Suscríbete

AMLO dio un paso: del triunfalismo a la autocrítica

Raúl Rodríguez Cortés

Quienes analicen estos dos años de gobierno a partir del modelo que prevaleció de 1982 a 2018, encontrarán un resultado desastroso

Por lo dicho en el discurso que pronunció con motivo del segundo año de su llegada a la Presidencia de la República, AMLO está absolutamente convencido de que ya sentó las bases para transformar al país. Pocas ideas nuevas se escucharon en su recuento de logros y, aunque fiel a su narrativa triunfalista, siempre reticente a la autocrítica, incorporó ayer, por primera vez, un par de ideas que sugieren, para bien, que mantiene contacto con la realidad. Dijo: “no todo es perfecto ni aspiramos al pensamiento único”.

¿Están sentadas las bases para la transformación del país? El paquete de reformas a la Constitución y a diversas leyes federales aprobado a lo largo de estos dos años sugiere que sí. Es el sustento, a nuestro juicio, de la modificación de un modelo económico que se basaba en administrar los recursos públicos en favor de una élite, para dar prioridad ahora a sectores mayoritarios olvidados por décadas. Pero también el de un cambio del sistema político, con la eliminación del fuero presidencial, la revocación del mandato y las consultas populares.

¿Será esa transformación para bien o para mal? Es muy pronto para perfilar una respuesta. Ya conocemos los magros resultados obtenidos durante las últimas tres décadas de gobiernos neoliberales. Los de la llamada 4T aún no son tangibles y los que se conocen no son halagüeños.

Es de reconocerse que AMLO precise por primera vez que no todo es perfecto. También que haga pública su convicción de que no aspira al pensamiento único, que está consciente de que existe oposición a su gobierno y que celebra que así sea como en cualquier auténtica democracia. Y, por supuesto, que valore y se apoye en la aprobación de 71% que conserva su gobierno según sus propios datos.

Quienes analicen estos dos años de gobierno a partir del modelo que prevaleció de 1982 a 2018, encontrarán un resultado desastroso. No es para menos. AMLO se ha dedicado a cambiar en forma y fondo muchas de las estructuras políticas y económicas que caracterizaron ese periodo.

Pero quienes los analicen desde el punto de vista de los 33 millones de mexicanos que votaron en 2018 por un cambio (a los que debemos restar ahora a los decepcionados), encontrarán resultados que, si bien no pueden considerarse exitosos, sí resistirían el calificativo de satisfactorios.

Sus adversarios dicen que AMLO habla de un país que solo existe en su cabeza y claman por el regreso a un estado de cosas que consideran el correcto, pero que no lo es para al menos la mitad de los mexicanos que nunca entraron a él ni de él se han beneficiado.

Datos recientes del Instituto Nacional de Salud Pública revelan que el ingreso bajó en 73% de los hogares mexicanos debido a la pandemia. Los adversarios de la 4T utilizan este dato para poner en duda las políticas de la 4T. En el aserto está la réplica: fue por la pandemia, una crisis sanitaria aún en curso, sin precedente en los últimos cien años y con efectos estructurales en la economía mundial y, por supuesto la mexicana.

Los resultados en inseguridad son magros, con aumentos en homicidios dolosos, feminicidios y extorsiones. Y los resultados de los procesos penales por escándalos de corrupción de funcionarios públicos de gobiernos anteriores están por verse. ¿Se aplicará la justicia o prevalecerá la impunidad? ¿Se llevarán por el mismo rasero los cometidos por los del actual gobierno?

Pongamos la vista en las elecciones intermedias de junio próximo. Sus resultados serán un primero y contundente veredicto de lo que bien o mal ha hecho el gobierno de la 4T.

Instantáneas:

1. DESLINDE. Fue Juan Manuel Portal quien, como auditor superior de la Federación advirtió de las fraudulentas transferencias a universidades que configuraron la llamada “Estafa Maestra”, el millonario desvío de recursos hacia campañas políticas del PRI, durante el gobierno de Peña Nieto. Pues bien, Portal deslindó a Luis Videgaray con el argumento de que se operó cuando ya no era secretario de Hacienda, sino de Relaciones Exteriores. Puso en duda así las acusaciones que contra Videgaray ha hecho Rosario Robles, extitular de la SEDESOL y la SEDATU, en busca de que la FGR le dé estatus de testigo colaborador.

2. GUERRA SUCIA. Con el apoyo del gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca, el PAN soltó en tierras zacatecanas a quienes muchos consideran el más perverso de los mapaches electorales de los que se tenga memoria en el país. Se trata de Jorge Manzanera quien lleva el objetivo de minar la fuerza del morenista David Monreal hacia la gubernatura de ese estado. Cuentan los que saben de la grilla zacatecana que los auspiciadores de Manzanera ignoran que ya no tiene el “don” de operar en la oscuridad. Y es que ya está muy visto quien es dueño de la empresa DOCSA y fue el principal operador de la guerra sucia de Felipe Calderón contra sus adversarios políticos. Manzanera, junto con el español Antonio Solá, fue el que desencadenó la perniciosa campaña contra AMLO que lo llamó “peligro para México”. A pesar de aquel golpeteo mediático, Manzanera no tiene empacho en sumergirse en las cañerías de la política y ensuciar a quienes sus patrones le indiquen. Los panistas zacatecanos no parecen estar en una competencia electoral democrática sino en otra guerra sucia.

3. AUSTERIDAD CDMX. La secretaria de Administración y Finanzas del gobierno capitalino, Luz Elena González logró confeccionar un presupuesto austero para la capital del país para 2021. Plantea un gasto total de 217 mil 962 millones de pesos, lo que representa una disminución de 21 mil 13 millones de pesos (8.8%) respecto de lo aprobado para este 2020. Dos serán las claras prioridades de gasto en la CDMX: la atención a la pandemia de Covid-19 y el impulso de una agresiva estrategia de inversión pública y privada, para estimular la economía capitalina. Luz Elena González comparecerá mañana ante el Congreso de la Ciudad de México para explicar y defender su paquete económico 2021.

4. GUARDERÍAS. Acuso recibo de la réplica publicada el sábado pasado en las páginas de EL UNIVERSAL enviada por la titular de la Unidad del Programa IMSS-Bienestar, doctora Gisela Juliana Lara Saldaña, en relación con la columna del viernes pasado, titulada ¿A quién persigue aún la tragedia de la guardería ABC? Aclara que nunca ha colaborado en el régimen ordinario del IMSS que es el que, entre otras prestaciones brinda la de guarderías, y que su trabajo, a lo largo de 40 años, ha sido en el régimen que atiende a población no derechohabiente. Precisado ese punto, no niega ni se refiere a su filiación panista (aunque ahora trabaja para la 4T) ni su cercana relación con Margarita Zavala (prima de una de las concesionarias de la guardería de marras) y con Carla Rochín Nieto, coordinadora nacional de Guarderías cuando ocurrió la tragedia.

5. PUERTOS. También en la anterior entrega preguntábamos: ¿Por qué la Coordinación de Puertos de la SCT no convocó a una licitación pública para el desarrollo y explotación de una terminal de cruceros propuesta por la compañía Muelles del Caribe S.A. de C.V.? La dependencia respondió mediante una carta, publicada el domingo EL UNIVERSAL, que dado que la referida empresa es dueña del sitio en el que se pretende instalar, se determinó hacer una adjudicación directa como lo permite el artículo 24 de la Ley de Puertos. Respecto al cuestionamiento de la viabilidad del proyecto, explicó que esa está a cargo de la Unidad de Inversión de Hacienda y que está en un proceso aún no concluido. Acuso recibo. 

[email protected]
RaulRodriguezC
aulrodriguezcortes.com.mx

Comentarios