¿Relevan a Rutilio por el desgobierno en Chiapas?

Raúl Rodríguez Cortés

En la dinámica de los recientes cambios en el gabinete que, se asegura, en continuarán la próxima semana, se ha empezado a oír del inminente relevo del gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas.

En el estado la situación está que arde y ya no, de momento, por el EZLN. El neozapatismo se mantiene en relativa calma en sus zonas de control. Más bien se trata de otros problemas de gobernabilidad por el descontento de amplios sectores de la población con la gestión de Rutilio incluido, dicen los que saben, el del propio AMLO.

Ya venía de atrás por el manejo de la pandemia de Covid-19 y las recientes matanzas ocurridas en las comunidades indígenas de Pantelhó y Chenalhó, por la violenta y creciente presencia del crimen organizado en la región de los Altos, el surgimiento de grupos armados de autodefensa y el desplazamiento por miedo de comunidades enteras.

Además, el reciente proceso electoral estuvo marcado por agresiones a candidatos y funcionarios municipales, incluido el secuestro del aspirante perdedor de Morena a la alcaldía de San Cristóbal de las Casas, Manuel Camacho Velasco –hijo del extinto Manuel Camacho Solís- para cuya liberación hubo que pagar 300 mil pesos.

Y, por si algo faltara, se atravesó la represión policiaca a una caravana de familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa durante su visita a la Normal Rural de Mactumatzá y creció la tensión generada por la política de contención, brutal en ocasiones, de las caravanas de migrantes.

Pero ese descontento se agudizó el fin de semana pasado, cuando grupos de la CNTE retuvieron hasta en tres ocasiones a la comitiva presidencial, la primera de ellas durante casi dos horas en lo que pareció una especie de secuestro exprés.

No hay referencia de gobernador alguno que haya superado un desaguisado de tal naturaleza, por muy amigo que sea del mandamás. Al que hoy está en Palacio nada le gustó lo ocurrido y se lo recriminó a su amigo Rutilio, como ya lo había hecho en anteriores ocasiones por su desempeño.

Cuando el viernes pasado AMLO quedó retenido por la CNTE en Tuxtla Gutiérrez, mandó a negociar junto con la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, a Plácido Gilberto Morales, hombre muy cercano al Presidente y como tal invitado a la gira chiapaneca. Él fue alcalde de la capital del estado y, actualmente, como presidente de Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje es quien lleva la relación con los trabajadores del Apartado B como los de la FSTSE y la CNTE, con cuyos líderes Joel Ayala y Alfonso Cepeda, respectivamente, sostiene una muy buena relación.

Muchos en Chiapas ven a Morales como uno de los más sólidos candidatos a participar en las elecciones de gobernador que tendrán lugar en 2024. Los recientes acontecimientos, sin embargo, hicieron sonar su nombre para ser el sustituto que terminaría el mandato de Rutilio si éste, como se especula, es relevado y traído al gabinete. En tal escenario, solo quedarían como suspirantes de Morena a la gubernatura, el director del IMSS, Zoé Robledo, y el senador y expresidente de la cámara alta, Eduardo Ramírez, muy cercano, por cierto, al líder morenista en el Senado, Ricardo Monreal, y a su aliado exgobernador de Chiapas, Manuel Velasco.

A este último, artífice de la alianza electoral que el Partido Verde ha mantenido con Morena, López Obrador lo responsabilizó de estar atrás de los grupos de la CNTE que lo retuvieron.

No faltan quienes ven en ello un mensaje cifrado de AMLO a Monreal y Velasco, una especie de “los estoy viendo”. Al primero por la tozuda defensa que ha sostenido de sus aspiraciones a la candidatura presidencial morenista y al segundo porque uno de sus colaboradores más cercanos, el excoordinador de Protección Civil, David León, fue el que grabó los videos donde entrega dinero a Pío y Martín Jesús López Obrador.

Pero tampoco faltan quienes vislumbran la ruptura en curso de la alianza Morena-PVEM y advertida por el propio Velasco al declarar que no son un partido satélite y que sus bancadas legislativas votarán por lo que le convenga a México, no a Morena, en el segundo tramo del gobierno de AMLO.

Para el presidente y su partido esa ruptura traería rendimientos negativos, pues sin los votos de los diputados verdes no completarían la mitad más uno de los votos que requieren en la cámara de Diputados para aprobar el Presupuesto del año entrante.

Instantáneas:

1. ¿IMPEDIMENTO? AMLO confirmó ayer la renuncia de Julio Scherer Ibarra como consejero Jurídico de la Presidencia y en su lugar nombró a la abogada María Estela Ríos González. Al anunciarlo fue elogioso con Scherer a quien consideró un hermano. Éste, a su vez, le dejó una afectuosa carta en la que dijo que de los amigos uno nunca se despide. López Obrador informó que Scherer retomará su práctica privada como abogado. ¿No habrá impedimento si nos atenemos a las iniciativas promovidas por el actual gobierno y aprobadas por el Congreso que duplicaron de cinco a diez años el tiempo que debe pasar para que un exfuncionario público de alto nivel pueda trabajar en empresas privadas relacionadas con su encargo luego de separarse de él? Es pregunta.

2. UNA TRAMPA, con todo el sello de la casa de los pupilos de Jorge Romero Herrera, coordinador de los diputados del PAN, fue la que llevó al blanquiazul a quedarse sin diputado federal en Morelos, cosa que no ocurría desde hace treinta años. Más o menos así fue la maniobra en la que les salió el tiro por la culata. El llamado “Clan de los Terrazas” pretendió imponer a uno de los suyos, Daniel Martínez Terrazas, como diputado indígena. Lo registró con documentos falsos de una comunidad náhuatl de Guerrero, apoyado por su hermano Juan Carlos Martínez Terrazas, presidente del PAN en Morelos. La farsa fue descubierta y unas horas antes de tomar posesión, el TEPJF –mediante proyecto de resolución propuesto por la magistrada Janine Otálora– lo declaró inelegible para proteger los derechos de la comunidad indígena de San Juan Tetelcingo, municipio de Tepecoacuilco. Pero ahora se sabe que no fue el acto irreflexivo de un político bisoño, sino una maniobra concertada de varios actores de las altas esferas del PAN. Resulta que el suplente del fallido diputado Martínez Terrazas era Raymundo Bolaños, director Jurídico del partido que dirige Marko Cortés. Aquel (al puro estilo “Juanito”) pediría licencia una vez que tomara posesión para que el pupilo de Cortés y Romero Herrera ocupara la curul. Así se las gastan.

3. EL MONARCA de Concamin llaman a Manuel Pérez Cárdenas, un panista de cepa que fue candidato fallido al gobierno de Nayarit, diputado federal, cónsul de alguna ciudad texana durante el gobierno de Calderón y actualmente asesor de Francisco Cervantes, presidente de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales. Éste último, siguiendo el consejo de Pérez Cárdenas, pretende dejar un sucesor a modo para amarrar la dirigencia del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), lo que se contrapone al exhorto de los industriales agremiados de hacer las modificaciones pertinentes a los estatutos para la elección democrática de sus órganos de gobierno, sin criterios discrecionales. Para evadir tal demanda, Manuel Pérez Cárdenas se gastó a costa del dinero de la Confederación –según fuentes de ella misma– cuatro millones de pesos en la publicación de un desplegado en el que ningunea a la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier (responsable de las relaciones del gobierno con las cámaras empresariales), además de contener los logos de unas treinta organizaciones afiliadas, sin haber consultado a sus dirigentes, para mostrar un respaldo que en realidad fue robado. ¿Qué podría esperarse –preguntan en Concamin los que saben– de un sujeto como Pérez Cárdenas que –según reportes periodísticos– estuvo en el centro del escándalo cuando Felipe Calderón lo nombra vocal ejecutivo del Fovissste y posteriormente es acusado de ser el arquitecto de un fraude a la institución y a 75 beneficiarios de un crédito hipotecario? Todo eso cuentan en la Concamin.

4. LOS ESPURIOS. La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó a un juez la orden de aprehensión de siete magistrados del Consejo de la Judicatura del Estado. La carpeta de investigación FED/OAX/0001351/2021 acusa de usurpación de funciones a los magistrados Mireya Santos, Luis Enrique Cordero, Camerino Patricio, Dolores Sierra, René Hernández, Abel Alvarado y Tito Ramírez quienes se niegan a dejar sus cargos a pesar de que ya venció su periodo de mandato. Además, un juez dictó una resolución definitiva para desaparecer el Consejo de la Judicatura de Oaxaca, conforme a la resolución del pleno del Congreso local que considera que es órgano jurisdiccional está constituido de manera irregular y violatoria de ordenamientos constitucionales. Como organismo sustituto, los legisladores con mayoría de Morena acordaron crear una Junta de Administración, Vigilancia y Disciplina del Poder Judicial del estado que revoca a los magistrados, pero deja en su puesto a la planta laboral de base administrativa y sindical.

5. RELEVO. El miércoles pasado asumió la presidencia de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles por un periodo de un año, Alfredo Casar Pérez quien es presidente Ejecutivo del Grupo México Transportes. Releva a Oscar del Cueto, presidente de Kansas City Southern de México. Promover la seguridad vial ferroviaria está entre las prioridades de Casar Pérez.

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios