El juego sucesorio de AMLO ¿exceso de confianza o soberbia?

Raúl Rodríguez Cortés

AMLO abrió formalmente el juego sucesorio y también la puerta a la oposición para que haga lo suyo

Aunque el del “tapado” dejó de ser el proceso con que el Presidente en turno resolvió su sucesión durante el largo periodo de la hegemonía priista, algunos de sus usos y rejuegos políticos se mantienen hasta la fecha. El “destape” prácticamente determinaba, antes de la elección correspondiente, quién sería el nuevo jefe del Ejecutivo.

José López Portillo fue el último que lo aplicó con todas las reglas no escritas del sistema presidencialista de partido hegemónico, al designar en septiembre de 1981 como candidato del PRI a Miguel de la Madrid. Éste, para paliar el cisma priista que con la exigencia de democracia interna provocó la llamada Corriente Democrática de Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, se vio obligado a abrir la baraja con los “seis distinguidos priistas con merecimientos para ser candidato presidencial”.

Esta categoría, tan rimbombante como chocante, derivó en que Manuel Bartlett se quedara en el camino y Carlos Salinas de Gortari llegara a Los Pinos, luego de que el sistema de cómputo de votos cayó y calló. Después vino el “destape” de Colosio, proceso sangrientamente interrumpido con su asesinato y que derivó en la designación, como candidato sustituto, de Ernesto Zedillo, quien fiel a la “sana distancia” que mantuvo con su partido, no metió mano (y así lo hizo) en la designación del candidato priista y reconoció la victoria electoral del PAN, con el no panista Vicente Fox, para dar paso en 2000 a la primera alternancia presidencial.

El proceso sucesorio ya no fue de “tapados” pero sí de “madruguetes”, pues Felipe Calderón se les adelantó a todos, incluido Fox. El sucesor de Calderón, Enrique Peña Nieto, no fue “tapado” ni “destapado” por ser de un partido distinto al que estaba en el poder, lo que marcó el regreso del PRI y la segunda alternancia presidencial.

En 2012, Peña resolvió abrir la baraja y dar juego a dos o tres posibles aspirantes a la candidatura, aunque estaba muy cantado que se decantaría por el no priista José Antonio Meade, quien perdió la contienda frente a López Obrador.

Éste declaró en días pasados que “ya no hay tapados”, que “esto ya cambió”, su frase favorita. Pero al señalar durante los últimos días nombres de los aspirantes que a su juicio abundan desde el ala izquierda (¿?), retomó usos del viejo “tapadismo”.

El “librito” que enumera los usos más prácticos que teóricos de la política a la mexicana considera que un Presidente llega a la cúspide de su poder al cumplir tres años de gobierno, pero ahí inician declive y juego sucesorio, el suyo y el de los posibles candidatos de su partido. El viejo proceso por fortuna se interrumpe ya que el “destapado” no será el seguro sucesor, decisión que hoy, agraciadamente, la gente la toma en las urnas.

AMLO mencionó primero los nombres de Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Juan Ramón de la Fuente, Tatiana Clouthier y Esteban Moctezuma. Antes de ayer añadió a Rocío Nahle. En ninguna de las dos ocasiones mencionó a Ricardo Monreal quien abiertamente ha externado (y ayer las reiteró) sus aspiraciones presidenciales. ¿Será que Monreal es una nueva especie de “tapado” o que, como muchos asumen, cayó de la gracia de AMLO por haber operado contra Morena en las elecciones de la CDMX?

En un juego de naipes hay que descartar y en éste, a como se ven las cosas hoy en día, todos los mencionados son descartables salvo Sheinbaum y Ebrard, aunque ambos están severamente tocados por el desastre de la Línea 12 del Metro. ¿Que AMLO los mencione como posibles candidatos pretende liberarlos de esa carga? ¿Será ésta otra reminiscencia del “tapadismo”? El caso es que AMLO abrió formalmente el juego sucesorio y también la puerta a la oposición para que haga lo suyo, sobre todo luego de declarar que no veía en ella aspirantes con tamaños y que su “ala progresista” tenía para dar y prestar. ¡Cuidado con el exceso de confianza o incluso con la soberbia! Nunca han sido los mejores consejeros.

¿Cómo andan las cosas en la oposición? El líder nacional del PAN, Marko Cortés, incorporó a un nuevo posible aspirante, el bien calificado gobernador de Yucatán, Mauricio Vila. No obstante –según Polls.mx– las preferencias hoy favorecen por mucho (39.50%) a Ricardo Anaya. En el PRI aparece por delante Miguel Ángel Osorio Chong (34%), seguido por el líder del partido, Alejandro Moreno (26.4%). Y en Movimiento Ciudadano, encabeza Enrique Alfaro (52.3%), seguido de Luis Donaldo Colosio Riojas (29.3%). El PRD no pinta.

Instantáneas:

1. CON LUPA. El gobierno electo de Morena en Tepic, Nayarit, empezó a revisar las cuentas de la saliente administración del PRD. Asegura que auditará con lupa cada peso gastado durante los pasados tres años, ante la sospecha de desvío de recursos públicos a las campañas políticas. De acuerdo con las fuentes consultadas en la capital nayarita, tienen la mira puesta en Gilberto Gamero González, director de Obras Públicas municipales, de donde presuntamente habrían salido fuertes sumas de dinero público para fondear las actividades proselitistas de candidatos de la coalición Va por Nayarit conformada por PAN-PRI-PRD. A pesar de que sus abanderados perdieron la elección del pasado 6 de junio, los morenistas parecen dispuestos a llegar al fondo del asunto para sanear las arcas públicas de Tepic.

2. NADA MÁS TANTITO. Cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación calificó la elección de Felipe Calderón en 2006, determinó que el entonces presidente Vicente Fox sí había metido las manos en los comicios a favor del panista, pero que fue nada más tantito, nada como para revocar sus resultados. El lunes pasado se conoció la sentencia del TEPJF sobre la denuncia que presentaron el PAN, el PRD, Samuel García y Jesús Zambrano sobre la intervención de AMLO en los comicios del 6 de junio. Tras reconocer que sí hubo dicha intervención y conminar al Presidente a “actuar con mesura, conciencia y autocontrol… cuando esté en curso un proceso electoral… obligado como está a garantizar los principios constitucionales de imparcialidad, equidad y neutralidad, los cuales protestó hacer cumplir… para que esas conductas no vuelvan a ocurrir”, el TEPJF recuerda que la “Constitución contempla un régimen especial para sancionar al Presidente de la República, el cual únicamente es aplicable con ilícitos penales”. Otra vez “nomás tantito”.

3. COPIONES. La SEP anunció la cancelación de los resultados que cinco mil 787 maestros aplicaron para promociones y reconocimientos dentro del programa de Carrera Docente para este año. Resulta que el sistema de evaluación detectó que copiaron durante el examen, es decir, “se identificaron cadenas de respuestas cien por ciento idénticas. Por lo tanto, solo se harán promociones y reconocimientos considerando trayectorias y estudios previos, cuando todos deberían ser sancionados por copiones.

[email protected]
@RaulRodriguezC
raulrodriguezcortes.com.mx

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios