Apelará fallo Tequila Herradura

Raúl Curiel

Sobre el estatus del pleito entre Tequila Herradura, de Brown-Forman México, y el Ayuntamiento de Amatitán, Jalisco, que encabeza el también tequilero Gildardo Partida, luego de conocerse los estudios de laboratorio que evidencian un supuesto vertido de vinazas en arroyos de ese poblado, ya hubo veredicto por parte de un juez de la localidad.

Sin embargo, la casa tequilera impugnará el fallo, que por cierto implica una multa de más de 3 millones de pesos por incumplimiento de normas de tratamiento en aguas residuales, y es que Brown-Forman México sostiene que se presentaron pruebas contundentes mediante las cuales se acredita el cabal cumplimiento de la normatividad ambiental.

Herradura dice que impugnará la resolución por considerarla sin fundamento jurídico y sin sustento técnico, pero seguirá el proceso legal que corresponda. Además, asegura que nunca relajó su compromiso con el cuidado del medio ambiente, la atención a la comunidad y el cumplimiento de la ley; de hecho, sostiene que continuará operando bajo la normatividad federal, estatal y municipal en la materia.

Personalmente, he visitado esas instalaciones más de cinco ocasiones, y si hay algo que presumen los guías de turistas y maestros tequileros de Casa Herradura es su planta de tratamiento de vinazas, que por cierto implicó una inversión aproximada de más de 800 millones de pesos. En esa área las vinazas son sometidas a distintas fases de tratamiento donde la materia orgánica es transformada en biogás, el bagazo se convierte en composta y los residuos líquidos pasan a un proceso de filtración final donde se obtiene agua tratada.

Pero, aun así, el fallo del ayuntamiento multa a la tequilera por establecer sitios de disposición final de residuos en lugares no autorizados. Por ello la autoridad resolvió aplicar una sanción de poco más de 3 millones de pesos.

Esto a pesar de que Brown-Forman México cuenta con el certificado de Industria Limpia que otorga la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y con el certificado de Cumplimiento Ambiental Voluntario que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial del Estado de Jalisco (Semadet). Así transcurre este espinoso caso, del cual, por supuesto, le seguiremos informando.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios