Se encuentra usted aquí

Morena: las puñaladas y el riesgo para 2021

23/08/2019
01:25
-A +A

La lucha por el poder en Morena se empezó a dirimir a puñaladas. Ya se vio en la confrontación Monreal-Batres en el Senado, donde no se vislumbra aún que la fractura se encamine a la sanación. Pronto se verá, además, en las decisiones por tomar para la gobernanza de la Cámara de Diputados. Y, después, en la elección de la dirigencia nacional morenista, fondo de esa lucha fratricida que podría descarrilar a la locomotora 4T que, tras irrumpir avasallante en los comicios federales del año pasado, parece conservar hasta ahora el peso de la marca.

El proceso de renovación de los órganos internos de Morena ha superado hasta ahora los fuertes jaloneos a que dieron lugar los términos de la convocatoria y el padrón de militantes. La convocatoria finalmente se aprobó y el padrón será auditado. Pero en él, con los registros cerrados desde el 20 de noviembre de 2017, no están todos los que son ni son todos los que están, por lo que las posibilidades de impugnación siguen siendo amplias y con ellas, el riesgo de que el proceso entero pueda ser deslegitimado.

En una primera etapa, a partir del próximo 12 de octubre, se realizarán los congresos distritales, estatales y nacional que seleccionarán a los 200 integrantes del Consejo Político que, en el Congreso Nacional Ordinario, a celebrarse el 23 y 24 de noviembre próximos, elegirá a los 21 integrantes del Comité Ejecutivo Nacional.

Entre los personajes de peso que pugnan por imponer a una mayoría de consejeros están, entre otros: Gabriel García, actual coordinador de los superdelegados estatales del gobierno federal y quien fuera secretario de Organización de Morena durante la elección, pieza clave en el triunfo de AMLO y sin duda el de mayor peso político después del presidente; Higinio Martínez, con gran ascendencia en la voluminosa militancia del Estado de México; los hijos de López Obrador (José Ramón, con peso en el Edomex; Andy en la ciudad de México y Gonzalo en Veracruz, Tlaxcala y Chiapas); Yeidckol Polevnsky, actual presidenta de Morena con fuertes respaldos en todo el país; Berta Luján, actual presidenta del Consejo Nacional y cercanísima al presidente durante los últimos 20 años; Rocío Nahle, actual secretaria de Energía, con importantes apoyos en Veracruz; y Marcelo Ebrard, ahora con poca ascendencia por la gran cantidad de tareas que se le han encomendado al frente de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Los consejeros que impongan habrán de decantarse por los aspirantes a la dirigencia nacional, hasta ahora los siguientes: Polevnsky (del grupo de Batres), Bertha Luján, Mario Delgado (cercano a Ebrard) y Alejandro Rojas Díaz Durán (pieza de Ricardo Monreal).

A falta de fuerzas políticas sólidas a las cuales confrontar, Morena se ha enfrascado en una lucha intestina que podría causarle gran daño en las próximas elecciones. Pero aun así el peso de la marca, fundamentalmente por AMLO, se sigue viendo imbatible. 

Cosa de ver la primera de las encuestas mensuales que Massive Caller publicará de aquí a las elecciones a celebrarse en 14 estados en 2021. Morena ganaría en doce (Campeche, Baja California Sur, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas). En Nuevo León el PAN aparece con una mínima ventaja frente a Morena (24.3% contra 21.2%) al igual que en Querétaro (28.8% contra 26.5%). Todavía falta, pero le digo: es el peso de la marca.

Instantáneas:
1. IMPUNIDAD. Tras no conseguir un lugar en el gabinete de la 4T y con al menos 90 casos denunciados de desvío de recursos por la Auditoría Superior de la Federación, el exgobernador de Chiapas Manuel Velasco Coello pretende regresar a la senaduría que le obsequió el Partido Verde, en busca de impunidad. No recuerdo otro ejemplo más acabado de ambición de poder: era gobernador y al mismo tiempo candidato plurinominal al Senado, obtuvo el escaño, solicitó licencia al Congreso local para dejar por unas horas el gobierno, rindió protesta como senador y luego pidió permiso para dejar el asiento y regresar a Chiapas a concluir su periodo hasta el 7 de diciembre de 2018. En el libro Memorias de un fiscal incómodo, el hoy titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto se refiere a la manera “descarada” y “cínica” con que Velasco Coello intentó corromperlo cuando estaba al frente de la fiscalía electoral. El expediente de los pecados capitales del exgobernador de Chiapas es grueso. Ya le contaré otros detalles.    
2. LEY BONILLA. El Congreso de Baja California aprobó ayer por mayoría (17-7) la creación de una comisión especial que deberá organizar la consulta ciudadana que decidirá si la gubernatura de Jaime Bonilla será de dos o cinco años. Como se recordará, la Legislatura local votó el pasado 8 de julio a favor de la ampliación del periodo para el que fue electo Bonilla. La mayoría para conformar la comisión de marras se logró con los votos de Morena, PVEM y PT. Los votos en contra fueron del PAN, PRI, PRD, MC y PBC. 
3. FAKE. Ayer por la mañana circuló un comunicado sin firma que informaba que el juez XI de Distrito en materia civil de la ciudad de México ordenaba la destitución de Guillermo Álvarez Cuevas como director general de la Cooperativa Cruz Azul. Tanto la cooperativa como fuentes del Poder Judicial desmintieron tal versión. Álvarez sigue al frente de la cementera y sus voceros aseguran que el apócrifo comunicado proviene del grupo de no más de diez cooperativistas, destituidos de sus cargos al anularse por orden judicial la validez de la asamblea que los eligió e investigados internamente por anomalías y desvíos que atentaron contra el patrimonio de los socios.
 
[email protected] 
@RaulRodriguezC 
www.raulrodriguezcortes.com.mx

Raúl Rodríguez Cortés
Toda su vida profesional la ha dedicado al periodismo. Hace poco más de 40 años empezó como "hueso" (mensajero) en El Sol de México. Se enamoró desde entonces de las redacciones. Aprendió...