¿Superdelegados de AMLO en vías de desaparición?

Periodistas EL UNIVERSAL

Bajo Reserva

Al parecer, la figura que va que vuela, si no a desaparecer sí a convertirse en un adorno, es la de superdelegados del gobierno federal. Al menos en Michoacán y en Sonora, ambas entidades gobernadas por Morena, los superdelegados ya no son necesarios. Nos detallan que el sábado, durante su gira de trabajo por tierras michoacanas, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla sería su representante y quien coordinará todas las acciones del gobierno federal en el estado. Ayer, nos hacen ver, Alfonso Durazo, gobernador morenista de Sonora, fue llamado a Palacio Nacional para sostener una reunión con el Presidente y con el gabinete, y ahí se le anunció que todas las acciones del gobierno federal en la entidad serán concentradas y coordinadas a través del mandatario local. Con estas declaraciones, las figuras de varios de los superdelegados salen sobrando.

Embajador de EU en el Senado

Por cuarta ocasión en menos de un mes, el canciller Marcelo Ebrard se reunió con senadores de la República. Esta vez, el secretario de Relaciones Exteriores tuvo una sesión de trabajo con los miembros de la Junta de Coordinación Política para hablar del diálogo sobre seguridad que el pasado viernes tuvieron funcionarios de alto nivel de México y Estados Unidos, y en el que sentaron las bases de un nuevo esquema de cooperación bilateral en la materia. Sin embargo, el canciller no fue el único diplomático en visitar el Senado, minutos antes estuvo en el recinto legislativo el embajador de Estados Unidos, Ken Salazar, quien sostuvo una reunión privada con el presidente de la Jucopo, el senador morenista Ricardo Monreal, y saludó también a la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero (Morena). El embajador, católico, tuvo la oportunidad de apreciar el sincretismo de la oficina de don Ricardo, en la que conviven con cercanía un gran cuadro de Benito Juárez y uno más pequeño del Santo Niño de Atocha. Ambos, nos dicen, son devotos del Santo Niño, cuya veneración en México nació en Fresnillo, Zacatecas, de donde es oriundo el senador. La familia del embajador Salazar, nos comentan, es creyente de esa imagen religiosa, por eso no fue extraño que, al despedirse de Monreal, el representante diplomático lo hiciera con un “¡Viva el Santo Niño de Atocha!”.

De capa caída, el exjefe del ejército de Servidores de la Nación

En Morena se alista un cambio. Dado que Sergio Gutiérrez es el presidente de la Mesa Directiva en la Cámara de Diputados, ya no puede permanecer como representante de Morena ante el Instituto Nacional Electoral. Nos cuentan que el exdiputado por Tabasco, Mario Llergo, cercano al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, es quien se perfila para ocupar el espacio ante el INE. Con ello se estaría apagando la aspiración que tiene el senador Gabriel García de ocupar ese cargo, y se estaría confirmando que el otrora poderoso jefe nacional de los superdelegados federales en los estados y líder del ejército de Servidores de la Nación, anda de capa caída.

La obsesión de Alito

El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, quien también es diputado federal y presidente de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), instaló ayer la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados, de la que, para variar, también es presidente. Nos hacen saber que don Alito ha aprovechado bien su cargo en la dirigencia del tricolor para hacerse de cuanta representación puede, aunque al interior del partido hay quienes no ven bien que no quiera ceder ni un espacio. Alito, nos dicen, tiene una obsesión por las presidencias, incluida, desde luego, la presidencia mayor que se jugará en 2024.

Comentarios