¡Viva el México tequilero!

Raúl Curiel

Septiembre es el mes más mexicano y tequilero del año. Las fiestas patrias, tanto en nuestro país como en otras latitudes, disparan los consumos de bebidas alcohólicas, pero en especial del tequila, por ser la bebida más representativa de nuestras tradiciones. Con el confinamiento, los centros de consumo tradicionales dejaron de ser los principales distribuidores de la bebida y ahora el retail es su principal canal de venta.

Por eso, Rodolfo González González, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera, hizo un llamado a beber en términos de calidad, haciendo un consumo responsable de esta bebida espirituosa. El tequila es catalogado como el mejor regalo de México para el mundo y registra una producción anual que supera los 350 millones de litros. Está presente en más de 120 países y, con el reciente anuncio por parte de Nueva Zelanda, la protección de la Denominación de Origen se ha reconocido ya en 54 naciones.

Su versatilidad le permite combinar su sabor, color y aroma en cada una de las creaciones que los mixólogos son capaces de mezclar y que son propias para degustarse en esta fecha tan importante para nuestro país. Es un destilado de suma importancia a nivel económico y social en México, y en la actualidad existen más de mil 700 marcas registradas ante el Consejo Regulador del Tequila (CRT).

Recuerde que el tequila es una bebida espirituosa que se produce a partir de la fermentación y destilación de los azúcares extraídos de las cabezas o piñas del Agave tequilana Weber variedad azul y que, para que una bebida espirituosa pueda llevar ese nombre, debe elaborarse en el territorio protegido por la Denominación de Origen y cumplir con lo establecido en la Norma Oficial Mexicana correspondiente.

Así que, ya lo sabe: en estas fiestas, que no falte el elemento más mexicano en su mesa. El tequila, debido a su versatilidad, puede ser degustado como aperitivo o digestivo, sólo o en diversos cocteles, así como ser acompañado de alimentos a través de maridajes, ya que permite exaltar los sabores y otras cualidades. Ahora sí, levante su caballito y brindemos por la bebida más mexicana. ¡Viva México!

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios