Las apretadas cuentas para vacunar a 90 millones de mexicanos

Raúl Rodríguez Cortés

   Realidad pura y dura: mientras Estados Unidos ha aplicado 43.2 millones de vacunas contra la Covid19 (13.1 por cada cien habitantes) a un ritmo vertiginoso de 1.35 millones de dosis al día; México solo ha aplicado 717 mil 820 (0.57 por cada cien habitantes), un promedio de 42 mil 224 diarias desde que inició la inoculación el pasado 26 de diciembre. 

   Pero la angustiante comparación no es incontestable por una razón elemental: ellos producen vacunas y controlan su oferta, poniendo por delante la satisfacción de sus necesidades; y nosotros las compramos, somos parte de la desesperada demanda de un bien hasta ahora escaso. La ley de la oferta y la demanda del capitalismo salvaje. 

   Solo 67 naciones del mundo, entre ellas México, han iniciado vacunación. Hablamos de un poco más de la tercera parte. Estamos en medio de una guerra por las vacunas y esa perspectiva no debe perderse de vista para un análisis objetivo de la gestión realizada por el gobierno para su adquisición.  

   El abastecimiento de vacunas tropezó el 19 de enero pasado cuando Pfizer difirió la entrega desde su planta de Bélgica, de los embarques comprometidos con México. La razón: una exigencia expresa de la Unión Europea (UE) de someter a su autorización por embarque, la exportación de vacunas producidas en su territorio. El objetivo: satisfacer primero las necesidades de los países del viejo continente.      

   Ayer se confirmó que el próximo lunes 15 de febrero, Pfizer reanudará las entregas semanales pactadas con México. La UE debe autorizar cada embarque semanal. Ojalá no estemos frente a otra desalentadora traba.  

   El lunes tendremos de Pfizer un embarque de 491 mil 400 dosis. Si, como se informó, ya se ha aplicado la primera dosis a 718 mil 820 personas y de ellas 79 mil 429 ya recibieron la segunda, faltarían 639 mil 391 integrantes del personal de salud en recibir el esquema completo. De manera que, luego de que se apliquen las dosis que vendrán el lunes, todavía estarán faltando 147 mil 591 para completar las dos dosis del personal de la salud. 

   Esta diferencia se saldará –es de suponerse- con la llegada la semana del 22 de febrero de otras 500 mil dosis de Pfizer. Cubiertas las faltantes para médicos y enfermeras, se dispondría de 352 mil 409 más para iniciar la aplicación de la primera dosis para adultos mayores, sector poblacional estimado en 15.4 millones de personas. 

   De acuerdo con el calendario de suministros del gobierno federal, la semana del primero de marzo llegarían de Pfizer 800 mil dosis, la del 8 de marzo 600 mil, la del 15 de marzo 600 mil, la del 22 de marzo 600 mil y la del 29 de marzo 600 mil.  Esto es, un poco más de cuatro millones de dosis que alcanzarían para inocular con esquema completo a dos millones de esos 15.4 millones de adultos mayores.  

  Pero entre lo que resta de febrero y marzo, se espera el embarque de otro millón 600 mil dosis de AstraZeneca mediante el mecanismo COVAX de la ONU y 870 mil más adquiridas por Birmex en la planta india de esa misma farmacéutica, lo que representaría esquema completo para otro millón 235 mil personas que, sumadas a los dos millones referidas anteriormente, sumarían tres millones 235 mil de los 15.4 millones de adultos mayores.
Faltarían entonces 12 millones 565 mil personas de ese sector poblacional. 

   Sin embargo, entre marzo y abril se esperan 24 millones de dosis de la rusa SputnikV, es decir, 12 millones de esquemas completos; más los 12 millones de dosis que se envasarán en nuestro país con el biológico de AstraZeneca enviado desde Argentina, esto es, seis millones de esquemas completos. En suma, 18 millones con los que se saldarían los 12.5 millones de adultos mayores restantes, y quedarían 5.5 millones para las siguientes etapas del programa nacional de vacunación. 

   A esos 5.5 millones de esquemas completos deberán sumarse en el transcurso del año, las restantes 49.9 millones de dosis del mecanismo COVAX (24.9 millones de esquemas completos); el restante millón 300 mil dosis (565 mil esquemas completos) adquirido por Birmex a AstraZeneca; y los ocho millones de vacunas de una sola dosis de la china CanSinoBio que, de autorizarse, se envasarán en Querétaro. En suma, 38.9 millones de vacunas que más las 15.4 millones aplicadas a los adultos mayores dan 54.3 millones. Si la población por vacunar es de 90 millones de personas (ya que no está indicada para 39 millones de menores de uno a 16 años), estarían faltando antígenos para 35.7 millones de mexicanos que acaso podrían saldarse con el monto que nos corresponda de los restantes 238 millones de antígenos de AstraZeneca (119 millones de dosis completas) que envasará México para América Latina. Eso es lo que tenemos, saque usted sus conclusiones.  

Instantáneas: 

1. CONTRARRÉPLICA. Acuso recibo de la carta aclaratoria enviada por el ayuntamiento Benito Juárez-Cancún del estado de Quintana Roo y que en atención a su derecho de réplica publicó íntegra EL UNIVERSAL en su edición del sábado pasado, con precisiones sobre la columna titulada “La Casa Blanca de Cancún”. A propósito, solo recordamos que los señalamientos vertidos en esa entrega están fundamentados, como se refirió, en dos denuncias de hechos presentadas ante la autoridad ministerial: Una del Movimiento Nacional de Seguridad y Justicia (Monseju A.C.) interpuesta ante la SEIDO y otra de la asociación civil Opus Magnum de México interpuesta ante la Fiscalía Especializada de Combate a la Corrupción de la FGR.  

2. PESQUISAS POTOSINAS. El diez de julio del año pasado se publicó en este espacio la columna titulada “Un diputado en aprietos legales” (https://bit.ly/3aMOnqM), en la que le informábamos que el federal Ricardo Gallardo Cardona, quien busca una candidatura al gobierno de San Luis Potosí, traía a cuestas una acusación de evasión fiscal aún no resuelta por los órganos jurisdiccionales. Él lo negó a través de una carta réplica publicada por El Gran Diario de México, aunque después le mostramos los documentos correspondientes a la investigación. Al cabo del tiempo, el medio potosino “Astrolabio Diario Digital”, documenta los resultados de aquellas pesquisas y asegura que cuando ocuparon cargos públicos en los ayuntamientos de Soledad de Graciano y en San Luis Potosí (en los lapsos comprendidos de 2009 a 2012 y de 2015 a 2018, Ricardo Gallardo Juárez (su padre) y el ahora diputado, habrían desviado recursos millonarios de ambos municipios cuyos montos superan más de 700 millones de pesos. Ya le contaré a detalle. 

[email protected]
@RaulRodriguezC
raulrodriguezcortes.com.mx
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios