¡Con la salud no, señores de la 4T!

Raúl Rodríguez Cortés

 

Un tumor de colon, extirpado con éxito y buen pronóstico, me sensibilizó aún más respecto al inocultable desabasto de medicinas e insumos quirúrgicos en los servicios públicos de salud en lo que va de este gobierno.

El cirujano oncólogo que me intervino, Heriberto Medina Franco, eminencia del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán”, me comentó lo más reciente. La prestigiada institución pública, una de las de más alto nivel de especialidad para la atención universal a población abierta, registra una dramática falta de insumos.

Desde diciembre del año pasado, para que una persona sea operada con técnicas laparoscópicas de mínima invasión debe aportar el instrumental necesario para llevarla a cabo y esa falta de insumos se ha agravado de tal manera que ya afecta procedimientos de cirugía abierta, no por responsabilidad de las autoridades de ese y otros institutos, sino por el recorte a sus presupuestos, respuesta invariable de la Secretaría de Salud.
  
Este hecho se suma a los previamente conocidos: la escasez de antirretrovirales para el tratamiento del VIH y los problemas de abasto del Metotrexato (MTX), medicamento contra el cáncer, que hizo crisis el pasado 26 de agosto cuando su suministro se suspendió por escasez a niños del Hospital Infantil y sus desesperados padres bloquearon los accesos del aeropuerto internacional de la CDMX.

El gobierno de la 4T ha argumentado que la escasez de medicinas y de materiales de curación está inducido por las farmacéuticas que, asegura, no quieren vender sus productos en protesta por el cambio en su modelo de compras consolidadas. En el caso del MTX, la responsable de ese nuevo modelo de compras, la oficial mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro ha acusado a Grupo PiSA, de Carlos Álvarez Bermejillo (principal productor y distribuidor de ese genérico) de esconder el medicamento para chantajear y recuperar lo que a su juicio es una concentración monopólica.
  
¿Lo es? No por los datos existentes. La Cofepris, que preside el pediatra José Alonso Novelo, declaró en un comunicado del pasado 27 de agosto (un día después de la crisis del Hospital Infantil) que los principales productores de MTX no contaban con el certificado de vigilancia y buenas prácticas de fabricación, pero antes, en el mes de mayo, había informado que cinco laboratorios tenían permiso hasta 2020 para producirlo o importarlo hasta en 35 millones de unidades: PiSA, el también mexicano Zurich, el alemán Fresenius, el español Accord, el israelí Teva y el argentino Asofarma. Solo PiSA lo producía, pero —según sus propios directivos— no por razones de concentración monopólica sino porque el genérico (cuya patente fue liberada hace 20 años) ya no es redituable frente a sus costos de fabricación.
 
A principios de este año tres menores murieron en el Hospital del Niño Poblano por reacciones adversas al MTX. Los peritajes concluyeron que los decesos no fueron por la mala calidad del medicamento, sino por errores al momento de suministrarlos. PiSA, sin embargo, fue sometido a una verificación sanitaria con la que la Cofepris avaló esos resultados, aunque advirtió problemas administrativos. De ahí que ordenara, desde mayo, suspender su fabricación y distribución a hospitales del sector salud y recoger las 17 mil dosis que ya había entregado, equivalentes a un mes de abasto. ¿Concentración monopólica? ¿Mala calidad? ¿Falta de permisos? No. ¿Desabasto? Sí, y muy grave, a grado tal que el gobierno compró y recibió de Francia, el pasado 21 de septiembre, 38 mil unidades de MTX. Las adquirió del Laboratorio Mylan, ligado por cierto a reportes de sobreprecio de hasta mil por ciento en anfetaminas, antibióticos orales, anticoagulantes, medicamentos para el cáncer, anticonceptivos y antidepresivos.
  
Entre tanto, las observaciones administrativas a PiSA siguen sin resolverse. En busca de una solución, medió Alejandro Mohar, todavía en su calidad de presidente de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad. Él urgió a Novelo, de Cofepris, a liberar cuanto antes las 17 mil dosis aseguradas a PiSA. El regulador y el laboratorio se reunieron el pasado 27 de agosto. Novelo dijo ahí que no había tal aseguramiento y que distribuyeran el medicamento. Pero PiSA respondió que sí había tal aseguramiento con sellos de la propia Cofepris y que ellos no violarían esa disposición legal hasta que la levantara la autoridad. ¿Ese fue el chantaje para la 4T? Mohar acabó por renunciar en días pasados.
   
Nadie en su sano juicio podría oponerse a la intención gubernamental de limpiar de corrupción sus multimillonarias compras masivas y de ordenar y transparentar el sensible mercado de los medicamentos, pero en el caso del MTX alguien lo mal informa o éste, de plano, actúa con mala fe. ¡Con la salud no, señor presidente!

Instantáneas:

1. 2 DE OCTUBRE. Arriesgada la apuesta de la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum de conformar con funcionarios y sociedad civil un cinturón de paz para evitar actos vandálicos durante la marcha conmemorativa de este 2 de octubre. Ojalá tenga bien medida su estrategia, no vaya a acabar eso en una batalla campal.

2. FALLAS. Y por si algo le faltara a Sheinbaum, la siempre presuntuosa Agencia de Innovación Digital que dirige José Merino, sufrió ayer la caída de los sistemas del gobierno de la CDMX. ¿Para qué tanta App si lo que falta es certeza, eficiencia de usos y capacidad de transacción para por lo menos hacernos a los capitalinos la vida más fácil en medio de la inseguridad al alza y a la falta de empatía con el ciudadano común y corriente?

3. DESAPARICIÓN DE PODERES. Todas y todos los integrantes de la Comisión de Gobernación del Senado, encabezada por el michoacano Cristóbal Arias, acordaron unánimemente solicitar a la mesa directiva que preside Mónica Fernández Balboa ampliar por el tiempo que se requiera el plazo para analizar todas las aristas jurídicas y constitucionales respecto a las peticiones de desaparición de poderes en Tamaulipas, Guanajuato y Veracruz. Ese fue el resultado de la reunión extraordinaria de dicha comisión que tuvo lugar ayer en el Senado.

@RaulRodriguezC

Comentarios