El trasfondo de la pugna Ebrard-Muñoz Ledo

Raúl Rodríguez Cortés

Para el grupo de Mario Delgado y su mentor Marcelo Ebrard, es un berrinche de Porfirio Muñoz Ledo la aspiración a dirigir Morena

La cada vez más ruda disputa por la presidencia de Morena entre Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo revela, más allá de una innegable confrontación ideológica, la ya inocultable brusquedad con que Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard operan para hacerse de la candidatura presidencial de ese partido.

En esto juegan, inevitablemente, las ambiciones personales y, para entenderlas, hay que remontarse a la arena pública del Palacio Legislativo de San Lázaro desde el inicio del actual gobierno.

Delgado, parte del círculo más cercano a Ebrard, de quien fue secretario de Finanzas en el gobierno de la CDMX, se alzó en septiembre de 2018, respaldado por el recién nombrado secretario de Relaciones Exteriores, con el liderazgo de la fracción mayoritaria del partido en el gobierno y, por lo tanto, con la presidencia de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) de la Cámara de Diputados.

Muñoz Ledo, por su parte, se quedó con la presidencia de la Mesa Directiva que reclamó para sí en el primer año de la actual Legislatura, porque deseaba ser él quien colocara la banda presidencial a AMLO.

Méritos para que se lo concedieran no le faltan a Porfirio, sin duda uno de los grandes tribunos que, desde su ruptura con el PRI en 1987, fue partícipe como opositor de los momentos estelares de la alternancia y la transición democrática del país.

Pero concederle la petición también pretendía calmar un enfado político y personal. Recuérdese de que antes de ganar la elección presidencial, López Obrador había perfilado para la Secretaría de Relaciones Exteriores al hoy senador Héctor Vasconcelos. Pero tras la victoria electoral empezó a hacer ajustes a lo que sería su gabinete, lo que abrió la puerta a una fuerte disputa por la apetecible posición en la Cancillería.

Una fuerte candidata sonó en aquel momento para ocuparla: Martha Bárcena, la hoy embajadora de México en Estados Unidos. Contaba con todos los méritos por su larga trayectoria en el Servicio Exterior Mexicano, pero su matrimonio con el hoy embajador en retiro Agustín Gutiérrez Canet, tío de Beatriz Gutiérrez Müller, la esposa del Presidente, la acercaba al círculo más íntimo del poder. Entonces la posibilidad se hizo proyecto y Muñoz Ledo se sumó a él con una petición específica: que su hijo Porfirio Thierry Muñoz Ledo (embajador de carrera por cierto muy querido y respetado en el servicio exterior y hoy cónsul general de México en Vancouver, Canadá), fuera el subsecretario para América del Norte.

Entonces se atravesó Ebrard, quien ya estaba de regreso del autoexilio que se impuso tras las denuncias de malos manejos en la construcción de la Línea 12 del Metro, en donde Mario Delgado fue centralísimo operador. Hizo valer su lealtad de veinte años a López Obrador, su carrera de licenciado en Relaciones Internacionales y su breve paso con Manuel Camacho por una subsecretaría del ramo, e impuso la narrativa de que el proyecto Bárcena-Thierry Muñoz Ledo desataría fuertes críticas de nepotismo. Marcelo, entonces, fue nombrado canciller.

Desde ese momento se desató una fuerte confrontación entre Delgado y Muñoz Ledo, uno de cuyos más intensos episodios fue la intentona reeleccionista de éste último no obstante el acuerdo de la JUCOPO de entregar la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados a la segunda y tercera fuerzas políticas, en el segundo y tercer año de la actual Legislatura, respectivamente.

El viejo enfrentamiento se potenció ahora en la disputa por la dirigencia de Morena. Para el grupo de Delgado y su mentor Ebrard, es un berrinche de Muñoz Ledo. Para el de éste y sus mentoras Sheinbaum y Bertha Luján, es poner freno a las ambiciones de Ebrard.

Dicen que sabedor de que los afectos presidenciales están más cerca del Palacio del Ayuntamiento que de la Cancillería, Marcelo opera para controlar Morena e ir amarrando la candidatura presidencial. Pero también argumentan que pacta con otros partidos que, eventualmente lo abanderen. En eso están –aseguran- su director de Coordinación Política, Alberto Uribe, de Movimiento Ciudadano, y aliado del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro; y el jefe de la Oficina del Secretario, Fabián Medina, quien le maneja las redes sociales. Mientras, designa a panistas en consulados: Ricardo Tarcisio Navarrete Montes de Oca, en Calexico, y Adriana González Carrillo en Fresno.

Pero el asunto trae tras de sí hechos más lejanos, como el de la comida que uno de los apoyadores de Porfirio quisiera olvidar y de la que le contaré en la próxima con las versiones de ambos bandos.

Instantáneas:


1. MORENA. A propósito del cambio de dirigencia en Morena, el INE acató la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de incorporar al proceso la paridad de género y de precisar cómo será la encuesta de reconocimiento que definirá a los seis candidatos por los que votarán vía encuestas militantes y simpatizantes de ese partido. Para la presidencia se registraron 47 aspirantes, tres de los cuales son mujeres. Las tres participarán en la encuesta final y los 44 hombres serán sometidos a encuesta previa de reconocimiento. Para la secretaría general se registraron 53 aspirantes, 16 de los cuales son mujeres. Todos se someterán a encuesta previa de reconocimiento para determinar las tres mujeres y los tres hombres que participarán en la encuesta final. Las encuestas de reconocimiento iniciaron ayer.

2. REGISTROS. Hoy sesiona el TEPJF. Cumplidos los plazos de notificación e impugnación de las organizaciones a las que el INE les negó registro de partido político, es previsible que hoy empiecen a desahogarse las primeras. El expediente de México Libre de Margarita Zavala y Felipe Calderón fue turnado al magistrado José Luis Vargas Valdez; el de Redes Sociales Progresistas, de Elba Esther Gordillo, al magistrado Reyes Rodríguez Mondragón; y el de Fuerza Social por México, de Pedro Haces, al presidente del Tribunal, Felipe Fuentes Barrera. Las decisiones se esperan muy cerradas, sobre todo en el caso de México Libre y tomando en cuenta la configuración del TEPJF. No se olvide que Felipe Calderón, todavía en el PAN colocó a dos magistrados: Reyes Rodríguez Mondragón e Indalfer Infante. Como el primero de ellos ha tendido vínculos recientemente con los duros de Morena proclives a Porfirio Muñoz Ledo, se ha dejado al segundo la tarea de obtener los consensos para lograr un fallo favorable a México Libre. Esto para evitar el desgaste de Reyes Rodríguez con sus nuevos amigos de Morena, de cara a la renovación de la presidencia del TEPJF.

3. MANTO PROTECTOR. Jaime Slomiansky Aguilar, el otrora poderoso excolaborador y socio del exjefe de gobierno de la CDMX y hoy senador perredista Miguel Ángel Mancera, se ha ido a Oaxaca para huir de las investigaciones que en su contra están en marcha. Dicen los que saben que busca el manto protector de dos viejos amigos oaxaqueños: David Colmenares Páramo, auditor superior de la Federación, y del diputado local y delegado de Morena en ese estado, Ericel Gómez Nucamendi, amigo muy cercano de la exdirigente interina del partido, Yeidckol Polevnsky. Slomiansky colaboró hace años con el exgobernador Gabino Cué, otro oaxaqueño acusado de corrupción y socio y amigo de Jorge Castillo, un acusado más de saquear las arcas de Oaxaca. Se dice que, de esta manera, Slomiansky quiere hacer notar que goza de la protección de personajes cercanos a la 4T.

4. REACOMODOS. Trascendió en la Secretaría de Gobernación que su titular, Olga Sánchez Cordero y, por supuesto, el inquilino del Palacio Nacional, encomendarán en breve una nueva tarea al exsubsecretario del ramo, Ricardo Peralta. Aún no se define cuál será su nueva función, pero se dice que requerirá de las capacidades conciliadoras que le reconoce el gobierno de la 4T. Su trabajo al frente de la subsecretaría desaparecida por razones de austeridad desde el pasado 31 de agosto es bien considerado por AMLO, sobre todo el haber tendido puentes con agricultores de Chihuahua para resolver el conflicto de la presa La Boquilla, asunto que durante los últimos días alcanzó niveles críticos. Pero la evaluación que tienen de él en el despacho presidencial también incluye mil 400 audiencias con actores sociales, la mediación en más de dos mil conflictos entre autoridades federales, estatales y municipales, así como la recaudación de más de mil 300 millones de pesos por aprovechamientos de juegos y sorteos.

5. INFORME. El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién rendirá el domingo próximo su quinto informe en un acto vía remota que seguirá todos los protocolos sanitarios. El mandatario panista enfatizará que Querétaro ocupa el primer lugar en el Índice de Transparencia y Disponibilidad de la Información Fiscal de las Entidades Federativas, ser considerado por la Coprmex como el estado más transparente del país, además de no tener una sola observación de la Auditoría Superior de la Federación no de la secretaría de la Función Pública federal. Domínguez resaltará que con ese nivel de transparencia su gobierno ha financiado obras que generan confianza y certidumbre. 

[email protected]
@RaulRodriguezC
raulrodriguezcortes.com.mx

 

Comentarios