Las elecciones del 21: Sinaloa

Raudel Ávila

Mazatlán es uno de los puertos más importantes de México y el segundo municipio con más electores de Sinaloa. El poeta Enrique González Martínez lo describió así “el mar, cuando lo evoco, es el mar de Mazatlán, el de las olas bravas, el de las rompientes rumorosas, el de los escollos empenachados de espumas, el mar en libertad, sin trabas… un puerto rico, frecuentado, alegre y bullicioso… famoso por sus grandes almacenes y su activo tráfico; pero, más que todo, por sus bellas mujeres.” En el estado más alegre de la República ya se apuntan numerosos aspirantes para el año entrante. Por Morena pintan la senadora Imelda Castro, una académica de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) y barzonista. También el senador Rubén Rocha, profesor normalista, quien ya fue candidato a gobernador en el pasado. No falta quien aviente al ruedo a la senadora Tatiana Clouthier, pero ella no ha definido si se postulará en Nuevo León o Sinaloa. El PAN menciona públicamente sus dos precandidatos: Juan Pablo Castañón y Heriberto Félix. Castañón es empresario y fue presidente de la COPARMEX. Félix fue senador y secretario de desarrollo social de Calderón.

Por el PRI, el gallo en las apuestas para convertirse en gobernador es Jesús Valdez Palazuelos, presidente estatal del partido. Valdez es agrónomo, una profesión correspondiente con la vocación de un estado productor de jitomates, mangos, caña de azúcar, maíz, etc. Ha sido diputado local, federal, secretario particular del rector de la UAS y alcalde de Culiacán. Le pregunto sus aspiraciones y responde con astucia “el candidato o candidata de mi partido se definirá por los procedimientos que establezca el consejo político estatal.” En cambio, si le pregunto por la situación de su estado, Valdez domina los asuntos del municipio más remoto. Se sabe de memoria las estadísticas económicas de cada distrito. Detalla su interlocución personal con los actores productivos, dirigentes sociales y figuras políticas en cada región. Resulta notorio su recorrido personal de todo el territorio, al grado de evocar aquellos viejos políticos que cuando visitaban una ranchería mandaban saludos con nombre y apellido a la abuelita de quien los paraba en la calle. Valdez expresa su preocupación por las inmensas afectaciones económicas del coronavirus a su estado y lamenta la falta de apoyos del gobierno federal, pero reconoce las acciones del gobernador Quirino Ordaz, priista, para aliviar los daños de la pandemia. El desempeño de Ordaz está bien evaluado y Valdez sabe que “la mejor campaña electoral es un buen gobierno.”

En 2003 yo era reportero de un periódico mazatleco. Cubría un concierto del gran violonchelista mexicano Carlos Prieto en el Teatro Ángela Peralta y al final, me acerqué al maestro con preguntas maliciosas. Le señalé los numerosos asientos vacíos en el teatro y, con una modestia sorprendente me dijo “pocos pueblos tan creativos como el sinaloense: Lola Beltrán, Ferrusquilla, Pedro Infante y por supuesto don Cruz Lizárraga. Imagine la sensibilidad artística necesaria para crear un género musical como la banda. Si no pude interesar a un público tan exigente como el sinaloense, debo esforzarme más.” Así debe pensar quien aspire a gobernar Sinaloa. Deberá esforzarse mucho para interesar en su propuesta política a un público tan exigente.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios