La nueva visión de Nuevo León por una movilidad sustentable

Pilar Lozano Mac Donald

Durante décadas uno de los principales problemas que enfrenta la población que vive en Nuevo León, particularmente en la zona metropolitana de Monterrey, ha sido la dificultad de movilidad, pues la percepción de la ciudadanía es que los tiempos de traslado son muy prolongados por la cotidiana congestión vial, privando a las personas de mayor tiempo para estar con sus familias.

Por ello, desde noviembre del año pasado, el Gobernador del Estado, Samuel García Sepúlveda, presentó un ambicioso Plan de Movilidad que contempla una serie de obras de infraestructura y de mejora del servicio de transporte público que permitirá contar con un mejor servicio de transporte en beneficio de una mejor movilidad de las personas.

Es un problema que lleva implicitas complicaciones en la vida de los ciudadanos por los efectos que trae aparejados. Uno de estos es la congestión vehicular que en la zona metropolitana de Monterrey se ha convertido en el principal obstaculo para la movilidad, junto con el servicio del transporte público que incrementan de manera importante los tiempos de traslado, como ocurre en los municipios de García, Juárez y Santa Catarina (Cómo Vamos Nuevo León, 2020).

El transporte público es uno de los principales males en materia de movilidad, ya que la población que evita utilizarlo lo hace por la mala calidad en el servicio, la falta de accesabilidad y por los largos tiempos de traslado.

Otra de las consecuencias por los problemas de movilidad en Monterrey, por ejemplo, es la mala calidad del aire que generan los contaminantes que arrojan miles de vehículos en su lento tránsito por el área metropolitana, aunque también existe influencia de pedreras que erosionan el suelo y contaminan generando daño al medio ambiente.

Frente a esta compleja problemática, en un Estado en constante crecimiento y gran vitalidad, con una población superior a los 5.2 millones de habitantes, el nuevo Gobierno de Nuevo León está trabajando para atender los problemas que complican los traslados de aproximadamente 1.5 millones de neoleoneses que se trasladan de sus hogares a sus centros de trabajo, porque mejorar su movilidad implica mejorar su calidad de vida.

A los mencionados problemas que complican la movilidad se suman la gran demanda de transporte público, como el Metro, el desgaste por el tiempo de uso de las unidades de Transmetro, las condiciones en que funcionan los camiones de Ecovía y la falta de inversión en infraestructura carretera para comunicar mejor a los municipios del Estado.

Dentro de las obras anunciadas para atender los problemas de movilidad, el Gobierno del Estado ha anunciado: la construcción de la Línea 4 del Metro que permita tener conectividad con el sur de la Zona Metropolitana de Monterrey; la Línea 5 para conectar el centro con la carretera nacional, Líneas que permitirán dar transporte para Santa Catarina, San Pedro y sur de Monterrey. Además, la ampliación del sistema Bus Rapid Transit (BRT) Transmetro, para que al final de la Línea 1 del Metro existan tres ramas de transporte público, que funcionen con gas o con sistema eléctrico, que cubrirán las rutas de Guadalupe a Pesquería y de Guadalupe hasta Juárez. En tanto desde el final de la Línea 3 del Metro, Transmetro llegará a Apodaca. Existe también el proyecto del Tren Suburbano que llegaría hasta el Aeropuerto y Pesquería.

Todo esto englobado en los proyectos prioritarios del Gobierno estatal que mucho ayudarán para comunicar al Estado: la Carretera Interserrana y la Gloria – Colombia; el nuevo Transporte Sustentable; el nuevo Sistema Metrorrey; el nuevo Tren Suburbano, y el nuevo Sistema Integral de Transito Metropolitano.

Además, se está trabajando en un cambio de visión con fortaleza institucional y capacidad para gestionar los servicios que permitan la atención de los problemas de traslado de las personas, fomentando el uso del transporte público, mejorar la seguridad en el transporte, disminuir los tiempos de espera de las unidades, con horarios establecidos, extender los horarios de las rutas ante el incremento constante de la demanda, incentivar el uso de medios de transporte no motorizados como la bicicleta, ampliar la infraestructura del sistema de transporte para tener un alcance a la mayor cantidad de municipios dormitorio e invertir en infraestructura en general, como en los sitemas de ciclovías.

Todos estos esfuerzos están encaminados en dotar a Nuevo León de una movilidad sustentable, reducir los tiempos de traslado, evitar zonas con congestionamientos vehiculares, disminuir al máximo los siniestros viales y contar con mayor cantidad de transporte de calidad y no contaminante.

En el nuevo Nuevo León se piensa en construir un mejor entorno para las niñas y niños, los jóvenes y las familias. Imaginamos ciudades más seguras, incluyentes, resilientes y sustentables. Se están dando pasos importantes en ese sentido. Todo lo anterior, impactará sin duda en mejorar la calidad de vida de la población.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios