Venganza de la Casa Blanca

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

Ayer estaban tan contentos en la Casa Blanca por la visita del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que de tanta emoción escribieron mal el nombre del mandatario mexicano, y amigo del presidente Donald Trump, en la declaración oficial de Oficina de la Secretaria de Prensa. “Andres Manel López Obrador”, escribió la secretaria de Prensa de la casa presidencial estadounidense en la que se da cuenta de la visita de AMLO a Estados Unidos. Todos consideran que se trató de un error, sin embargo, algunos en tono broma dicen que se puede tratar de una especie de acto de reciprocidad por parte de la Casa Blanca, pues el presidente López Obrador nunca dice de manera correcta el apellido de don Donald. Sin embargo, es más fuerte el intercambio de halagos que se dispensan los dos presidentes, que lo de menos es la manera en que se escriban o pronuncien sus nombres.

Conquistando el corazón de la 4T

Desde que llegó la 4T se acabaron los neoliberales. Esta parece ser la versión 2018-2024 de un viejo refrán popular. Y esta situación, nos dicen, le podría quedar “como anillo al dedo” al presidente interino del Instituto Federal de Telecomunicaciones, Adolfo Cuevas, quien nos aseguran, quiere quedarse en la silla permanentemente. Don Adolfo, nos dicen, ha estado muy colaborador con la autollamada Cuarta Transformación. El comisionado, nos explican, no solo no ha aclarado, cómo es que de su oficina salió la “monografía” que sirvió de insumo para que el senador Ricardo Monreal elaborara la iniciativa para fusionar o desaparecer al IFT, sino que recién nombró como Coordinadora de Vinculación Institucional a la morenista, Merilyn Gómez Pozos, quien hasta la semana pasada trabajaba para la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde. Además, el viernes anunció con bombo y platillo que el Instituto donará 200 millones de pesos de su presupuesto para atender la pandemia, todo esto sin consultarlo con el pleno. Nos dicen que para completar sus esfuerzos para ganarse el corazón del actual gobierno, a Cuevas solo le falta borrar toda huella de cuando en 2018 acudía a los eventos de campaña del panista Ricardo Anaya, y borrar la imagen que dejó al interponer un amparo para ganar más que el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Iglesia espera la luz verde

Nos cuentan que quien está muy atento al semáforo epidemiológico por Covid-19 en la Ciudad de México es el arzobispo primado de México, Carlos Aguiar Retes, a fin de restablecer las actividades en los templos religiosos. Nos hacen ver que ante la nueva normalidad se ha hablado de fechas tentativas para que los centros de culto sean reabiertos al público, pero del 3 de julio pasaron al 14 de julio y todavía no es una fecha concreta. Sin embargo, nos comentan que las parroquias ya están listas para recibir a sus fieles y cuentan con las medidas necesarias como tapetes sanitizantes, dispensadores de gel antibacterial y el acordonamiento de las bancas para permitir que los feligreses mantengan la sana distancia al interior de las iglesias, así que ahora lo único que esperan es la luz verde.

Puja silenciosa por la presidencia del Senado

La mayoría de Morena en el Senado tiene el poder indiscutible para designar a quien presida la mesa directiva cada año, y es dentro de ese grupo que lidera Ricardo Monreal Ávila donde se da la competencia por el cargo que representa a la Cámara Alta y conduce las sesiones, como ha sido el caso de Martí Batres Guadarrama y, actualmente, Mónica Fernández Balboa. Nos comentan que tienen aspiraciones Antares Vázquez, Ana Lilia Rivera, Citlalli Hernández, con experiencia en los quehaceres parlamentarios, así como el senador José Luis Pech. Nos dicen que esta contienda lleva rato en etapa silenciosa.

Comentarios