La intrincada historia de empresarios, abogados, jueces y corrupción (2)

Raúl Rodríguez Cortés

De ese pleito legal ha surgido información de presuntos hechos de corrupción y desfalco

Como toda buena trama, el asunto al que me referí en la columna del viernes pasado tiene más capítulos que incluyen aclaraciones a la información aquí publicada, conforme corresponde al derecho de réplica de algunos de los personajes referidos en esta historia. 
  
En primer lugar, Moisés Cosío Espinosa, el heredero del influyente empresario y banquero Manuel Espinosa Yglesias, no es quién está sujeto a una investigación. Es él, precisamente, el que la está promoviendo.   

Se trata, entonces, de un empresario que está defendiendo sus derechos y de autoridades que tienen la lupa puesta en Banco Accendo y su directiva que, al parecer, se encaminan hacia un escenario similar al de Banco Famsa, al que hace poco más de un año (30 de junio de 2020), le fue revocada la licencia para operar como tal, debido a que redujo drásticamente su índice de capitalización (ICAP) “por malas prácticas”, según dijeron en su momento las autoridades financieras. 

De acuerdo con la respuesta de algunos de los personajes señalados en la anterior entrega, Cosío y sus abogados Fernando Elías Calles Romo y Carlos Gutiérrez Salazar llevan casi dos años impulsando una serie de acciones legales e investigaciones en contra de Javier Reyes de la Campa y sus hermanos, quienes actualmente administran al debilitado Banco Accendo y ya lograron la disolución de Private Equity, controladora de la institución crediticia. 
   
Aquí referimos que, según Banco Accendo, los abogados de Cosío Espinosa simularon una asamblea para hacerse del control de Private Equity. Pero éstos explican que la asamblea no fue simulada, sino que se celebró y decretó conforme a medidas cautelares dictadas por el juez 36 de lo Civil, Alejandro Rivera Rodríguez que ordenaban su realización sin que nadie la bloqueara, además de que habilitaba el uso de Zoom.

rrc1.jpeg

Accendo argumenta, por su parte, que la asamblea fue declarada nula por decreto del juez 63 de lo Civil, Miguel Ángel Robles Villegas, algunas de cuyas resoluciones han sido escandalosas y polémicas. Respecto a ese decreto, los abogados de Cosío Espinosa interpusieron un amparo que está por resolverse, ya que jamás se les notificó del juicio del que resultó su fallo. 
  
Cabe aclarar, por otra parte, que el notario Alfredo Bazúa, quien le dio forma a la supuesta asamblea simulada, nada tiene que ver con litigios de la Cruz Azul ni está sujeto a ningún procedimiento que pudiera afectar su patente, según pudimos corroborar en el Colegio de Notarios.    
  
De ese pleito legal ha surgido información muy delicada, no solamente de los problemas de capitalización del banco, sino de presuntos hechos de corrupción y desfalco. El liquidador designado por la asamblea de Private Equity ha detectado operaciones que involucran empresas fantasma y factureras, a través de las cuales –denuncia- se estuvieron sacando cantidades millonarias.  
  
Tan delicado está el tema que, hace un par de días, la propia Fiscalía de la ciudad de México ordenó al Registro Público de la Propiedad y Comercio el resguardo del folio correspondiente para que la asamblea quede intocada y surta pleno efecto para que continúe sin freno la investigación que se coordina con las autoridades federales.

rrc2.jpeg

De acuerdo con fuentes consultadas por esta columna, próximamente habrá sobre este caso información explosiva que ya está en manos de la secretaría de Hacienda y de la Unidad de Inteligencia Financiera que encabeza Santiago Nieto sobre las operaciones y manejo de efectivo de Javier Reyes de la Campa, sus hermanos y su equipo interno en Banco Accendo.    
  
Comentan que los consejeros del Banco ya recibieron la información y que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) también tiene puestos los ojos en el tema. 

Instantáneas:   

1. INCERTIDUMBRE. Ya para que lo reconozca el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal es que la cosa no viene nada fácil con el tema de la revocación de mandato. Para hoy a las once de la mañana está convocada la Comisión Permanente para decidir si se convoca a otro período extraordinario para votar esa iniciativa de ley reglamentaria que tanto ha exigido AMLO. Monreal dijo ayer que no va a estar tan fácil reunir los votos que se requieren para convocar a un extraordinario que se realizaría el viernes. El problema está en la Permanente porque la oposición se resiste. Si se salva ese obstáculo, lo demás será trámite porque esa ley reglamentaria la aprobaría el Congreso por mayoría simple, y Morena y aliados la tienen. Por eso Monreal declaró que no está tan fácil lograr el período extraordinario, ya que ha resultado muy complicado lograr acuerdos frente a un tema que ha sido de mucha polarización y al que ya cogió como rehén la política.     

2. DICTAMEN. El caso es que ayer quedó listo el dictamen aprobado por Comisiones de la Ley Federal de Revocación de Mandato, documento de 206 páginas. La norma por debatir y, en su caso, aprobar, tiene 60 artículos y tres transitorios. La pregunta propuesta para esa consulta es la siguiente: “¿Estás de acuerdo en que (nombre), Presidente/a de los Estados Unidos Mexicanos, continúe ejerciendo el cargo hasta que concluya su mandato?” La pregunta parece orientarse más a una ratificación que a una revocación. El dictamen de marras establece en su artículo 60 que, si el resultado es la revocación, se entenderá que se trata de una separación definitiva del cargo. Como ésta ocurriría ya corriendo el cuarto año de gobierno –se infiere- entonces tendría que designarse un sustituto que concluiría el período. De acuerdo con el artículo 84 de la Constitución, el Congreso de la Unión tendría un plazo no mayor de dos meses para designar al Presidente sustituto. Mientras, la titularidad del Poder Ejecutivo la asumiría el o la titular de la Secretaría de Gobernación.     

3. CÁLCULOS. Parece que el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell le va a seguir dando problemas su incontinencia verbal. Aunque resultaron fallidos sus pronósticos sobre la duración y el número de muertos por la pandemia de COVID19, ayer se aventó el tiro de decir que en los próximos quince días se apreciará una tendencia a la baja de los contagios de la tercera ola provocados por la variante Delta. Si se vuelve a equivocar, su credibilidad acabará por rodar por los suelos. Ojalá esta vez sí atine.  

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios