Se fue un auténtico patrón

Raúl Curiel

Esta semana la noticia triste en la industria tequilera fue la partida de uno de los personajes que más aportó al mundo de los espirituosos con sus creaciones. Me refiero a Don Francisco Alcaraz, maestro tequilero creador de una de las marcas de mayor consumo en el planeta: Tequila Patrón.

Lo conocí muy poco, pero me dejó la impresión de una persona totalmente comprometida con sus mezclas. Escucharlo hablar sobre sus grandes “tesoros”, es decir, los tequilas que él mismo acuñó, era todo un agasajo, pues a decir del propio Don Francisco, cada mezcla tenía su razón de ser.

Se puede decir que este experto tequilero era un workaholic empedernido y sin tiempo para medias tintas. Una muestra de ello fue que, aún en condiciones adversas de salud, nunca bajó la guardia y siempre acudió a cuanto evento o compromiso se le presentaba. De hecho, tenía que presenciar con lujo de detalle todo el proceso de sus tequilas, desde los hornos hasta el empacado de las botellas.

“El Inge Alcaraz”, como también lo conocían en el medio, era poseedor de un peculiar sentido del humor, que acaparaba los reflectores y, quizás por eso, todos querían compartir la mesa con él. En varios eventos a los que acudí, en honor al Inge, había tumultos, carcajadas y buenos tequilas. Sin duda, un personaje que será extrañado en todos los ámbitos.

Si usted alguna vez tiene la oportunidad de visitar la majestuosa Hacienda Patrón, en Atotonilco, Jalisco, podrá apreciar una estatua de Don Francisco Alcaraz, de tamaño natural, que se edificó en honor a su exitosa y rica trayectoria. Era lo mínimo que podían hacer al tratarse de un artífice de uno de los tequilas que más consumen los estadounidenses.

Sus tequilas fueron y son el deleite de millones de consumidores, pues desde hace más de 30 años, Tequila Patrón envasa y comercializa sus creaciones, las cuales se venden a precios exorbitantes.

Así que, una estatua no alcanza para enaltecer y agradecer la fórmula del éxito que imprimió a sus creaciones, y que sigue ganando adeptos en el mundo. La Hacienda Patrón deberá llevar con letras de oro el nombre de Don Francisco Alcaraz. He dicho.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios