El reto de los tequilas premium

Raúl Curiel

En esta pandemia hay un segmento dentro de la industria que se vio más afectado: el de tequilas Premium. Al no tratarse de productos esenciales y al verse afectados los principales canales de consumo, logística para distribución y comercialización de estos ostentosos productos, es evidente que muchas marcas están por desaparecer.

Pareciera que las ventas de tequila en línea son el remedio infalible durante esta crisis, pero en realidad, los volúmenes son muy limitados. El reporte de la Asociación Nacional de Ventas Online (AMVO) revela un inusual incremento de operaciones durante el programa “Hot Sale 2020”: sólo las ventas de bebidas alcohólicas no figuraron en las métricas de mayor dinamismo.

El cierre de los principales puntos de consumo durante más de dos meses impacta en mayor medida a los tequilas con valor agregado, como los artesanales o los lotes de productos especiales, que se comercializan en México y en el extranjero en grandes almacenes, cruceros marítimos, cantinas, restaurantes, hoteles o mediante catálogos impresos y digitales.

A esto hay que agregar fallidas campañas de venta en línea de exclusivas botellas mediante aplicaciones de entrega a domicilio, pero se genera una sobredemanda y, en consecuencia, hay una lluvia de quejas por publicidad engañosa o por incumplimiento de contrato.

Como ejemplo, una campaña que lanzó la cadena de vinos La Europea entre sus clientes, al promover y condicionar una oferta mediante la app Rappi. La demanda rebasó las expectativas y las existencias, dejando a varios consumidores molestos y con una mala experiencia.

El paro de grandes fabricantes de tequilas premium en México provoca un efecto dominó que no será fácil revertir de la noche a la mañana, pues los procesos de logística a escala nacional y para exportar a otros países consumidores obliga a reprogramar pedidos hasta que la nueva normalidad permita operar en cantidades industriales.

Habrá que ver cómo se reinventan estas marcas, pero también cuántas sobrevivirán a los estragos de la pandemia. Por lo pronto, se han visto maneras innovadoras de mantenerse vigentes, como las catas tequileras virtuales, o lanzamientos de ediciones especiales, como el que hizo esta semana Tequila Casa Dragones para conmemorar sus primeros 10 años. La firma presentó su primer tequila añejo Barrel Blend, que en el país tendrá un costo de dos mil 759 pesos. Tome nota.

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios