Sedena y la guerra de los drones

Bajo Reserva

Luis Cresencio Sandoval
Nación 01/11/2021 03:00 Actualizada 03:05
Guardando favorito...

Luego de que a principios de septiembre la Secretaría de la Defensa a Nacional adjudicó un contrato por  5.4 millones de pesos por el que adquirió un sistema antidrones para resguardar Palacio Nacional, esta vez nos informan que la Sedena lanzó una nueva  licitación para adquirir otros seis equipos antidrones. Hace algunos meses se conoció que organizaciones de la delincuencia organizada, entre ellos el Cártel Jalisco Nueva Generación, utilizan drones cargados con explosivos en sus batallas contra rivales por el control de territorios, e incluso fueron usados contra policías en Michoacán. El propio secretario de la Defensa, el general Luis Cresencio Sandoval, ha dicho que el uso de estos aparatos es preocupante, aunque, por ahora, solo han logrado llevar cargas explosivas mínimas. Por si acaso, nos dicen, la Sedena no se confía.

Niegan viajes a diputados

En San Lázaro parece que se han comenzado a tomar en serio las medidas en contra del llamado “turismo legislativo”.  La semana pasada, nos comentan, negaron la solicitud de un grupo de diputados de la Comisión de Cambio Climático para acudir a Glasgow, Reino Unido, a la reunión COP 26, que se celebra desde ayer y hasta el próximo 12 de noviembre. Algunos diputados, nos dicen, irán pero con recursos de su propio bolsillo. En la pasada legislatura, más de 50 diputados hicieron 93 viajes nacionales y al extranjero, en los que gastaron 4 millones 405 mil 966 pesos por concepto de boletos de avión y viáticos para ir a foros y parlamentos en ciudades como Beijing, China; Tokio, Japón; Bruselas, Bélgica; Camberra, Australia; Belgrado, Serbia; Estrasburgo, Francia; y Doha, Qatar, entre otros destinos. ¿Será el principio del fin de esta práctica? Ya se verá.

La deuda del nuevo gobernador de Sinaloa

 Quien ya tiene un aliado declarado es el senador morenista Américo Villareal, que busca la candidatura de Tamaulipas. Ese aliado, es nada menos que el nuevo gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha Moya. A Américo “le debo un pedazo de la gubernatura, porque él fue el delegado, ahí te lo pagaré en Tamaulipas”, dijo ayer don Rubén durante su toma de posesión. El gobernador morenista entrante también aprovechó la asistencia de los 23 senadores de la República al acto, entre ellos, el líder de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, para pedirles que voten a favor de la nominación del gobernador saliente de Sinaloa, el priista Quirino Ordaz Coppel, como embajador de España. Aclaró que no es que lo quiera fuera del país, sino que será un representante diplomático muy digno. Por la noche, el PRI le negó permiso al exgobernador para aceptar el cargo, lo que hace más necesario el apoyo de los morenistas en el Senado.

Monreal, el destapador

En días pasados, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, estuvo en Oaxaca para acompañar al senador Salomón Jara, quien presentó su tercer informe de labores. Y para que no se vaya a pensar que don Salomón es su gallo, Monreal hizo el papel de destapador y dijo que además de Jara, hay otros seis candidatos a la gubernatura oaxaqueña: Susana Harp, Alberto Esteva, Raúl Bolaños-Cacho, Benjamín Robles, Adelfo Regino y Luis Antonio Ramírez. Qué bueno que don Ricardo abrió la baraja, pues muchos ya creían que él iba a contracorriente del piso parejo, como el que demanda para sus aspiraciones presidenciales.