5% resulta más bien optimista.

El precio del barril de petróleo fue estimado en 60 dólares, 18 dólares más que el considerado para este año, en tanto que la inflación esperada para 2022 está entre 3.5 y 4% (menor, al 5.6% de este año) y el tipo de cambio entre 19.50 y 20.50 pesos por dólar.

Los ingresos presupuestados para este año fueron de 6 billones 250 mil millones de pesos y el proyecto de Ley de Ingresos 2022 los estima en 6 billones 650 mil millones de pesos. Esto es un aumento de 400 mil millones de pesos. ¿De dónde saldrán si AMLO ha asegurado que no aumentará impuestos como el IVA y el ISR?

Según pudimos saber, el ajuste vendría en los tabuladores del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que aumentaría para el tabaco, bebidas alcohólicas y edulcoradas y, por primera vez, servicios de plataformas digitales. Con ello el SAT espera una recaudación extra de 160 mil millones de pesos.

Además, la llamada Carta Porte, cuya obligatoriedad iba a entrar en vigor el último día de este mes, pero que se prorrogó al primero de enero de 2022, pretende poner un freno al contrabando, con lo que se espera recuperar en impuestos a la exportación y la importación, unos 200 mil millones de pesos. Esta Carta Porte es un comprobante fiscal digital por internet (CFDI), que deberá expedir el transportista de mercancías y que automáticamente quedará registrado en el SAT. Deberá sumarse, por lo demás, la continuación del endurecimiento de la política contra la elusión y evasión de impuestos.

Si del total de los ingresos aprobados para este año 57% correspondieron al ingreso tributario no petrolero, se estima que en 2022 esa proporción aumentará a 60%.

El proyecto de Presupuesto de Egresos del año próximo propone un gasto de 7 billones 40 mil millones de pesos, 500 mil millones de pesos más que los 6 billones 650 mil millones de pesos aprobados para este año.

Se percatará usted que mientras los ingresos proyectados son de 6 billones 650 mil millones de pesos, los egresos son de 7 billones 50 mil millones de pesos. Para completar el gasto hay un faltante de 400 mil millones de pesos. Este pretende cubrirse con el llamado déficit presupuestal que hoy sabremos de cuánto se propondrá para que lo autorice el Congreso, pero que por ley no debe ser superior al 0.7% del PIB, es decir, 169 mil 750 millones de pesos. Siguen faltando unos 230 mil millones de pesos que, se dice, saldrían de mecanismo como el de utilizar para el pago adelantado de deuda que liberaría recursos destinados al principal, los 12 mil 500 millones de dólares de derechos especiales de giro (DEG) que entregó a México el FMI. Hay un debate si eso lo permite la Ley del Banco de México que como presidente de su Comisión de Cambios deberá ganar el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O.

El proyecto de Presupuesto etiqueta los recursos para dar continuidad a los programas sociales de AMLO y para los cuatro megaproyectos de su gobierno, pero también contempla 97 grandes proyectos de infraestructura para diversos estados, muchos de ellos gobernados por el PAN, el PRI y el MC. Su terminación está comprometida para 2024 y se desarrollarán en 2022 y2023. Atraviesan, por lo tanto, procesos electorales estatales y, por supuesto, el presidencial. De ahí el perfil electoral que se le atribuye al Presupuesto.

¿Será esa la zanahoria que se le mostrará al bloque opositor para que avale los ajustes en la recaudación tributaria no petrolera y el déficit para conseguir un Presupuesto con un mínimo de consenso o tendrán que sacarlo adelante Morena con sus aliados el Verde y el PT?

Ya veremos qué tan fina es la mano negociadora del nuevo responsable de la Hacienda Pública.

Instantáneas:

1. DESBOCADO. Inicia mal Enrique Vargas su gestión como coordinador de los diputados del PAN en el Congreso mexiquense. Mal se vio primero al criticar en los medios la resolución de la Sala Superior del TEPJF en la que, cuidando la paridad, le devolvió la diputación a Guillermo Zamacona. Vargas fue insistente al exigir que se incluyeran más mujeres en el legislativo local, pero sin ser capaz de predicar con el ejemplo pues es el PAN el que menos mujeres diputadas tiene. Y luego, el ex alcalde de Huixquilucan, quien ya se asume como candidato a gobernador por su partido, ventiló una supuesta integración de la Junta de Coordinación Política que, a decir de él, sería rotativa. Pero el área de comunicación social de la Legislatura mexiquense lo corrigió al asegurar que será hasta mañana cuando eso se decida en sesión del pleno. El hombre anda un poco desbocado, por decir lo menos.

2. MÁS DIÁLOGO. El residente de la Junta de Coordinación Política del Senado y líder de la fracción de Morena, Ricardo Monreal informó anoche que en acuerdo con todos los grupos parlamentarios de la cámara alta, se decidió abrir un espacio para revisar el decreto por el que se expide la Ley Federal de Juicio Político y Declaratoria de Procedencia. Por tanto, se pospuso su discusión en el pleno.

[email protected]
@RaulRodriguezC
www.raulrodriguezcortes.com.mx

Comentarios