T-MEC: revisión de compromisos

Pilar Lozano Mac Donald

Este lunes 17 de mayo, dio inicio la primera reunión de la Comisión de Libre Comercio del Tratado de Libre Comercio México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), con representantes de los tres gobiernos, a fin de analizar avances y problemáticas del acuerdo que inició el primero de enero de 2020.

Oficialmente la reunión tiene como objetivo promover la cooperación en el marco del tratado, particularmente sobre obligaciones laborales, ambientales y medidas de apoyo a Mipymes.

Cabe destacar que la Comisión de Libre Comercio del T-MEC, tiene, entre otras, la facultad de revisar cómo se ha llevado a cabo la implementación del Tratado de Libre Comercio, para identificar los avances, los retos y las oportunidades.

Resultará de suma importancia revisar los términos en que se dan las reuniones, que se llevarán a cabo estos días, pues durante las últimas semanas han surgido algunos temas que son del interés de cada una de las partes.

En el caso de México, existe preocupación sobre el posible incumplimiento de parte del gobierno de Estados Unidos en los sectores automotriz y transporte terrestre, además de pronunciarse en favor del sector agropecuario nacional. En este último tema, el Embajador de México, Esteban Moctezuma, ha realizado un adelanto de la posición de México, al denunciar al sector agrícola de nuestro vecino del norte.

De parte del gobierno de Estados Unidos existe interés acerca de la primera solicitud de respuesta laboral rápida en contra de nuestro país, presentada por sindicatos estadounidenses, además de la acusación de una posible negación de derechos a trabajadores del sector automotriz en Silao, Guanajuato.

La agenda de temas a tratar será amplia pues incluye asuntos laborales, ambientales, agrícolas y energéticos, así como un litigio en curso sobre las cuotas de importación de lácteos entre Estados Unidos y Canadá.

En una reunión, cuyas tres representantes son mujeres, México posiblemente enfrentará el cuestionamiento por posibles violaciones laborales a derechos de asociación sindical y contratación colectiva en la planta de General Motors de Silao.

Existe además la petición de Congresistas estadounidenses de que su representación en la Comisión, aborde la queja interpuesta por sindicados de Estados Unidos por la negación a trabajadores del derecho de organizarse sindicalmente y negociar un contrato colectivo en la empresa Tridonex en Matamoros.

Un asunto que podrá estar en la mesa en el tema energético, es el relativo a las reiteradas quejas de organizaciones empresariales de Estados Unidos en contra de la política energética del actual gobierno mexicano, tanto en aspectos de la industria petrolera como de la industria eléctrica.

De esta manera, además de la denuncia por posibles violaciones a derechos laborales, México podría enfrentar reproches de su contra parte estadounidense, por su política energética.

Recordemos que desde su llegada a la Casa Blanca, Joe Biden se ha pronunciado en favor de que durante su administración, su política energética impulsará energías renovables, contraría a la política energética de México y cuya preocupación han expresado desde enero pasado los Secretarios de Estado, de Energía y de Comercio de Estados Unidos.

Recordemos que mediante una carta, de fecha 11 de enero de 2021, ya la anterior administración del gobierno de Estados Unidos, expresó su preocupación por la violación al T-MEC, por parte de México, al bloquear proyectos de energía, argumentando un trato inequitativo a las empresas privadas frente a las del Estado, respecto al otorgamiento y renovación de permisos de operación y un sesgo en favor de las empresas estatales por parte de los organismos reguladores.

También existe molestia entre algunos Congresistas que, desde octubre de 2020, expresaron que la política energética de nuestro país obstruye la participación de empresas privadas en el sector y amenaza inversiones y el acceso al mercado de empresas estadounidenses de energía, violentando las reglas del T-MEC.

Con estas dos áreas fuertemente cuestionadas por Estados Unidos, en materia de derechos laborales y política energética, esperemos que las reuniones en la Comisión de Libre Comercio del T-MEC, no se conviertan en un espacio de presión para el gobierno de México.

Corrijamos lo que hay que corregir, avancemos en lo que se ha hecho bien, porque muchos son los beneficios del T-MEC.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios